Prioridades políticas 2020-2025  

Los entes locales y regionales, representados en la UE por el Comité Europeo de las Regiones, han sido siempre la columna vertebral de la democracia europea. Durante la reciente pandemia de COVID-19, los dirigentes locales y regionales se mostraron como la fuerza motriz de las comunidades locales, dando respuesta a la emergencia y liderando la recuperación de la UE. Por lo tanto, acercar Europa a los ciudadanos a través de sus pueblos, ciudades y regiones será la misión primordial de nuestro Comité, que se llevará a cabo atendiendo a tres prioridades principales.

Todas las decisiones deben tomarse lo más cerca posible de los ciudadanos, de acuerdo con el principio de subsidiariedad. Para ello, es necesario valorizar y reforzar el papel de los entes locales y regionales en la UE.

La Conferencia sobre el Futuro de Europa representa una oportunidad para mejorar el modo en que funciona la UE, compartiendo y optimizando las mejores prácticas de participación civil desarrolladas por nuestros miembros en sus circunscripciones, y reformando el proceso de toma de decisiones de la UE. Asimismo, seguiremos velando por que los nuevos actos legislativos de la UE reduzcan la carga administrativa y los costes de aplicación para nuestras regiones.

Todas las decisiones europeas deben adoptarse a la luz de nuestro compromiso de abordar las grandes transformaciones sociales a las que se enfrentan nuestros pueblos, ciudades y regiones, en particular, las pandemias mundiales, las transiciones ecológica y digital, los retos demográficos y los flujos migratorios. El hecho de salir de estas transiciones juntos y más fuertes determinará nuestra capacidad para adueñarnos de nuestro futuro y reforzar la resiliencia de las comunidades locales.

Promoveremos la cohesión como valor fundamental en todas las políticas y programas de la UE.

El fomento de la cohesión en Europa pasa por un presupuesto de la UE ambicioso y a largo plazo, que ofrezca una financiación estructural y de cohesión suficiente, así como inversiones agrícolas, para todas las regiones y ciudades.

Pero la cohesión es más que un simple gasto: es un valor que conduce al crecimiento económico sostenible, crea oportunidades de empleo a largo plazo para todos y da lugar a políticas de base local que satisfacen las necesidades de los ciudadanos.

Prioridad 1

Acercar Europa a los ciudadanos: la democracia y el futuro de la UE

Replantear el modo en que funciona la democracia actualmente y cómo debe modernizarse en el futuro para que la Unión Europea responda con mayor eficacia a las necesidades de los ciudadanos

Nuestra principal prioridad es acercar Europa a sus ciudadanos y reforzar la democracia europea en todos los niveles de gobierno. Se trata de mejorar el modo en que funciona la UE, garantizando que sus políticas y programas satisfacen las necesidades reales de los ciudadanos.

Prioridad 2

Gestionar las transformaciones fundamentales de la sociedad: crear comunidades regionales y locales resilientes

Dar respuesta a las grandes transformaciones a las que se enfrentan nuestras regiones, ciudades y municipios en la actualidad a través de un enfoque europeo coherente, integrado y local

Las pandemias mundiales, el clima, las transiciones digital y demográfica, así como los flujos migratorios, están teniendo un profundo impacto en todas las regiones, ciudades y pueblos de Europa. Gracias a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, encontraremos soluciones para garantizar que la UE apoya suficientemente a los entes locales y regionales para responder a las futuras emergencias y abordar las transformaciones sociales que se están produciendo en sus comunidades.

Prioridad 3

La cohesión, nuestro valor fundamental: políticas europeas de base local

Procurar que la UE esté al servicio de sus ciudadanos y de los lugares donde viven

La cohesión no es un gasto, es el valor fundamental de la UE

Nuestra tercera prioridad consistirá en velar por que se fomente y respete la cohesión económica, social y territorial en todas las políticas de la UE que afectan a los ciudadanos y los lugares donde viven (políticas de base local). Mostrará el valor añadido de la cohesión, no solo como una política, sino como un valor fundamental en el que deben basarse todas las políticas de la UE.