Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Contaminación cero: los gobiernos locales y regionales de la UE instan a reducir las emisiones en la fuente  

El Comité Europeo de las Regiones (CDR) aprobó durante el pleno de julio el Dictamen 'El futuro de la política de aire limpio de la UE en el marco de la ambición de reducir al máximo la contaminación ' , elaborado por János Ádám Karácson y (HU/PPE), concejal de Tahitótfalu. En el contexto de la COVID-19, el ponente del Dictamen del CDR destaca la posible correlación entre la contaminación y la gravedad de las consecuencias de la infección. Por ello, la lucha contra la contaminación del aire debe figurar entre las prioridades del plan de recuperación. La reducción de la contaminación durante el confinamiento ha puesto de manifiesto la importancia de un medio ambiente más sano. Los dirigentes locales instan a los Estados miembros a que presenten y actualicen sus programas nacionales de control de la contaminación atmosférica con carácter urgente y a que tengan en cuenta las contribuciones de los entes locales y regionales.

El objetivo cero en materia de contaminación es una de las principales prioridades medioambientales del Pacto Verde Europeo e incluye la propuesta de un plan de acción de contaminación cero para el agua, el aire y el suelo, previsto para 2021. En los próximos Dictámenes del CDR se tratarán, entre otros, el aire puro, el agua y el hidrógeno y la biodiversidad, temas todos ellos cruciales para el objetivo final del Pacto Verde: alcanzar la neutralidad climática para 2050.

«La difícil recuperación que tenemos ante nosotros no puede socavar la ambición de la UE de lograr un nivel de contaminación cero. El aire puro y el plan de acción global de lucha contra la contaminación deben formar parte integrante del proceso de recuperación económica post-COVID-19, tratando la contaminación atmosférica en la fuente y con la participación de los ciudadanos en el proceso», afirmó el ponente János Ádám Karácsony .

La contaminación atmosférica sigue siendo el mayor riesgo medioambiental para la salud en la UE y es causante de aproximadamente 500 000 muertes prematuras (diez veces la cifra de accidentes de tráfico) todos los años. La contaminación atmosférica se asocia a las enfermedades respiratorias y cardiovasculares, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer. También tiene repercusiones negativas en el clima, los ecosistemas, el entorno construido (incluido el patrimonio cultural) y la economía.

La asamblea de la UE de las ciudades y regiones reitera su llamamiento en favor de un enfoque integrado, una política europea ambiciosa de reducción en la fuente y una vinculación de las políticas en materia de inmisiones y de emisiones, y destaca que muchos Estados miembros no están cumpliendo las normas actuales.

El CDR apoya el anuncio de la Comisión Europea de alinear más estrechamente las normas de calidad del aire con las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se están revisando actualmente, y pide más ayuda para la aplicación y el estricto cumplimiento de los plazos.

Los miembros del CDR piden una mejora de las Directivas relativas a la calidad del aire ambiente y la inclusión de las partículas ultrafinas y el carbón vegetal. Es necesario pasar de medir la calidad del aire a centrarse en medir la exposición de las personas a la contaminación atmosférica. El CDR espera con interés las propuestas legislativas, a las que aportará su contribución.

Los miembros sugieren centrarse más en la regulación de las emisiones para reducir las emisiones en la fuente (prevención de la contaminación). La legislación de la UE puede garantizar una mayor igualdad de condiciones, dado que unos requisitos de reducción de emisiones locales más rigurosos pueden tener repercusiones económicas adversas. La legislación de la UE también debe evitar que la contaminación se traslade a otro lugar.

El CDR subraya la necesidad de llevar a cabo una cooperación intersectorial y mantener la coherencia de las políticas pertinentes, así como de mejorar el sistema de financiación, en particular para las zonas más pobres y aquellas con situaciones adversas.

El Comité Europeo de las Regiones subraya la importancia de la participación ciudadana. Debe recurrirse más a las soluciones informáticas, las aplicaciones de telefonía móvil y otras herramientas pertinentes disponibles para informar al público, dando visibilidad al «asesino invisible» para aumentar la concienciación de la ciudadanía. La información debe ser de fácil acceso y fácil de entender, y debe incluir cuestiones sanitarias. Asimismo, el índice europeo de calidad del aire debe mejorarse mediante la elaboración de modelos para ofrecer información relativa a la calidad del aire en las regiones, los pueblos pequeños y las zonas rurales, donde la calidad del aire no se mide en estaciones de control.

El Dictamen acoge con satisfacción los esfuerzos por alcanzar un acuerdo internacional contra la contaminación atmosférica transfronteriza y en favor de la iniciativa «Acuerdo de Ciudad Verde».

El Dictamen se aprobó en paralelo a un debate de alto nivel sobre el Pacto Verde Europeo, la estrategia de crecimiento de la UE para alcanzar la neutralidad climática antes de 2050. El 15 de junio, el CDR lanzó su Grupo de Trabajo «El Pacto Verde se hace local» . Integrado por trece representantes locales y regionales , su objetivo es plasmar el Pacto Verde en proyectos concretos y en financiación directa para las ciudades y regiones a fin de lograr una transición sostenible sobre el terreno.

Notas:

Pulse aquí para llegar al nuevo portal web «El Pacto Verde se hace local».

Para acceder al índice de calidad del aire pulse aquí.

Contacto:

Wioletta Wojewodzka

Tel. +32 (0)2 282 2289

Móvil: +32 0 473 843 986

wioletta.wojewodzka@cor.europa.eu