La estrategia forestal de la UE debe respaldar el crecimiento sostenible y la biodiversidad  
The EU Forest Strategy should support sustainable growth and biodiversity

En su reunión del viernes 9 de marzo, la Comisión de Recursos Naturales (NAT) del Comité Europeo de las Regiones aprobó el proyecto de Dictamen sobre la «Revisión intermedia de la estrategia forestal de la UE», elaborado por el concejal de Lapinlahti, Ossi Martikainen (FI/ADLE). En él se establece el objetivo de una política forestal sostenible desde el punto de vista social y medioambiental que apoye el crecimiento económico y el empleo, y conserve la diversidad de los ecosistemas forestales.

En la UE, las competencias sobre la política forestal recaen en los Estados miembros pero las decisiones en ámbitos como la política agrícola común, la política comercial, la política energética y la política climática repercuten en las cuestiones forestales y, por tanto, es importante coordinarlas en el nivel de la UE. La actual estrategia forestal de la UE se finalizó en la primavera de 2015 y la Comisión Europea tiene previsto publicar la revisión intermedia de la estrategia en otoño. El Comité Europeo de las Regiones (CDR) contribuye a este proceso con el dictamen elaborado por Ossi Martikainen.

El proyecto de dictamen del CDR pone de relieve que, a juicio de diferentes entes locales y regionales, los bosques son un elemento importante para el desarrollo sostenible desde el punto de vista económico, medioambiental y social. Si se incluye el sector de la bioenergía forestal, la industria forestal da trabajo a unos cuatro millones de personas en la Unión Europea y supone el 7 % del crecimiento económico de la UE. Estos empleos son fundamentales para las regiones rurales y escasamente pobladas pero también para impulsar el crecimiento económico de las ciudades y municipios más grandes.

«Los entes locales y regionales pueden fomentar considerablemente la explotación económica de los recursos madereros locales y su transición hacia la bioeconomía. A modo de ejemplo, la elección de los materiales de construcción, la producción de energía en función de las necesidades de las comunidades y un mayor uso de los biocombustibles en el transporte público son instrumentos útiles que consolidan la economía y el empleo», señaló Martikainen.

En opinión de la Comisión NAT, la revisión de la estrategia forestal debería hacerse en paralelo con la actualización de la estrategia sobre bioeconomía de la UE. «También a efectos de la política agrícola común, es importante incorporar instrumentos de apoyo a las zonas rurales en el ámbito forestal, como la prevención de la deforestación, la renovación y la gestión de los bosques, así como la formación y la promoción del espíritu empresarial en este ámbito», insistió Martikainen.

En el dictamen se señala que la revisión intermedia de la Comisión deberá centrarse, en particular, en la importancia que reviste el carácter pluridimensional de los bosques en la política climática, en la consecución de las metas del Acuerdo de París y en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas. Las políticas de comercio y desarrollo de la UE también deberán apoyar el uso ecológico y socialmente sostenible de los bosques en los países en desarrollo.

«Gracias a una buena acción continuada, hasta el 90 % de los bosques europeos podrían ser bosques total o prácticamente naturales, con una amplia presencia de especies distintas. La apuesta en favor de una silvicultura sostenible seguirá garantizando en el futuro unos bosques más sostenibles y saludables», explicó Martikainen.

Este dictamen se aprobará en el pleno del CDR de los días 16 y 17 de mayo.

Contacto:

Lauri Ouvinen

Tel.: +32 22822063

lauri.ouvinen@cor.europa.eu

Related News