Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Hay que dar prioridad a la movilidad urbana sostenible: ¿qué hemos de hacer para que la gente deje de utilizar el coche?  

Como operadores y diseñadores de servicios de transporte público, los entes locales y regionales y los responsables políticos tienen la oportunidad de configurar y estructurar los espacios urbanos. La mejor manera de tener un impacto lo más positivo posible en las condiciones de vida de las personas, y de influir en sus decisiones de movilidad diarias, es ofrecer las mejores opciones de desplazamiento.

En el transcurso de una conferencia conjunta, la Unión Internacional de Transportes Públicos (UITP) y el Comité Europeo de las Regiones plantearon una de las preguntas más provocadoras sobre la movilidad urbana: ¿qué hemos de hacer para que la gente deje de utilizar el coche? ¿Qué soluciones prácticas han contribuido a que los ciudadanos utilicen el transporte público? La UITP y el CDR unieron sus fuerzas para congregar a más de 160 participantes internacionales en esta conferencia temática en la que se dieron a conocer experiencias e ideas susceptibles de ser compartidas.

Inaugurado por Thomas Avanzata, director principal para Europa de la UITP , e Isabelle Boudineau, presidenta de la Comisión COTER del CDR , el encuentro puso en un primer plano la movilidad urbana sostenible.

En Europa, el sector del transporte por carretera es responsable de más de la mitad de las emisiones de NOx y representa el 72 % del 27 % del total de emisiones de GEI de la UE, que pueden imputarse al transporte. Esto supone un daño irreversible para nuestro entorno natural, con un impacto perjudicial en la calidad de vida y la salud de las personas en nuestras ciudades (contaminación atmosférica, congestión urbana, emisiones sonoras, etc.).

«Las emisiones del sector del transporte siguen aumentando. El Pacto Verde de la Unión Europea no llegará a buen puerto si las regiones y ciudades no son las primeras en esforzarse por proporcionar un servicio de transporte público limpio y eficiente. Son los actores más capaces de proponer soluciones innovadoras que permitan dejar de utilizar el coche privado», afirmó Isabelle Boudineau, presidenta de la Comisión de Política de Cohesión Territorial y Presupuesto de la UE (COTER) del Comité Europeo de las Regiones.

El Pacto Verde Europeo destaca, por un lado, la necesidad de que el transporte sea drásticamente menos contaminante, en particular, en las zonas urbanas y, por otro, la importancia de una combinación de medidas que permitan reducir las emisiones, mitigar la congestión urbana y mejorar las opciones de transporte público. «Es, por lo tanto, de vital importancia que el mayor número posible de personas se decante por los modos de transporte compartidos», señaló Pere Calvet, presidente de la UITP.

«En la UITP, estamos convencidos de que una transición del automóvil privado al transporte público y a modos de transporte activos como los desplazamientos en bicicleta y a pie, es la mejor manera de descarbonizar la movilidad diaria de los ciudadanos», declaró el Sr. Calvet.

«El Pacto Verde es a la vez un punto de inflexión y una oportunidad. Sus ambiciosos objetivos en términos de neutralidad climática y, más en general, en términos de sostenibilidad, no se alcanzarán si no se da prioridad al transporte público y al cambio modal hacia una movilidad diaria sostenible. Es más, se trata de la principal prioridad. Lo que marca la diferencia es el autobús que lleva a los niños al colegio, el tranvía que me lleva a la oficina y el metro que le lleva a usted al cine», afirmó Thomas Avanzata, director principal para Europa de la UITP.

La conferencia comenzó con un debate sobre cómo los coches han dado forma a nuestras ciudades y por qué es necesaria una distribución modal, así como la forma en que viajan los europeos y cómo se puede influir en las decisiones de movilidad.

En el contexto del nuevo Pacto Verde Europeo, que aboga por una reducción del 90 % de las emisiones del transporte de aquí a 2050, Sylvie Landrieve y Susan Grant-Muller, representantes de Forum vies mobiles y la Universidad de Leeds respectivamente, presentaron sus modelos y estrategias para mejorar la movilidad en las ciudades: siempre se ha de tener en cuenta el cambio de comportamiento, la incentivación y la comprensión de las diferentes medidas necesarias para distintos lugares.

En paralelo a la conferencia, también se celebraron dos talleres sobre la «caja de herramientas de movilidad urbana».

En la primera parte, se presentó una serie de buenas prácticas y experiencias relacionadas con diversos aspectos de la movilidad urbana, en particular, la fluidez de los desplazamientos, la regulación del acceso a las ciudades y la gestión de la oferta y la demanda. En el debate sobre desalentar la utilización del automóvil y satisfacer las necesidades de movilidad urbana participaron representantes de BKK Budapest, la RATP, Arriva y la Autoridad de Transportes Terrestres de Singapur.

El segundo taller sobre la «caja de herramientas de movilidad urbana» se centró en las experiencias prácticas relacionadas con la política de tarifas y la multimodalidad, incluidas las zonas peatonales, las restricciones de acceso y las zonas de cero emisiones. Participaron en el debate representantes de SSB, la ciudad de Stuttgart, Wiener Linien, la ciudad de Viena, la ciudad de Bilbao y la Autoridad de Transporte Público de Cracovia.

En la última parte de la conferencia, un grupo de expertos se centró en la manera de lograr un sistema de transporte urbano más ecológico y sin emisiones de carbono en Europa y de garantizar la movilidad urbana del futuro.

Sir Albert Bore , concejal de la ciudad de Birmingham y miembro del CDR; Clara De La Torre, directora general adjunta de la DG CLIMA; Anna Deparnay-Grunenberg, diputada al Parlamento Europeo y miembro de la Comisión de Transporte y Turismo; Miguel Gaspar, teniente de alcalde de Lisboa responsable de Movilidad y Seguridad; y Elke Van den Brandt, ministra de Movilidad, Obras Públicas y Seguridad Vial del Gobierno de la Región de Bruselas Capital, hablaron de sus experiencias e ideas sobre la manera de encontrar un equilibrio adecuado entre la necesidad urgente de un cambio de paradigma a largo plazo y la necesidad actual de movilidad a corto plazo.

Matthew Baldwin , director general adjunto de la DG MOVE de la Comisión Europea, cerró el acto manifestando: «A mi entender, el transporte público se convertirá en la piedra angular del nuevo MFP 2021-2027».

Lo que ha quedado claro en la conferencia conjunta de la UITP y el Comité Europeo de las Regiones es que se puede vivir sin el automóvil. También existe una demanda para más ayuda de la UE en materia de movilidad urbana sostenible y modernización del transporte público en las áreas metropolitanas de Europa.

A través de ejemplos, incentivos e inversiones, se puede lograr un cambio modal para animar a más personas a dejar sus coches en casa y utilizar las numerosas opciones de movilidad disponibles en nuestras ciudades.

El pasado mes de septiembre, la UITP también celebró una conferencia conjunta con el Comité Europeo de las Regiones y la UNIFE para solicitar inversiones ferroviarias urbanas.