Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Apoyar a la industria europea para afrontar el futuro  
Jeannette Baljeu, consejera regional neerlandesa, ‎ presenta propuestas para una política industrial renovada de la UE

Los dirigentes regionales y locales abogan por un enfoque europeo coordinado para garantizar que la industria europea siga siendo innovadora y competitiva en el futuro. En un Dictamen elaborado por Jeannette Baljeu (NL/ADLE), el Comité Europeo de las Regiones (CDR) destaca el papel fundamental que están llamados a desempeñar los entes regionales y locales en el establecimiento de una cooperación industrial a gran escala que vaya más allá de las iniciativas ad hoc y que contribuya a reforzar las cadenas de valor europeas. De manera general, debería adoptarse un enfoque más holístico y multisectorial, que permita determinar y aprovechar las bazas y las capacidades locales.

La industria europea deberá someterse a una profunda modernización para estar en condiciones de responder a las rápidas transformaciones económicas, sociales y medioambientales que está atravesando actualmente la UE. La Comisión Europea presentará sus ideas para una visión a largo plazo de la política industrial en el segundo semestre de 2019, en el marco de los esfuerzos encaminados a remodelar la economía de la UE para hacer frente a los retos del siglo XXI. Las ciudades y regiones piden que esta visión incluya una fuerte dimensión territorial y de base local.

«Un enfoque de base local para la industria europea es esencial si queremos seguir siendo competitivos y hacer frente a retos como la transición a una economía digital y sin emisiones de carbono. Por lo tanto, hay que reforzar los ecosistemas regionales y locales, cooperando en toda la cadena de valor y conectando estos ecosistemas en todas las regiones europeas. A este respecto, se considera fundamental la cooperación de las partes interesadas locales y regionales, ya que estos retos nos atañen a todos. Podemos aprender los unos de los otros y procurar que la industria europea crezca de manera sostenible en aras de una Unión Europea más fuerte, innovadora y competitiva», afirmó la ponente, Jeannette Baljeu (NL/ADLE), miembro del Gobierno de la Provincia de Holanda Meridional.

Con vistas al futuro desarrollo de la nueva estrategia de política industrial de la UE para el período de programación 2021-2027, el CDR pide además que la UE preste más apoyo a los sistemas de innovación regionales, que considera más importantes que nunca. Según un estudio reciente (2011) de la OCDE , la innovación cumple una función decisiva en cuanto fuente sostenible de crecimiento regional y los efectos de las inversiones relacionadas con la innovación son más duraderos que los de la infraestructura física.

El Dictamen, aprobado el 26 de junio en el pleno del CDR, subraya también que la transición de las empresas hacia modelos de negocio más sostenibles y eficientes en el uso de los recursos contribuirá a la protección del medio ambiente y proporcionará una ventaja competitiva. El enfoque de base local puede contribuir a una economía circular y con bajas emisiones de carbono, que actúe como motor de la innovación y ofrezca nuevas oportunidades empresariales y de empleo en un contexto regional y local.

Contexto

La política industrial de la UE tiene por objeto aumentar la competitividad de la industria europea para que pueda seguir siendo un motor de crecimiento sostenible y de empleo en Europa. En septiembre de 2017, la Comisión Europea presentó una estrategia renovada de política industrial que reunía todas las iniciativas horizontales y sectoriales existentes y nuevas en una estrategia industrial global.

En las Conclusiones adoptadas en su reunión de los días 21 y 22 de marzo de 2019, el Consejo Europeo invitó a la Comisión Europea a que presentara, antes de finales de 2019, una visión a largo plazo del futuro industrial de la UE, junto con medidas concretas para hacerla realidad en todos los ámbitos políticos pertinentes.

A diferencia de los enfoques más tradicionales para los problemas de las regiones rezagadas, que se centran sobre todo en compensar las desventajas, el enfoque de base local hace hincapié en abordar las causas profundas de los problemas. Este planteamiento requiere que los gobiernos se centren más en las dimensiones industriales locales y regionales, para diferenciar entre territorios (ya que las distintas regiones tienen características diferentes) y tener en cuenta sus activos y necesidades específicas. También subraya que las partes interesadas regionales y locales deben estar facultadas para dar forma a las políticas que les afectan e influir en ellas.

Puede recabar más información en el sitio web del CDR o dirigiéndose a esta dirección de correo electrónico .

Contacto:

Jan van Blerk

Tel. +32 2 282 2149

Jan.vanblerk@cor.europa.eu

Carmen Schmidle

Tel. +32 (0)2 282 2366

carmen.schmidle@cor.europa.eu