Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
El pilar europeo de derechos sociales debe aplicarse en colaboración ‎ con los entes locales y regionales  

Las regiones y las ciudades están dispuestas a desempeñar un papel clave en la construcción de una Europa social fuerte que garantice una transición y una recuperación justas tras la crisis de la COVID-19. El Plan de Acción del Pilar Europeo de Derechos Sociales , que la Comisión Europea ha presentado hoy, establece tres objetivos principales que deben orientar las decisiones estratégicas en los Estados miembros y sus regiones para alcanzar los objetivos del pilar, disponiendo plenamente de los diferentes fondos del UE para levar a cabo inversión social.

Los nuevos objetivos principales implican que en 2030 al menos el 78 % de la población de la UE de entre 20 y 64 años debe tener trabajo; al menos el 60 % de todos los adultos debe participar en actividades de formación cada año; y el número de personas en riesgo de pobreza o exclusión social debe reducirse en al menos 15 millones. La Comisión también ha presentado hoy una Recomendación sobre un apoyo activo efectivo al empleo (EASE), cuyo objetivo es orientar la transición de las medidas de emergencia hacia empleos sostenibles y con perspectivas de futuro.

Apostolos Tzitzikostas , presidente del Comité Europeo de las Regiones (CDR), declaró: «La emergencia sanitaria de la COVID se está convirtiendo en una emergencia social. Debemos utilizar todas las herramientas disponibles para salvaguardar el empleo, luchar contra la pobreza y proteger a los más vulnerables. El Plan de Acción establece objetivos ambiciosos que solo podemos alcanzar trabajando juntos en todos los niveles de gobierno (europeo, nacional y local) y haciendo pleno uso de los diferentes fondos de la UE para desbloquear la inversión social. Estamos dispuestos a ser socios clave en la aplicación del Plan de Acción para garantizar que este responda a las necesidades de nuestros ciudadanos y proporcione una recuperación justa e integradora».

La Presidencia portuguesa del Consejo de la UE ha solicitado al CDR que elabore un Dictamen sobre la aplicación del «pilar europeo de derechos sociales». desde una perspectiva local y regional. Su aprobación está prevista en el pleno de mayo, pocos días antes de la Cumbre Social de Oporto los días 7 y 8 de mayo.

La ponente, Anne Karjalainen (FI/PSE), concejala de Kerava y presidenta de la Comisión de Política Social, Empleo, Educación, Cultura e Investigación (SEDEC) del CDR, declaró: «El Plan de Acción es una herramienta muy esperada para traducir en acciones concretas sobre el terreno los principios que sustentan nuestra visión de una Europa social justa e inclusiva, resistente a las crisis. Los entes locales y regionales son fundamentales no solo para aplicar el Plan de Acción, sino también para supervisar los avances en relación con el pilar europeo de derechos sociales. Por lo tanto, la necesidad de una gobernanza multinivel verdadera, en particular mediante la aplicación del principio de asociación, debe reconocerse plenamente en el Plan de Acción».

Aunque la Comisión propone una versión revisada del cuadro de indicadores sociales para apoyar la consecución de los objetivos del pilar, el CDR teme que solo mida los avances a nivel nacional y lamenta la falta de indicadores que cubran las disparidades regionales en la propuesta actual. El primer cuadro de indicadores sociales regionales elaborado por el CDR en 2019 mostró diferencias considerables entre los distintos Estados miembros. El CDR cree firmemente que es necesario un seguimiento regional para garantizar que el pilar social se aplique a todos los niveles y que las inversiones regionales se orienten hacia la consecución de los principios del pilar.

Contacto:

Lauri Ouvinen

Tel. +32 473536887

lauri.ouvinen@cor.europa.eu

Share: