Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Los criterios sociales y medioambientales ‎ deben ocupar un lugar preeminente en el Fondo de Transición Justa  

En esta entrevista, Vojko Obersnel (HR/PSE), alcalde de Rijeka y ponente del dictamen sobre el Fondo de Transición Justa (FTJ), responde cinco preguntas sobre la iniciativa de la UE para apoyar a las regiones más afectadas por la transición hacia una economía hipocarbónica. En el contexto de la COVID-19, la propuesta de presupuesto para el FTJ ha pasado de 7,5 a 40 millones de euros. El Comité Europeo de las Regiones adoptó su dictamen sobre el FTJ durante el pleno de julio de 2020, y puso de manifiesto su satisfacción por el apoyo que la UE da a una transición ecológica socialmente justa y sostenible.

El Fondo de Transición Justa es uno de los tres pilares del Mecanismo de Transición Justa , junto con el régimen de transición en el marco de InvestEU y un instrumento de préstamo al sector público respaldado por el presupuesto de la UE. El objetivo es ayudar a las regiones con un elevado grado de dependencia de los combustibles fósiles (carbón, turba, esquisto bituminoso o las industrias intensivas en gases de efecto invernadero) en su transición hacia la neutralidad climática.  

¿Cuáles son los mensajes más importantes de su dictamen?

El dictamen adoptado por el CDR sitúa los criterios sociales y medioambientales en el núcleo del Fondo de Transición Justa. El Fondo estará estrechamente vinculado a los objetivos del Pacto Verde Europeo y garantizará que las regiones beneficiarias asuman un claro compromiso con el Acuerdo de París, el objetivo de la UE de alcanzar la neutralidad climática en 2050, así como con los objetivos a medio plazo en 2030. En el dictamen del CDR se acoge favorablemente el aumento del presupuesto destinando al FTJ. Se supone que las contribuciones adicionales del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y del Fondo Social Europeo Plus (FSE+) deben hacerse con carácter voluntario. Esto proporcionará a los entes locales y regionales la flexibilidad necesaria para financiar a través del FSE+ los programas destinados al mercado de trabajo, y mediante el FTJ los proyectos que contribuyan a la transición verde.

¿De qué modo puede influir su dictamen en las negociaciones entre los colegisladores?

Ya durante la fase preparatoria de mi proyecto de dictamen organicé una serie de reuniones con los diputados al Parlamento Europeo sobre este tema. También tuve la oportunidad de presentar las ideas de mi proyecto de dictamen a la Comisión de Desarrollo Regional (REGI) en el Parlamento Europeo y, de este modo, proponer aspectos importantes desde la perspectiva local y regional en una fase temprana del proceso. De las 19 recomendaciones que presenté en mi proyecto de dictamen, 11 se convirtieron en enmiendas en el Parlamento Europeo. El Comité Europeo de las Regiones ha influido con éxito en el Parlamento Europeo en muchos aspectos importantes. Además, hemos mantenido contactos informales con representantes de la Presidencia alemana de la UE y estamos contentos por que varias de nuestras recomendaciones se incluyen también en el texto del Consejo.

¿Cuál es el papel del nuevo fondo en el marco del Pacto Verde y la recuperación tras la pandemia de COVID-19? ¿Cómo servirá el nuevo fondo a las regiones más afectadas?

La pandemia de COVID-19 ha situado el foco de atención de la Unión Europea y de todo el mundo en salvar vidas, proteger el empleo y la recuperación económica. No obstante, estoy convencido de que la Comisión Europea tampoco ha perdido de vista la importancia de la lucha contra el cambio climático, e incluso ha aumentado considerablemente el presupuesto del Fondo de Transición Justa desde los 7,5 millones de euros iniciales a 40 millones de euros. Esta revisión del presupuesto del FTJ permitirá a las regiones afectadas avanzar en su camino hacia una transición verde, sostenible y socialmente justa, así como aplicar los objetivos del Pacto Verde Europeo. Los programas de la política de cohesión y, en particular, el programa REACTE-UE, de reciente creación, proporcionarán apoyo a las regiones afectadas por la crisis. Es necesario un apoyo europeo, tanto para la transición hacia una economía verde como para la recuperación económica después de la crisis.

¿Cómo puede mejorarse el papel de los entes locales y regionales en el proceso de transición? ¿Qué pueden hacer las instituciones (a nivel de la UE, nacional y regional, respectivamente) para vincular las necesidades reales de las regiones en transición a las prioridades políticas del FTJ?

Los entes locales y regionales tienen que desempeñar un papel fundamental en la aplicación del Pacto Verde, pero para llevar a cabo con éxito los proyectos medioambientales no basta con disponer de dinero para financiarlos. En primer lugar se requiere que los ciudadanos acepten unirse a la lucha contra el cambio climático y la transición hacia una economía verde. Como alcalde que soy, tengo el deber de escuchar a mis ciudadanos y contar con ellos en cualquier proyecto que deba llevarse a cabo, independientemente de que las normas sean de nivel local, regional, nacional o europeo. Esto también se aplica al Fondo de Transición Justa. El FTJ solo puede ser un éxito en el caso de los mineros si se aplica de una manera socialmente justa. Por lo tanto, en mi dictamen, he insistido en los aspectos sociales del FTJ. Necesitamos a nuestros ciudadanos para que este Fondo sea un éxito, y nuestros ciudadanos nos necesitan para establecer el marco adecuado, de modo que nadie se quede atrás.

¿Cuál es su opinión sobre los criterios de acceso al FTJ? ¿Corresponden adecuadamente a las diversas situaciones en la diferentes regiones de la UE?

Todas las regiones tienen su especificidad, que debe tenerse en cuenta. Y muchas regiones tienen puntos de partida diferentes en su camino hacia la neutralidad climática. No obstante, deben establecerse normas aplicables a todas las regiones afectadas. Las posibilidades de financiación propuestas para el Fondo de Transición Justa no son desconocidas, ya que la mayoría de las actividades podrían financiarse también mediante otros programas de la política de cohesión. Pero la dirección que imprime el FTJ contribuye al Pacto Verde Europeo de una manera que no tiene precedentes. El Comité Europeo de las Regiones incluyó en el dictamen adoptado un nuevo apartado sobre las actividades que se van a financiar, que ofrece a los entes locales y regionales la flexibilidad necesaria para adaptar los programas propuestos a las necesidades y particularidades específicas de cada región.

Contacto con la prensa:

Carmen Schmidle

Tel.: +32 (0) 494 73 57 87

carmen.schmidle@cor.europa.eu

David Crous

Tel.: +32 (0) 470 88 10 37

david.crous@cor.europa.eu