Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Las zonas rurales no deben quedarse atrás en los planes de recuperación  

Al comienzo de la Semana de la Visión Rural , los miembros del Comité de las Regiones (CDR) expresaron su preocupación por el hecho de que las zonas rurales puedan resultar menos beneficiadas de los planes de la Unión Europea para reconstruir una Europa posterior a la COVID-19 que sea más ecológica, más digital y más resiliente. La siguiente declaración, aprobada por los miembros durante la reunión de la Comisión de Recursos Naturales (NAT) del CDR, cuenta con el apoyo del Intergrupo de Zonas Rurales, Montañosas y Periféricas (RUMRA) y pueblos inteligentes del Parlamento Europeo, que rechaza firmemente cualquier plan que no siga el principio de asociación y que no incluya a las zonas rurales en la elaboración de los planes.

La pandemia está exacerbando muchos de los problemas ya existentes en las zonas rurales y ha puesto de relieve una vez más la vulnerabilidad de estas regiones, en particular en términos de capacidad digital, calidad y prestación de servicios sanitarios, educación, acceso a la banda ancha, necesidades específicas de la población, resiliencia de las cadenas de distribución y capacidades de innovación. Es necesaria una estrategia clara para evitar que los planes de recuperación agraven la brecha entre las comunidades rurales rezagadas y las zonas urbanas que avanzan a grandes pasos hacia la sostenibilidad y la digitalización. De lo contrario, se corre el riesgo de dejar pasar una oportunidad clave de crecimiento económico y social para toda la Unión, así como de perder el consenso de las generaciones futuras en la mayor parte de los territorios de la UE.

Joan Calabuig (ES/PSE) , Secretario para la Unión Europea i las Relaciones Externas de la Generalidad Valenciana declaró: «Las zonas rurales han desempeñado un papel estabilizador en los peores momentos de la pandemia de COVID-19, proporcionando comida y refugio a la sociedad en su conjunto. A pesar de esta contribución positiva, se han visto gravemente afectadas por la recesión económica. Por eso, no podemos olvidarlas en los planes nacionales de recuperación. Por lo tanto, es esencial que las regiones participen en la aplicación de estos planes de recuperación. Las regiones son las únicas capaces de ofrecer respuestas personalizadas a las zonas rurales más vulnerables y de reforzar una recuperación equilibrada y justa para todos los ciudadanos, dondequiera que vivan».

A los miembros de la Comisión NAT les preocupa que:

  • las regiones, en particular las rurales, no participen suficientemente en la toma de decisiones en lo que respecta a la elaboración de los planes nacionales de recuperación y resiliencia en la mayoría de los Estados miembros;
  • las zonas rurales puedan recibir menos fondos del instrumento Next Generation EU debido al marco estructural de los planes nacionales de recuperación y resiliencia y sus prioridades de acción y métodos de ejecución, a pesar de que las regiones rurales se han visto especialmente afectadas por la pandemia de COVID-19;
  • muchos fondos se asignen a través de una convocatoria de propuestas, lo que podría socavar la capacidad de las zonas rurales para acceder a los fondos del instrumento Next Generation EU , ya que suelen contar con menos capacidad y apoyo técnico en la programación y el gasto de los fondos de la UE;
  • la actual delimitación de las zonas rurales subestime la verdadera extensión de las zonas rurales en Europa, ya que es muy probable que las zonas grises intermedias se enfrenten a los mismos retos que las zonas rurales.

Los miembros de la Comisión NAT piden que:

  • las instituciones europeas y los gobiernos nacionales incluyan a los entes locales y regionales en la preparación de los planes nacionales de recuperación y resiliencia, que requieren una dimensión local para ser eficaces;
  • los Estados miembros entablen diálogos políticos con todas las partes interesadas pertinentes. Las regiones rurales no pueden dejarse atrás y sus necesidades deben reflejarse e integrarse plenamente en los planes nacionales de recuperación y resiliencia;
  • todos los agentes institucionales pertinentes supervisen cuidadosamente el uso de los fondos del instrumento Next Generation EU a nivel territorial para garantizar que se distribuyen equitativamente entre las regiones;
  • los Estados miembros y las autoridades de gestión faciliten y simplifiquen el acceso de las zonas rurales a los fondos del instrumento Next Generation EU .

Aquí figura la lista de miembros de la Comisión NAT y del Intergrupo del PE sobre Zonas Rurales, Montañosas y Remotas (RUMRA) y pueblos inteligentes .

Contacto:

Comité Europeo de las Regiones

Andrew Gardner

Tel. +32 473 843 981

andrew.gardner@cor.europa.eu

Intergrupo del Parlamento Europeo sobre Zonas Rurales, Montañosas y Remotas (RUMRA) y pueblos inteligentes

Adam Mouchtar

Tel. +32 499 421 655

adam.mouchtar@europarl.europa.eu