Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Diputados al Parlamento Europeo y representantes de los entes locales y regionales: ‎ la Agenda Rural debe transformarse en un marco político concreto y reflejarse ‎ en los planes de recuperación  

El CDR también insta al Parlamento a que apoye el papel de los entes regionales en la elaboración y la gestión de la futura PAC

El jueves por la tarde, los miembros de la Comisión de Recursos Naturales del CDR y sus homólogos de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo debatieron la manera de impulsar la recuperación en las zonas rurales europeas y permitir a las regiones seguir desempeñando su papel en el diseño y la gestión de la futura política agrícola común. Los diputados al Parlamento Europeo y los dirigentes locales se mostraron de acuerdo en que la futura política de desarrollo rural de la UE deberá ser más ambiciosa y contener un marco político concreto que sea objeto de seguimiento y evaluación.

La Comisión AGRI y la Comisión NAT del Comité Europeo de las Regiones celebraron una reunión conjunta el 4 de febrero para debatir la visión a largo plazo de la política de desarrollo rural. Ambas instituciones están profundamente preocupadas por la significativa disminución del presupuesto europeo dedicado al desarrollo rural.

Ulrika Landergren (SE/Renew Europe), concejala de Kungsbacka y presidenta de la Comisión de Recursos Naturales (NAT) del Comité Europeo de las Regiones, declaró: "Pese a los 7 500 millones de euros adicionales obtenidos para el desarrollo rural con cargo al Plan de Recuperación, el presupuesto global para el desarrollo rural disminuirá casi un 8 % respecto del período de programación 2014-2020. Por lo tanto, será necesario hacer más con menos. Como consecuencia de ello, debemos maximizar la eficiencia de estos limitados recursos presupuestarios logrando que las regiones participen activamente. Si las políticas europeas no se basan en las regiones, si no asignan a estas áreas recursos suficientes para que puedan desarrollar sus propias políticas y experiencias, no conseguiremos los resultados que esperamos".

Norbert Lins (DE/PPE), presidente de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo, confirmó que el Parlamento participará en diálogos tripartitos para incluir las posiciones comunes del CDR y del Parlamento en los nuevos Reglamentos de la PAC

Intervino durante el debate Joan Calabuig (ES/PES), secretario autonómico para la UE y Relaciones Externas de la Generalitat Valenciana. El también portavoz del grupo socialista en la comisión de Recursos Naturales del CDR ha señalado que el futuro a largo plazo de las zonas rurales es " un tema crucial para todos", al tiempo que ha remarcado que "la cohesión social y también la territorial se ha debilitado en Europa en los últimos años". Joan Calabuig ha apuntado que "sin la incorporación debida de las áreas rurales, el impulso del Pacto Verde europeo no será posible ni justo". Además, ha pedido medidas para "diversificar la economía rural más allá de la agricultura, impulsar una mejor conectividad digital, y mejorar soluciones de transporte colectivo y limpio entre nuestras ciudades y las zonas rurales". Joan Calabuig ha concluido resaltando que es "fundamental reforzar el papel de las regiones en la gestión de la política agrícola común y, en particular, de su componente de desarrollo rural". .

Enda Stenson (IE/AE), miembro del Consejo del Condado de Leitrim y ponente sobre la Estrategia de la UE para la recuperación de las zonas rurales , insistió en que : " Las partes interesadas rurales ya no se contentan con declaraciones inútiles: aspiran a cambios reales. Ha llegado la hora de que la Comisión asuma su responsabilidad: la elaboración de un plan de acción operativo es esencial para garantizar que la visión a largo plazo para las zonas rurales no quede en papel mojado. Este plan de acción operativo debería ir acompañado de herramientas para evaluar su ejecución. También existe una necesidad urgente de simplificar, coordinar y armonizar el acceso a la financiación europea para el desarrollo rural".

El ponente del CDR añadió que, «respetando el espíritu de cohesión territorial y equilibrio rural-urbano, es importante que en la totalidad de políticas y recursos europeos se garantice el cumplimiento de los principios conocidos como las tres E (por sus siglas en inglés):

igualdad entre las condiciones de vida rurales y urbanas, que se debe incluir como principio básico en todas las políticas europeas;

igualdad de derechos para todas las personas, independientemente de que vivan en ciudades o en zonas rurales (véase la Carta de los Derechos Fundamentales); y

equidad en los medios y prácticas entre todos los agentes y territorios, haciendo uso, en concreto, de intercambios y competencias compartidas para compensar las necesidades específicas de los territorios rurales».

Asimismo, el Sr. Stenson considera que solo un enfoque sistemático —basado en la adopción de una «Agenda Rural» real y tangible, el empoderamiento de las comunidades rurales, unos instrumentos eficaces de regulación de los mercados y una política comercial más justa y equitativa— facilitará y acelerará el desarrollo de las zonas rurales sin aguardar al próximo período de programación.

En el debate se destacaron algunos de los problemas que afrontan las zonas rurales, como la inadecuación de los servicios públicos, las conexiones de transporte, el acceso a las infraestructuras sanitarias, a internet y a los servicios educativos. También se puso de manifiesto la creciente brecha existente entre las zonas rurales y urbanas, junto con la carencia de apoyo a los jóvenes que se instalan como agricultores y la falta de coherencia de la política de cohesión, por una parte, respecto de la política de desarrollo rural de la PAC, por otra.

Los diputados al Parlamento Europeo de la Comisión AGRI así como los representantes de los entes locales y regionales subrayaron que la actual crisis pandémica ha puesto de manifiesto y exacerbado las consecuencias de una serie de amenazas que se ciernen desde hace tiempo sobre las zonas rurales, y ha agudizado la ya acuciante necesidad de recuperación de las regiones rurales de toda la Unión Europea. La pandemia actual también puede brindar una oportunidad única para garantizar que todas las políticas pertinentes de la UE presten atención al desarrollo rural y que las regiones y ciudades no queden excluidas de la elaboración de los planes de recuperación tras la COVID.  Los fondos disponibles en el marco de los planes de recuperación deben movilizarse prioritariamente en beneficio de las zonas rurales.

 

Las zonas rurales solo lograrán recuperarse tras la crisis de la COVID-19 si los entes regionales y locales participan en la elaboración de los planes nacionales de recuperación y resiliencia en consonancia con el Pacto Verde, lo cual les permitiría facilitar la transición y la diversificación de la economía rural más allá de la agricultura.

El Barómetro Regional y Local , elaborado por el Comité Europeo de las Regiones en octubre de 2020, pone de relieve que el 33 % de los ciudadanos de la UE quieren que las ciudades y regiones tengan más influencia en la política agrícola y de desarrollo rural de la UE. La creciente brecha entre las zonas rurales y urbanas también constituye una amenaza palmaria para la cohesión de la UE.

Contexto:

La necesidad de diseñar un enfoque a largo plazo para las zonas rurales quedó patente en las orientaciones políticas de la presidenta Ursula von der Leyen y en las cartas de misión dirigidas a la vicepresidenta Suica (Democracia y Demografía), la comisaria Ferreira (Cohesión y Reformas) y el comisario Wojciechowski (Agricultura).

El 7 de septiembre de 2020, la Comisión Europea (CE) emprendió una consulta pública sobre su iniciativa para adoptar un enfoque a largo plazo de las zonas rurales. Durante el período de información (del 7 de septiembre al 30 de noviembre de 2020), los servicios de la CE se propusieron recabar opiniones sobre los retos y oportunidades actuales en las zonas rurales, sus aspiraciones específicas y, por último, pero no por ello menos importante, las medidas necesarias para alcanzarlos. Esta consulta pública debería ser el primer paso hacia la publicación de una Comunicación de la CE sobre este tema, prevista para mediados de 2021.

Más información:

Contacto:

Wioletta Wojewodzka

Tel. +32 (0)2 282 2289

Mobile: +32 (0)473 843 986

wioletta.wojewodzka@cor.europa.eu