Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Las regiones y ciudades pueden mejorar el «nuevo modo de trabajar» de la UE  
Para el Comité Europeo de las Regiones, el legado de la Comisión Europea saliente debe ser prever un papel más completo para los entes locales y regionales ‎ a lo largo de todo el ciclo político.

La Comisión Europea debería considerar la posibilidad de prestar apoyo financiero al mecanismo de retroalimentación liderado por el Comité Europeo de las Regiones, tal y como manifestaron los líderes locales y regionales, reunidos el 9 de octubre, en un conjunto de recomendaciones destinadas a garantizar que las perspectivas regionales y locales se reflejan en todas las fases del proceso político de la Unión Europea, desde la concepción hasta la evaluación.

Entre las demás sugerencias formuladas por el Comité Europeo de las Regiones a la próxima presidenta de la Comisión Europea figuran: dar a la asamblea de la UE de los entes locales y regionales la oportunidad de configurar —en vez de limitarse a revisar— el programa de trabajo de la Comisión e invitar a expertos procedentes de los entes locales y regionales a examinar la legislación de la UE. Todas estas medidas garantizarían que el impacto local de la legislación de la UE se toma debidamente en cuenta. Las propuestas se basan en las conclusiones de un grupo operativo institucional presentadas en 2018 y en un proceso de consulta llevado a cabo en 2019.

Olgierd Geblewicz (PL/PPE), presidente de la región de Pomerania Occidental y líder de los presidentes regionales de Polonia, fue el ponente del Dictamen Legislar mejor: haciendo balance y reafirmando nuestro compromiso .

Como declaró el Sr. Geblewicz, «se trata de sugerencias prácticas cuya finalidad es desarrollar y mantener un legado esencial de la Comisión Europea saliente, a saber, la búsqueda de una mejor asociación con todos los niveles de gobierno para elaborar una legislación más eficaz y eficiente. El vicepresidente primero Frans Timmermans comprende verdaderamente la importancia de trabajar con las regiones y ciudades, y el año pasado defendió un nuevo modo de trabajar para la UE. Las propuestas que hoy presenta el CDR muestran maneras nuevas y muy concretas de garantizar que la perspectiva regional y local se tiene en cuenta en el trabajo diario de los responsables de la toma de decisiones y del órgano ejecutivo de la UE».

Prosiguió: «Nuestro deseo común es alcanzar los objetivos estratégicos de la UE sin perder de vista la gran variedad de situaciones y culturas que existen en Europa. Este esfuerzo por lograr la mayor unidad y diversidad posibles al tiempo que se obtienen resultados políticos eficaces —es decir, en una palabra, la subsidiariedad—es un desafío que conlleva costes, pero el grupo operativo del año pasado y el ejercicio de evaluación realizado este año demuestran que merece la pena y que se obtienen resultados, en particular políticos. Tradicionalmente, la UE ha trabajado recabando información de las regiones y ciudades a la hora de elaborar las políticas, pero la subsidiariedad también debe consistir en supervisar cómo funciona la legislación sobre el terreno. Deseamos colmar esa laguna, así como reforzar otros puntos débiles del proceso político. Queremos asegurarnos de que la asociación con las regiones y ciudades de la UE no sea un mero ejercicio técnico y legalista, sino un principio que enmarque y enriquezca la labor de la UE».

El Comité Europeo de las Regiones puso en marcha en marzo de 2019 una Red de Centros Regionales para la Revisión de la Aplicación de la Política de la UE encargada, durante una fase piloto de dos años, de revisar las repercusiones de la política de la UE en los gobiernos locales y regionales en tres ámbitos: la contratación pública, la calidad del aire y la asistencia sanitaria transfronteriza. La iniciativa ha permitido ya recabar información sobre las reformas de la contratación pública en la UE procedente de los corresponsales de la UE en 36 administraciones regionales de dieciséis países, así como de miembros de sus redes. La consiguiente revisión de la aplicación , publicada el pasado mes de julio, se plasmó en un Dictamen del CDR, aprobado el 8 de octubre, en el que se alababa la intención de la UE pero se consideraba que las reformas entrañaban importantes deficiencias.

El Sr. Geblewicz añadió: «Un proyecto como el de la Red de centros regionales requiere tiempo y dinero, pero debe permitir llevar a cabo una política de calidad y eficaz que respete las realidades sobre el terreno, demuestre si la legislación de la UE está añadiendo valor y elimine algunas formalidades administrativas, restricciones y cargas económicas. El vicepresidente Timmermans brindó su apoyo político a nuestra iniciativa el pasado año y esperamos que su sucesor, Maroš Šefčovič, encuentre financiación para mantenerla y desarrollarla, siempre y cuando la fase piloto concluya con éxito. Se trata de desarrollar la capacidad necesaria para que el programa «Legislar mejor» de la Comisión siga arrojando buenos resultados. La iniciativa también demuestra, una vez más, que el CDR puede ser un puente entre la UE y los niveles regionales y locales de gobierno y servir de catalizador para la asociación».

En el Dictamen también se pide que se tome más en consideración la experiencia local y regional en los foros políticos y técnicos. Se sostiene, por ejemplo, que convendría aumentar el número de expertos en el Comité de Control Reglamentario , a fin de concienciarlo «sobre las perspectivas regionales y locales del Derecho de la UE», y que la Plataforma REFIT de la Comisión —otro órgano que pretende mejorar la legislación comunitaria existente— debería contar con expertos de los niveles local o regional.

Tal y como se afirma en el Dictamen, el deseo de la Comisión de regular mejor y de manera más eficaz choca con una realidad en la que «la densidad legislativa ha aumentado, lo que ha reducido el margen de interpretación que debe haber para la transposición de las Directivas».

El 30 de septiembre, el Parlamento Europeo aprobó el nombramiento del comisario Šefčovič, actual vicepresidente de la Unión de la Energía, como vicepresidente de Relaciones Interinstitucionales y Prospectiva para el mandato 2019-2024. Durante su comparecencia , el comisario Šefčovič declaró que «deberíamos implicar mejor a los destinatarios finales de la legislación y apostar más por la "subsidiariedad activa", para acabar con la frecuente sensación de que todo se decide en Bruselas».

Y continuó: «Reforzaremos los medios de que pueden valerse los entes locales y regionales para informarnos de la carga que supone la aplicación de la nueva legislación, y de las formas de aliviar dicha carga».

El Comité Europeo de las Regiones proseguirá las consultas sobre cómo garantizar que las aportaciones locales y regionales se incorporen a la toma de decisiones de la UE con motivo de una importante conferencia que se celebrará el 22 de noviembre en el Senado italiano.

Contacto:

Andrew Gardner

Tel. +32 743 843 981

andrew.gardner@cor.europa.eu