Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
La Unión Europea debe reformar su gobernanza económica tras la crisis de la COVID-19  

Las ciudades y las regiones piden una revisión de la gobernanza económica que impulse
las transiciones ecológica y digital, promueva las inversiones públicas
y dé más legitimidad democrática al proyecto de la UE

Los entes locales y regionales destacan que se necesita flexibilidad presupuestaria para fomentar la recuperación y la resiliencia tras la actual crisis de la COVID-19. La cláusula general de salvaguardia del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), activada en marzo de 2020 por primera vez en la historia de la zona del euro, así como el Marco Temporal relativo a las medidas de ayuda estatal a escala de la UE, se deben seguir aplicando hasta que la situación económica en Europa se haya estabilizado. Así se solicita en un Dictamen elaborado por Elio di Rupo (BE/PSE) y presentado hoy en el pleno del Comité de las Regiones (CDR).

El marco europeo de gobernanza económica tiene un notable impacto en todos los niveles de gobierno, y de forma más especial en las administraciones locales y regionales, que son responsables de casi un tercio del gasto público y de más de la mitad de la inversión pública en el conjunto de la Unión Europea, si bien existen importantes diferencias entre los Estados miembros. El Dictamen sobre la Revisión de la gobernanza económica de la Unión Europea, elaborado por el ministro presidente de Valonia Elio Di Rupo (BE/PSE), subraya que esta reforma debe tener en cuenta los mayores niveles de inversión y gasto público necesarios para apoyar la transición en los sectores clave de la salud, la alimentación, el transporte, la tecnología digital y la energía. La Comisión Europea calcula que hace falta invertir 260 000 millones de euros anuales más (alrededor del 1,7 % del PIB de la UE) a fin de alcanzar los objetivos climáticos y energéticos para 2030.

« La crisis de la COVID-19 ha provocado un tsunami económico, social y presupuestario sin precedentes. La ciudadanía de la UE está sufriendo de manera terrible las consecuencias de la pandemia. Por ello deseamos que la gobernanza económica europea se revise y se adapte a las realidades de nuestros territorios y regiones. Una vez controlada la pandemia no podemos volver a la situación anterior ni seguir adelante como si no hubiera pasado nada », subrayó el ponente, Elio Di Rupo.

Los miembros del CDR consideran que el marco europeo de gobernanza económica es, en parte, responsable del fuerte descenso de la inversión pública que tuvo lugar tras la crisis de la zona del euro, al no tener suficientemente en cuenta la distinción entre gastos corrientes y gastos de inversión. Entre 2009 y 2018, la inversión pública en el conjunto de la UE disminuyó en un 20 % (en relación al PIB). La inversión realizada por los entes locales y regionales disminuyó casi un 25 % en promedio, con un descenso del 40 % o más en algunos de los Estados miembros más afectados por la crisis.

El CDR ha pedido repetidamente que el gasto público realizado por los Estados miembros y los entes territoriales en el marco de la cofinanciación de los Fondos Estructurales y de Inversión no se incluya en el cálculo del déficit definido en el PEC. Este gasto constituye, por definición, una inversión de interés general europeo, que ha demostrado tener un efecto de palanca para el crecimiento sostenible.

El primer Barómetro Regional y Local Anual a escala de la UE, publicado en octubre, ha hecho saltar las alarmas: la crisis está afectando a los ingresos de los entes subnacionales, con un peligroso «efecto de tijera» en el que los gastos aumentan y los ingresos caen. Además, una encuesta conjunta del CDR y la OCDE indica que, ya en julio, el 13 % de los gobiernos subnacionales habían solicitado fondos adicionales de la UE y el 49 % estaba considerando hacerlo para responder a la crisis.

El Dictamen elaborado por el Sr. Di Rupo fue debatido el 8 de diciembre en el primer pleno totalmente virtual del Comité de las Regiones (CDR), con la participación de Margarida Marques (PT/S&D), diputada al Parlamento Europeo. De conformidad con el Reglamento interno del CDR, los resultados de las votaciones sobre las enmiendas y sobre el texto definitivo se anunciarán al final de la sesión del 10 de diciembre.

Contactos:

Matteo Miglietta

Tel. +32 470 895 382

matteo.miglietta@cor.europa.eu

Share: