Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Tras la Cumbre Social de Oporto, las regiones y ciudades instan a que se reconozca su papel en la construcción de una Europa social  

El vicepresidente primero, Vasco Cordeiro, y la presidenta de la Comisión SEDEC, Anne Karjalainen, representaron al Comité Europeo de las Regiones en la Cumbre Social de la UE que tuvo lugar en Oporto los días 7 y 8 de mayo. Celebraron el compromiso de los jefes de Estado o de Gobierno de la UE de afianzar el propósito de trabajar en pro de una Europa social, reforzar la cohesión social y alcanzar los nuevos objetivos principales de la UE en materia de empleo, capacidades y reducción de la pobreza. No obstante, lamentaron que la Declaración final de la Cumbre no mencione el papel de los gobiernos regionales y locales.

El vicepresidente primero Vasco Alves Cordeiro , miembro del Parlamento regional de las Azores, declaró: «La aplicación del pilar europeo de derechos sociales solo podrá tener éxito si participan todos los niveles de gobierno, desde el europeo al local. Es muy positivo que la Declaración publicada por las partes interesadas al final de la Cumbre de Oporto insista en la necesidad de reforzar la cohesión territorial y social con la participación de los niveles de gobierno europeo, nacional, regional y local. Sin embargo, es decepcionante que el Consejo Europeo no haya reconocido nuestro papel en la Declaración final de la Cumbre. La construcción de una Europa social solo puede hacerse en cooperación con los entes locales y regionales y gracias a ellos, y esta preocupante tendencia debe cambiar, también con vistas a la Conferencia sobre el Futuro de Europa».

La presidenta de la Comisión SEDEC, Anne Karjalainen (FI/PSE), concejala de Kerava y ponente del Dictamen solicitado por la Presidencia portuguesa del Consejo de la UE sobre la dimensión local y regional del pilar europeo de derechos sociales, aseveró: «Nos congratulamos de que los líderes de la UE hayan acordado objetivos comunes con el fin de hacer del bienestar y de la igualdad de las personas el núcleo de las políticas y convertir las cuestiones sociales en una prioridad permanente en la Unión Europea. Sin embargo, el éxito dependerá del compromiso de todos los niveles de gobierno, desde el europeo hasta el local, con la construcción de una Europa social fuerte y resiliente que garantice que las transiciones ecológica y digital sean justas y facilite la recuperación económica y social tras la crisis de la COVID-19».

Más información:

El Sr. Cordeiro y la Sra. Karjalainen participaron en la conferencia de alto nivel de la Cumbre, que se celebró el viernes con los líderes de la UE y una amplia gama de partes interesadas. Al término de la conferencia se firmó una declaración conjunta .

El primer ministro de Portugal, António Costa, participó en el pleno del CDR la semana pasada y subrayó el papel de las ciudades y regiones como socios clave para el éxito de la recuperación justa, ecológica y digital de Europa.

Los líderes de la UE se reunieron en Oporto el 8 de mayo con el fin de acordar objetivos cuantitativos y plazos concretos para aplicar el pilar europeo de derechos sociales, proclamado en 2017 en Gotemburgo. Tal como se especifica en el Plan de Acción que presentó en marzo la Comisión Europea, los nuevos objetivos principales implican que, de aquí a 2030, al menos el 78 % de la población de la UE de entre 20 y 64 años debe tener trabajo, al menos el 60 % de todas las personas adultas debe participar en actividades de formación cada año, y el número de personas en riesgo de pobreza o exclusión social debe reducirse en al menos quince millones. 

Contacto:

Lauri Ouvinen

Tel.: +32 473536887

lauri.ouvinen@cor.europa.eu

Share: