Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
La UE necesita una legislación sobre los océanos con objetivos claros ‎ para mejorar el medio marino  

En esta entrevista, Emma Nohrén (SE/Verdes) responde a cinco preguntas sobre el papel de los entes locales y regionales en la protección del medio marino. La vicealcaldesa de la localidad sueca de Lysekil es la ponente de un proyecto de Dictamen en el que se pide una nueva legislación de la UE sobre los océanos con metas y etapas claras para reducir la contaminación de los mares y recuperar los ecosistemas marinos. Con el apoyo adecuado, los entes locales y regionales pueden poner en marcha nuevas medidas y proyectos que contribuyan a salvar los océanos y al mismo tiempo generen empleo e impulsen la economía. Cada año se vierten al océano entre 4,8 y 12,7 millones de toneladas de plásticos. El plástico representa el 75 % de los desechos marinos en todo el mundo.

¿Por qué nuestros océanos y mares son tan importantes para nosotros como ciudadanos europeos?

Los océanos y el clima son dos caras de una misma moneda. Están indisolublemente vinculados y presentan una dependencia mutua. Los océanos regulan nuestro clima y nos proporcionan oxígeno, alimentos y muchos servicios ecosistémicos. Es un equilibrio que debe mantenerse. De lo contrario, los océanos empezarán a generar efectos perjudiciales para nosotros. Por ejemplo, los científicos ya han observado indicios de que el Océano Ártico está empezando a liberar más gases de efecto invernadero de los que captura.

La naturaleza y los mares también son importantes para el ocio, la salud y el bienestar mental. La pandemia y sus restricciones nos han hecho ser muy conscientes de ello. Las ciudades y regiones costeras han comprobado que los océanos actúan como un imán para quienes desean vivir junto al mar, así como para los turistas. Resulta fundamental preservar la salud de los mares y la vida marina, que son, de hecho, los principales atractivos de nuestras costas.

Es usted la ponente del proyecto de Dictamen del CDR sobre el papel de los entes locales y regionales en la protección del medio marino. ¿Cuál es el mensaje principal que desea transmitir?

¡Tenemos que actuar ya! Ya hemos perdido muchísimo tiempo muy valioso sin haber logrado aún un buen estado medioambiental : debemos utilizar los recursos marinos de manera sostenible a fin de garantizar su continuidad para las generaciones futuras.

En toda la UE, los gobiernos subnacionales tienen competencias en ámbitos clave que afectan al medio marino. En los municipios y las regiones decidimos sobre el transporte, el turismo, la gestión de las aguas residuales y pluviales y muchas otras cuestiones —como la gestión de residuos, la planificación urbana y rural o la concesión de licencias de construcción y de actividades agroganaderas e industriales— que tienen un impacto directo en el medio marino.

Aunque los entes locales y regionales tenemos una gran capacidad de proteger el medio marino, no cabe duda de que necesitamos más apoyo. Nuestros recursos financieros ya son limitados, y es muy difícil conseguir medios adicionales y obtener los recursos humanos necesarios para, al menos, empezar a abordar esta tarea. Por ello proponemos la creación de un grupo de trabajo europeo sobre la biodiversidad marina al objeto de disponer de un colectivo de gestores de proyectos a quienes podamos recurrir para impulsar nuestras actividades en la materia y ayudarnos a poner en marcha los proyectos más adecuados.

¿Qué diría a quienes afirman que esto no es una prioridad en este momento?

Es una prioridad que debía haberse afrontado hace mucho. Hemos descuidado el estado de los océanos durante demasiado tiempo. Además, hemos tratado los océanos como vertederos para todo tipo de contaminación, y no hemos tomado conciencia de la magnitud del problema hasta hace muy poco. Si no actuamos con rapidez y decisión se producirán cambios irreversibles. Lo malo es que la mayoría de los daños a los océanos se producen bajo la superficie y no son visibles para el ojo humano. La pérdida de biodiversidad ya es inmensa, por lo que debemos darnos prisa y actuar antes de que sea demasiado tarde. Las ciudades y regiones costeras conocen muy bien el verdadero valor del mar y son muy conscientes de que resulta menos costoso salvar un mar en dificultades que recuperar un mar destruido.

Si mañana se convirtiera en comisaria europea de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, ¿qué haría con respecto al medio marino en su primera semana de mandato?

Pediría a mi equipo que redactase una propuesta de nuevo Reglamento: una ley de la UE sobre los océanos. Quizás haya quien se pregunte por qué. El motivo es que, aunque contamos con la Directiva marco sobre la estrategia marina , la política pesquera común (PPC) y otros instrumentos legislativos, aún carecemos de una estrategia y un objetivo medioambiental generales para nuestros océanos. La mayoría de las personas saben que debemos limitar a 1,5 °C el aumento de la temperatura del planeta, pero ¿cuál es el objetivo para salvar los océanos?

Es importante que existan objetivos y plazos cuantitativos. Una ley sobre los océanos marcará el rumbo y enviará una señal clara a la sociedad. Además, creará la certidumbre y la estabilidad necesarias para que las empresas inviertan en nuevas soluciones de modo que la UE esté a la vanguardia de la transición ecológica, algo que constituye la idea central del Pacto Verde Europeo . También creo que una ley sobre los océanos ayudará a concienciar e implicar a la ciudadanía y situará a la UE en el mapa en relación con la importante labor mundial de proteger los océanos en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

¿Cuál es la relación entre los trabajos relativos a la protección del medio marino y el Pacto Verde Europeo?

Ahora es el momento de empezar de cero haciendo las cosas bien. En la UE tenemos las ideas, la tecnología y los conocimientos técnicos que se necesitan para la transición hacia una Europa climáticamente neutra. La política climática de la UE ocupa un lugar central en el Pacto Verde Europeo. Como ya he dicho, es imposible regular el clima sin los océanos. Por consiguiente, la Ley Europea del Clima debe complementarse con una ley sobre los océanos que establezca objetivos y plazos para mejorar el medio ambiente marino.

Las acciones para salvar los océanos giran en torno a recuperar la biodiversidad, reducir la contaminación y avanzar hacia una economía circular, todos ellos aspectos fundamentales del Pacto Verde Europeo. Ahora mismo, los fondos de la UE para mejorar el medio marino están infrautilizados. Sin embargo, si reciben el apoyo adecuado, los entes locales y regionales pueden establecer medidas y proyectos que contribuyan a salvar los océanos, generen empleo e impulsen la economía para recuperarse de la crisis económica y social provocada por la pandemia de COVID-19.

¿Cuáles deberían ser las tres principales prioridades para todas las ciudades y regiones costeras de la UE en los próximos cinco a diez años?

En primer lugar, depende de dónde estén situadas las ciudades y regiones. Las cuatro cuencas marítimas de la UE se enfrentan a problemas diferentes. Sin embargo, hay algunas acciones prioritarias que deberíamos plantearnos:

Proteger los hábitats costeros con medidas como establecer normas para la gestión de las zonas marinas protegidas situadas dentro de la franja de doce millas, definir nuevas normas de pesca, reducir el tráfico de embarcaciones, crear calas silenciosas, revisar la planificación de la construcción urbana y garantizar que el turismo sea sostenible.

Reducir la pérdida de nutrientes y su vertido al agua, para lo cual cabría iniciar un diálogo con los agricultores locales para que modifiquen sus prácticas y reduzcan el uso de fertilizantes, mejorar el tratamiento de las aguas residuales, recoger y tratar dichas aguas en las zonas rurales, y establecer humedales para reducir la escorrentía.

Reducir el vertido de residuos, la contaminación y el ruido subacuático, con medidas como mejorar la infraestructura portuaria para la gestión de desechos y aguas residuales, proporcionar electricidad a los buques en los puertos, modificar las rutas de navegación y poner en marcha proyectos conjuntos con las regiones situadas aguas arriba para evitar la contaminación y los vertidos fluviales.

Contexto:

El proyecto de Dictamen Los entes locales y regionales en la protección del medio marino es un expediente del Grupo de trabajo del CDR El Pacto Verde se hace local . Este grupo, creado en junio de 2020 e integrado por trece representantes locales y regionales , tiene por objetivo que las ciudades y regiones de la UE participen directamente en la definición, aplicación y evaluación de las numerosas iniciativas contenidas en el Pacto Verde Europeo, que es la estrategia de crecimiento sostenible de la UE para alcanzar la neutralidad climática en 2050.

Reducir los desechos marinos. Briefing del Parlamento Europeo (2019).

Contacto con la prensa: pressecdr@cor.europa.eu