La falta de infraestructuras de transporte de pequeña escala obstaculiza el potencial de las regiones fronterizas de la UE  

Los enlaces ferroviarios pendientes como reto para la cohesión y el crecimiento de las regiones fronterizas: este fue el tema central de una conferencia conjunta del Comité Europeo de las Regiones (CDR) y la Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT) « Eurodistrito Pamina ». La conferencia, que tuvo lugar el 11 de abril en Bruselas y reunió a representantes del Parlamento Europeo y de las AECT de Alemania, Países Bajos, Chequia, Austria, Hungría y Francia, instó a reforzar la financiación de proyectos de infraestructuras de transporte de pequeña escala en las regiones fronterizas.

Las regiones fronterizas periféricas no suelen ser la máxima prioridad para las inversiones en infraestructuras nacionales o europeas. El año pasado, la Comisión Europea señaló la existencia de 176 conexiones ferroviarias transfronterizas pendientes en la UE: cuarenta y ocho de ellas necesitan mejoras urgentes y diecinueve son consideradas positivas por los agentes locales. Estos pequeños proyectos, que precisan una cofinanciación relativamente reducida, pueden ayudar a las regiones fronterizas de Europa a mejorar la vida de sus ciudadanos mediante una mejor conexión con la región vecina y el resto de Europa, un mayor acceso a los servicios públicos y al mercado de trabajo transfronterizo y un potencial más elevado de progreso económico.

Karl-Heinz Lambertz , presidente del CDR, afirmó: «A menudo son solo unos pocos kilómetros de infraestructuras de transporte los que impiden que las comunidades fronterizas desarrollen todo su potencial. Los fondos de la UE, como el Mecanismo "Conectar Europa" (MCE) y la política de cohesión, prestan ayuda, pero es necesario fomentar su utilización. Por ello, debemos mantener una financiación sólida para la política de cohesión y, en particular, para la cooperación territorial europea. Si queremos que Europa crezca unida, los entes locales y regionales son los organismos mejor situados para llevar a cabo estos pequeños proyectos, que marcan una verdadera diferencia y prueban el valor añadido de la UE para todos los ciudadanos».

Rémi Betrand , presidente de la AECT Eurodistrito Pamina (Francia-Alemania), dijo: «El enlace pendiente Karlsruhe-Rastatt-Haguenau-Saarbrücken es un buen ejemplo de que los enlaces pendientes locales y europeos tienen una importancia muy similar: cuatro corredores europeos circulan muy cerca unos de otros y bastarían unos pocos kilómetros que unieran Rastatt y Haguenau para conectar esos corredores y crear una importante ruta alternativa. Al mismo tiempo, toda la zona transfronteriza se desarrollaría económicamente: los ciudadanos de la región fronteriza tendrían mejor acceso al mercado laboral transfronterizo, a la atención sanitaria y a los servicios de la zona. Las 140 empresas que se encuentran a lo largo de la ruta podrían trasladar el transporte de sus mercancías de la carretera al ferrocarril y, de esta manera, aportar una importante contribución a la protección del medio ambiente» .

En 2016 la Comisión COTER del CDR y la Comisión TRAN del Parlamento Europeo lanzaron, durante una reunión conjunta, su iniciativa sobre los enlaces pendientes. Como resultado de este impulso común, en 2019 la Comisión Europea publicó una primera convocatoria de fructíferas propuestas en el marco del MCE, que invirtió 140 millones de euros en trece proyectos de transporte transfronterizo. Una segunda convocatoria de propuestas de proyectos cofinanciados por el MCE está abierta hasta el 24 de abril de 2019 para apoyar, con 65 millones de euros, proyectos de pequeña escala para la red «global» más periférica de la RTE-T. Sin embargo, la iniciativa de enlaces pendientes no debe detenerse aquí, ya que muchos de esos enlaces aún no forman parte de la RTE-T y, por lo tanto, no pueden optar a recibir ayudas del MCE. Cómo colmar esta brecha de financiación fue uno de los principales temas de la conferencia organizada por el CDR.

Michael Cramer , diputado al Parlamento Europeo, añadió: «Podemos elegir: dar prioridad a los grandes proyectos por valor de miles de millones de euros, que pueden estar terminados en treinta años, o, por el contrario, abordar proyectos más pequeños y rentables —destinados a eliminar los enlaces pendientes— que contribuyan de forma notable y más rápida a la integración de Europa. No obstante, me complace en especial que las peticiones de los Verdes de replantear la política de inversión a escala de la UE hayan sido atendidas con la mente abierta y se estén aplicando en la práctica. En la primera ronda que tiene lugar desde 2017, la Comisión Europea promueve por primera vez la eliminación de los enlaces pendientes con 140 millones de euros. Esto debe ser solo el principio» .

Se esperan nuevas convocatorias del MCE para 2019 y 2020, algo que el CDR considera una buena oportunidad para abordar la necesidad de financiación de pequeños proyectos transfronterizos destinados a mejorar la cohesión territorial, la accesibilidad regional y el desarrollo económico de las regiones fronterizas. Además, el CDR pide que se revise el marco normativo del Reglamento RTE-T para garantizar que la eliminación de los enlaces pendientes sea una de las principales prioridades a la hora de financiar la red de transporte.

Contacto:

Comité Europeo de las Regiones AETC «Eurodistrito Pamina»

Carmen Schmidle Nelly Sämann

Tel.: +32 (0)2 282 2366 Tel.: (FR) + 33 (0)3 68 33 88 22

Tel.: (DE) + 49 (0)7277 89 990 22

nelly.saemann@bas-rhin.fr