Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Los líderes locales desean que la cohesión sea una prioridad ‎ de las políticas económicas de la EU–27  
Solo se logrará reforzar el vínculo entre los fondos de cohesión y el Semestre Europeo si se da prioridad a las necesidades locales y regionales

Los dirigentes locales y regionales piden una participación estructurada de los entes locales y regionales en el proceso del Semestre Europeo, especialmente ahora que el Semestre formula orientaciones sobre la política de cohesión. El dictamen sobre esta cuestión elaborado por Rob Jonkman (NL/CRE) se aprobó por unanimidad en el pleno de abril del Comité Europeo de las Regiones (CDR) en Bruselas.

Durante el actual período de programación (2014-2020), la Comisión Europea ha empezado a reforzar la coordinación entre el Semestre Europeo y la política de cohesión con el fin de mejorar la tradicionalmente baja tasa de ejecución de las recomendaciones específicas por país (REP).

En el próximo período (2021-2027), la Comisión quiere dar un paso más y hacer que esta coordinación sea más vinculante, teniendo en cuenta las REP a la hora de adoptar acuerdos de asociación y programas de cohesión. Adecuar los instrumentos permite una dimensión territorial más fuerte en el Semestre Europeo, pero también entraña el riesgo de centralizar la política de cohesión, sin un papel formalizado de los entes locales y regionales en el proceso.

En palabras del ponente del CDR Rob Jonkman (NL/CRE), miembro de la Junta de Gobierno Local de Opsterland: «Los Fondos Estructurales no deben usarse como el palo y la zanahoria para que los Estados miembros lleven a cabo reformas. Más bien al contrario. Para ofrecer estabilidad y crecimiento a todos los ciudadanos, necesitamos que el Semestre Europeo tenga una dimensión local y se refuerce la asociación entre la UE, los Estados miembros y los entes locales y regionales. Conectar el Semestre Europeo con los programas de cohesión es una oportunidad para acercar el Semestre a los ciudadanos de la UE y dar prioridad a sus necesidades mediante la participación de los entes locales y regionales. Otorgarles un papel formal en el proceso, establecido en un código de conducta, no solo aumentará la eficacia de las recomendaciones específicas por país a través de una mejor evaluación y apropiación sobre el nivel de ejecución, sino que también reforzará la legitimidad democrática de las reformas previstas».

Iskra Mihaylova (BG/ADLE), presidenta de la Comisión de Desarrollo Regional del Parlamento Europeo, afirmó: «La Comisión y los Estados miembros deben intensificar su cooperación y adoptar nuevas medidas para atraer la inversión privada y pública y las asociaciones público-privadas, con vistas a maximizar el valor añadido de los fondos de la política de cohesión y su complementariedad con otros programas e instrumentos de la Unión».

A este respecto, los miembros del CDR reiteran su llamamiento en favor de un código de conducta para la participación de los entes locales y regionales en el Semestre Europeo . El Comité también reitera su petición, realizada conjuntamente con el Parlamento Europeo, de que el sucesor de la Estrategia Europa 2020 sea un marco político claro para el Semestre Europeo y las inversiones con cargo a los fondos de cohesión.

Contexto

El Semestre Europeo es el principal instrumento para la coordinación de la política económica y presupuestaria entre la UE y sus Estados miembros. Fija las prioridades económicas y sociales generales para el año siguiente, que sirven a los Estados miembros como orientación para las políticas y las reformas destinadas a impulsar el crecimiento y evitar los desequilibrios macroeconómicos. Tras evaluar los planes de los gobiernos de la UE, la Comisión presenta a cada uno una serie de recomendaciones específicas por país (REP) que adaptan al nivel nacional las prioridades determinadas a escala la UE. La Estrategia Europa 2020 funciona como marco político de dichas recomendaciones. A partir de 2019, la Comisión proporciona orientaciones sobre las inversiones financiadas por la política de cohesión en el marco del Semestre Europeo.

La política de cohesión es la principal política de inversión de la UE y su objetivo es reducir las persistentes disparidades sociales y económicas entre los Estados miembros y dentro de ellos. Se lleva a cabo mediante tres fondos principales: el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo Social Europeo (FSE) y el Fondo de Cohesión. Junto con el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), conforman los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE). Los entes locales y regionales son socios directos de la Comisión Europea y de los Estados miembros y comparten la gestión de la política de cohesión.

Contacto:

Carmen Schmidle

Tel. +32 (0)2 282 2366

carmen.schmidle@cor.europa.eu