Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Los dirigentes regionales y locales se ofrecen a apoyar el despliegue de las vacunas y piden nuevas medidas antes del verano para proteger las economías regionales  

Paula Fernández Viaña, Rosa Balas y Joan Calabuig, miembros de la delegación española del Comité Europeo de las Regiones , han intervenido en el debate con la comisaria europea de Salud Stella Kyriakides reclamando que se revisen las competencias de la UE en materia sanitaria y se refuerce el papel de los entes territoriales

Los gobiernos locales y regionales de la UE han advertido del efecto catastrófico que sufrirían las economías regionales si no se abriesen las fronteras de aquí al verano. Durante un debate con la comisaria europea de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides , los miembros del Comité Europeo de las Regiones (CDR) señalaron que, aunque la UE y sus Estados miembros han realizado un gran esfuerzo para desplegar las vacunas evitando así una «guerra de vacunas» entre los Estados, la falta de un marco jurídico claro en la UE ha conducido a errores que deben evitarse en el futuro. Los dirigentes locales y regionales ofrecieron su apoyo para combatir la desconfianza en las vacunas y acelerar su administración y añadieron que los certificados de vacunación son un paso en la dirección correcta pero no deben considerarse una panacea.

La presencia de la comisaria Kyriakides, que intervino durante el pleno que celebró el Comité Europeo de las Regiones los días 17, 18 y 19 de marzo, brindó la oportunidad de debatir la actual división de competencias en materia de salud entre los niveles de gobierno local, regional, nacional y de la UE. En el contexto de la Conferencia sobre el Futuro de Europa , los miembros del CDR pidieron que se revisen estas competencias a la vista de las deficiencias observadas durante la respuesta a la pandemia de COVID-19 con objeto de aumentar la preparación y la coordinación entre todos los agentes.

Los miembros del CDR instaron a la UE y a los Estados miembros a tener plenamente en cuenta el importante papel que durante las crisis sanitarias desempeñan los entes locales y regionales, ya que estos son fundamentales para desarrollar unos sistemas de salud más resilientes y eficaces en toda Europa. El CDR expresó su voluntad de participar en el debate sobre la «Unión de la Salud», sobre la base de las competencias legales de los entes regionales y locales y las responsabilidades políticas de sus dirigentes.

Paula Fernández Viaña (ES/Renew Europe), Consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior del Gobierno de Cantabria, declaró: « En Cantabria hemos puesto en marcha un clúster de la industria de la salud para fortalecer la colaboración con las organizaciones que fomentan la investigación, la innovación y el desarrollo de productos y procesos en torno de la salud. La actual crisis sanitaria ha puesto de relieve la necesidad esencial que tenemos los países y las regiones de prepararnos para que no se vuelva a producir una situación de indefensión por falta de medios. Cantabria, con otras regiones europeas, tiene grandes posibilidades de convertirse en una región de la salud, tanto desde el punto de vista asistencial, como lo relativo a la investigación y la innovación, aplicada a la producción de suministros industriales-sanitarios. La Unión Europea de la salud es también la Unión Europea de las regiones europeas » .

Rosa Balas (ES/PES), Directora General de Acción Exterior de la Junta de Andalucía, aseguró: « A pesar de los problemas en la distribución de las vacunas debemos reconocer el programa de compras conjuntas como un éxito colectivo europeo de primer orden. Necesitamos fomentar la capacidad de producción de vacunas a nivel europeo para consolidar nuestra autonomía estratégica. Desde Extremadura defendemos el principio de la solidaridad en el ámbito sanitario a nivel internacional. La Unión Europea debe apostar por reforzar su contribución al mecanismo Covax para garantizar un acceso justo y equitativo a las vacunas en países de renta baja y media. Y a pesar de la crisis sanitaria derivada de la pandemia, no podemos dejar de lado a los pacientes afectados por otras enfermedades graves. En este sentido nos congratulamos del plan europeo de la lucha contra el cáncer recientemente aprobado por la Comisión » .

Joan Calabuig (ES/PES), Secretario para la Unión Europea y Relaciones Exteriores de la Generalitat Valenciana, dijo: « Creemos que es fundamental que el pasaporte verde europeo nos dé seguridad a todos y que nos permita recuperar una movilidad con tranquilidad. El refuerzo de la Agencia Europea del Medicamento y la Agencia Europea del Control y Prevención de Enfermedades es otra cuestión fundamental para poder caminar en una Europa de la salud sólida. Y recordar también la necesidad de que nunca más vuelvas a debilitarse los sistemas nacionales de salud con los recortes que hubo por ejemplo en 2008 » .

En su discurso que dio comienzo al debate, Apostolos Tzitzikostas , presidente del CDR y presidente de la Región de Macedonia Central, aseguró: «Sin la solidaridad se habría librado una guerra de vacunas en la que se habría dejado atrás a muchos países, regiones y ciudades. No obstante, los ciudadanos quieren volver a la normalidad y debemos abrir Europa de forma segura de cara al verano. Un certificado de vacunación contra la COVID-19 como documento de viaje constituye un paso adelante, aunque por sí solo no sea la panacea. Esta terrible enfermedad ha demostrado que necesitamos más Europa en el ámbito de la salud para estar mejor preparados en el futuro, y que todos los niveles de gobierno, desde el internacional hasta el local y regional, desempeñan un papel decisivo. Nuestro Comité está dispuesto a debatir la Unión de la Salud, sobre la base de nuestras competencias locales y regionales y en consonancia con los principios rectores de la UE en materia de subsidiariedad y proporcionalidad. Solo juntos podremos lograr resultados mejores y más rápidos. Empoderando a los gobiernos locales y regionales podremos relanzar la titubeante campaña de vacunación y sentar las bases para nuevas aperturas de fronteras con vistas al verano».

La comisaria Kyriakides y los miembros del CDR también debatieron una serie de medidas relacionadas con la salud elaboradas desde el inicio de la pandemia: el programa EU4Health (La UE por la Salud), la Directiva relativa a la asistencia sanitaria transfronteriza y un sistema de gestión de emergencias sanitarias. El CDR formuló recomendaciones sobre estos tres temas el pasado mes de octubre.

Birgitta Sacrédeus (SE/PPE), miembro del Gobierno Regional de Dalarna y ponente del Dictamen del CDR sobre el Mecanismo de Emergencia Sanitaria de la UE , declaró: «Es muy positivo que el CDR pida que se materialice un mecanismo de emergencia sanitaria de la UE en forma de una Autoridad Europea de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias . La resiliencia depende de la preparación y, para estar preparados, necesitamos estructuras sólidas de cooperación y líneas de comunicación bien establecidas. Estoy convencida de que la Autoridad Europea de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias podrá ayudar a los pueblos, ciudades y regiones a afrontar futuras pandemias y evitar una devastación como la que vimos el año pasado. Sin embargo, debemos garantizar que se tenga plenamente en cuenta el papel determinante que desempeñan los entes locales y regionales en situaciones de crisis».

Contexto

Contacto:

Andrew Gardner

+32 473 943 981

andrew.gardner@cor.europa.eu

Compartir: