Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Día Internacional de la Mujer 2019: Declaración del presidente y del vicepresidente primero  

La igualdad de género es uno de los valores fundamentales de la Unión Europea. Constituye un elemento esencial para fomentar la justicia social, preservar la salud de nuestra democracia e impulsar nuestra economía. Y ha llegado la hora de establecer una verdadera igualdad de género en todos los niveles de gobierno.

A lo largo de los años se han hecho grandes avances para capacitar a las mujeres y corregir los desequilibrios sociales y económicos que existen. A pesar de estos esfuerzos, aún queda mucho camino por recorrer antes de poder afirmar que en Europa hay igualdad de género.

Ochenta días antes de que las elecciones europeas coincidan con las elecciones locales y regionales en algunos Estados miembros, el Comité Europeo de las Regiones anima a más mujeres a presentarse a los comicios. Necesitamos un mayor número de mujeres políticas en las asambleas políticas locales, regionales y europeas.

En el Día Internacional de la Mujer, en nuestra calidad de presidente y vicepresidente primero del Comité Europeo de las Regiones, hacemos un llamamiento en favor de la igualdad de género en la política, lo que incluye a nuestra propia institución.

En 2019, las presidencias de nuestras seis comisiones se reparten por igual entre hombres y mujeres, pero las mujeres siguen siendo una minoría en nuestra asamblea. Esto, simplemente, no es suficiente. Antes de que en enero de 2020 se nombre a los próximos miembros de nuestro Comité, pedimos a los órganos encargados de los nombramientos en todos los Estados miembros de la UE que corrijan el desequilibrio y aumenten la representación femenina del Comité.

Si queremos que la política sea verdaderamente democrática, tenemos que crear oportunidades, derribar las barreras y capacitar a más mujeres para que se incorporen a la política. La democracia representativa no es representativa si, en todos los niveles de gobierno y en la mayor parte de los cargos políticos, las mujeres son minoría. Menos del 30 % de los parlamentarios regionales y menos de uno de cada siete alcaldes son mujeres.

Por ello, ha llegado el momento de un cambio radical. Es hora de que la política y la democracia europeas reflejen plenamente nuestros valores y nuestra sociedad. Es hora de lograr una auténtica igualdad de género en todos los niveles políticos.