Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
El presidente del Comité Europeo de las Regiones y el alcalde de Londres afirman ‎ que hay que evitar un Brexit sin acuerdo con el que todos salgan perdiendo y que provoque una espiral perjudicial para las regiones y ciudades de la UE y del Reino Unido  

El Grupo de Contacto UE-Reino Unido presidido por el presidente de la región de Bretaña redoblará las asociaciones locales y regionales y garantizará
un apoyo financiero adecuado de la UE a las regiones más afectadas

En el debate en línea mantenido desde Bruselas, el presidente del Comité Europeo de las Regiones, Apostolos Tzitzikostas, y el alcalde de Londres, Sadiq Khan, pidieron a los negociadores del Reino Unido y de la UE que prosiguieran los contactos hasta lograr un acuerdo comercial. Advirtieron de que la ausencia de acuerdo tendría un impacto catastrófico y provocaría una espiral perjudicial en la que todos saldrían perdiendo en muchas regiones y ciudades de la UE y del Reino Unido. El alcalde de Londres exigió una prórroga inmediata del período transitorio en caso de que no pudiera concluirse un acuerdo comercial durante las negociaciones en curso. Los entes locales y regionales de la UE y del Reino Unido también se comprometieron a intensificar los esfuerzos conjuntos para mitigar los efectos del Brexit y cooperar a largo plazo en cuestiones como el cambio climático y la migración.

A menos de tres semanas antes de que finalice el período de transición para el Reino Unido y con el futuro del acuerdo comercial entre el Reino Unido y la UE pendiente de un hilo, dirigentes locales y regionales de la UE y el alcalde de Londres expresaron su preocupación por las graves consecuencias que se derivarían de la falta de acuerdo. Asumieron el compromiso de colaborar estrechamente, garantizar que se evalúe de manera periódica el impacto territorial del Brexit y cooperar en ámbitos de interés mutuo en el futuro.

Apostolos Tzitzikostas , presidente del Comité Europeo de las Regiones y gobernador de la región griega de Macedonia Central, advirtió: «La falta de acuerdo será catastrófica para muchas regiones y compondrá una mezcla peligrosa para las economías regionales en época de pandemia. Los entes locales y regionales serán los primeros en percibir las consecuencias de esta negociación final del Brexit en la vida de las personas. Se tardará muchos años en establecer las nuevas fronteras y en comprender qué significa esta separación para todos nosotros. Junto con la ciudad de Londres, las ciudades y regiones del Reino Unido y de la UE trabajarán hombro con hombro para encontrar maneras de suavizar y mitigar el impacto en nuestras respectivas comunidades» .

En su intervención en el debate, Sadiq Khan , alcalde de Londres, afirmó: «El Brexit es un hecho y tenemos la obligación de mirar hacia el futuro, no hacia el pasado. Necesitamos trabajar juntos en los retos comunes, en todas las ciudades, regiones y países. Quiero garantizar que Londres sigue siendo un socio clave para Bruselas y para todas las ciudades, regiones y ciudadanos europeos. Si no se puede cerrar un acuerdo comercial en los próximos días, insto a Boris Johnson y a la UE a que prorroguen el período de transición. Es muy simple: un resultado sin acuerdo no debería ser una opción. Sería una situación en la que todos saldrían perdiendo, tanto Reino Unido como la UE: costaría puestos de trabajo, reduciría el crecimiento y afectaría el nivel de vida en toda Europa justo cuando nos encontramos inmersos en una etapa crucial de nuestra lucha contra la pandemia» .

Los miembros del CDR debatieron sobre la manera de mantener y profundizar las relaciones con las administraciones descentralizadas del Reino Unido y los entes locales y regionales de Inglaterra, Escocia, Gales, Irlanda del Norte y Gibraltar. El presidente del recientemente creado Grupo de Contacto CDR-Reino Unido, Loïg Chesnais-Girard (FR/PSE), presidente del Consejo Regional de Bretaña, declaró: «Los políticos locales y regionales de ambos lados del Canal comparten el interés por limitar los daños para sus economías regionales y locales. Para lograrlo, debemos convertirnos en los adalides de la cooperación transfronteriza en nuestros contactos con los gobiernos nacionales y con la UE. Dentro de la UE, la reserva de adaptación al Brexit constituye un amortiguador para las zonas más afectadas. Insto a la UE que esté preparada para aportar más dinero si, como es probable, el impacto del Brexit supera los 5 000 millones de euros. Este cóctel Covid-Brexit es muy pero que muy tóxico y debemos permanecer unidos, tanto en lo económico como en lo político».

Inmerso en plenas negociaciones entre la UE y el Reino Unido, Michel Barnier , jefe del Grupo de Trabajo para las Relaciones con el Reino Unido , también envió un mensaje: «Seguimos trabajando para lograr una asociación ambiciosa entre la UE y el Reino Unido que ayude a las personas, a las comunidades locales, y también a las empresas y regiones, a proseguir su cooperación de la mejor manera posible en el futuro. No obstante, aunque estamos abiertos —como siempre hemos estado— a encontrar soluciones mutuamente beneficiosas, la UE no aceptará un acuerdo a cualquier precio. Cualquier acuerdo tendría que preservar nuestro mercado único y los intereses económicos a largo plazo de los ciudadanos, las empresas y las regiones de la UE. Por el momento, todavía tenemos grandes divergencias sobre las cuestiones bien conocidas de la competencia equitativa, la gobernanza y la pesca. Los próximos días serán de suma importancia. De cualquier forma, todos nosotros deberíamos continuar los preparativos para todos los escenarios, incluido llegar al 1 de enero de 2021 sin acuerdo.»

Antecedentes

En 2018, el CDR realizó encuestas entre sus miembros y otros entes locales y regionales y cámaras de comercio locales sobre los efectos del Brexit , que se publicaron en un informe recapitulativo. Este incluía los resultados de un estudio de los sectores y regiones más expuestos a los cambios en los vínculos económicos con el Reino Unido. Entre estos sectores cabe citar la alimentación, los vehículos de transporte, la maquinaria, la electrónica, los textiles y los muebles. Entre las regiones particularmente expuestas se encontraban todas las regiones irlandesas, Altos de Francia y Bretaña en Francia, las regiones de Pequeña Polonia y Lublín en Polonia, el Estado de Hesse en Alemania, Flandes en Bélgica y Andalucía en España. Se identificaron sectores industriales concretos que corrían un riesgo particular en las regiones italianas de Emilia-Romaña, Toscana y Las Marcas, Mediodía-Pirineos y Auvernia en Francia, y algunas regiones de Alemania, Países Bajos, Portugal, Eslovaquia, Chequia, Rumanía, Bulgaria y Grecia.

Contacto:

Michele Cercone

Portavoz del presidente

Tel.: +32 (0)498 98 23 49

Michele.Cercone@cor.europa.eu

David French

Tel.: +32 (0)473 85 47 59

David.French@cor.europa.eu

Share: