Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Medidas justas, equitativas y viables: ‎ el éxito del paquete climático «Objetivo 55» de la UE ‎ pasa por hacer partícipes a todas las ciudades y regiones  

En respuesta al paquete de medidas de la Comisión Europea «Objetivo 55» , que persigue reducir las emisiones de carbono de la UE en un 55 % de aquí a 2030, el Comité Europeo de las Regiones (CDR) pide que las nuevas normas actualizadas garanticen un papel central y una financiación directa a las ciudades y regiones que, además de estar dotadas de competencias legislativas, son el nivel de gobierno más próximo a la ciudadanía también en lo que respecta a la transición hacia la neutralidad climática.

El paquete de medidas sobre el clima propuesto hoy por la Comisión Europea está destinado a reducir las emisiones de la industria, los edificios, el transporte y el uso de la tierra, y tendrá importantes consecuencias para todas las regiones, empresas y ciudadanos europeos por igual, en particular mediante la aplicación del principio de «quien contamina paga». Es importante que el paquete, que se articula en torno a una visión renovada de la tarificación del carbono, contribuya a la cohesión territorial. Además, debe satisfacer las necesidades de cada territorio, aumentar la participación, la asignación de ingresos y el acceso a la financiación directa de las inversiones ecológicas y los gastos sociales relacionados con el clima para los entes locales y regionales, que son responsables de la aplicación del 90 % de las medidas de adaptación al cambio climático y del 70 % de las medidas de mitigación de sus efectos.

Apostolos Tzitzikostas , presidente del Comité Europeo de las Regiones y de la Región de Macedonia Central (Grecia), afirmó: «Para llevar a buen término su transición hacia la neutralidad climática, Europa tiene que dar prioridad a las necesidades de la ciudadanía, tomar en consideración las particularidades de cada territorio y no dejar atrás a ninguna persona ni región. Lo primero que hay que hacer es reducir la burocracia para garantizar que los gobiernos locales y regionales de Europa tengan un acceso directo a los fondos de la UE. Europa necesita una recuperación ecológica y justa que aborde la emergencia climática, refuerce la resiliencia, apoye la innovación y cree empleos de proximidad. En aquellos ámbitos en los que tienen competencias, como la eficiencia energética de los edificios, el transporte sostenible, la protección de la biodiversidad y la lucha contra la pobreza energética, tenemos que empoderar a las ciudades y regiones —así como a toda la ciudadanía— para acelerar la transición ecológica. Esta es la razón por la que hemos puesto en marcha la campaña de dimensión europea El Pacto Verde se hace local .

Juan Espadas (PSE/ES), alcalde de Sevilla y presidente de la Comisión ENVE del CDR y del Grupo de Trabajo «El Pacto Verde se hace local» , declaró: «El paquete de medidas “Objetivo 55” es el punto de partida de una nueva revolución climática. Tiene que ser ambicioso, aun sabiendo que todo esto tiene un coste. La realidad del cambio climático afectará a todas las personas y a todos los territorios, pero los grupos más vulnerables de la sociedad serán los primeros en sufrir sus consecuencias. Para cumplir el “Objetivo 55” en ámbitos como, entre otros, la vivienda, la movilidad o la energía, los entes locales y regionales tienen que desempeñar un importante papel a la hora de garantizar la equidad y un fuerte apoyo social para no dejar atrás a ninguna persona ni ningún lugar».

Con este nuevo conjunto de normas actualizadas en materia de energía y clima, la UE se propone reducir las emisiones en un 55 % de aquí a 2030 y lograr un equilibrio de cero emisiones antes de 2050. El paquete «Objetivo 55» constituye un importante pilar de la estrategia de acción por el clima y crecimiento de la Unión. Consta de trece propuestas legislativas que abordan diferentes aspectos de la transición ecológica y tiene como piedra angular un régimen de comercio de derechos de emisión revitalizado. La revisión de la Directiva RCDE UE tiene por objeto impulsar el comercio de derechos de emisión en la construcción y en el transporte por carretera, sectores en que los entes locales y regionales cuentan con la experiencia y las competencias necesarias para alcanzar los objetivos del Pacto Verde Europeo y llevar a cabo una transición socialmente justa.

El papel de las regiones y ciudades de Europa tiene que verse reconocido en el marco del Fondo Social para el Clima y el Fondo de Transición Justa, ya que una centralización excesiva puede poner en peligro la cohesión territorial y la equidad social de la transición ecológica. El paquete «Objetivo 55» también se refiere a la eficiencia energética de los edificios, en cuyo ámbito el Comité Europeo de las Regiones y la Comisión Europea dieron comienzo a una cooperación reforzada en marzo de 2021 .

Actualizaciones de la legislación en vigor de la UE en el marco del paquete de medidas «Objetivo 55»:

  • Revisión del régimen de comercio de derechos de emisión de la UE (RCDE)
  • Revisión del Reglamento sobre el uso de la tierra, el cambio de uso de la tierra y la silvicultura (UTCUTS)
  • Revisión del Reglamento de reparto del esfuerzo (RRE)
  • Modificación de la Directiva sobre fuentes de energía renovables (RED)
  • Modificación de la Directiva de eficiencia energética
  • Revisión de la Directiva sobre la infraestructura para los combustibles alternativos
  • Modificación del Reglamento por el que se establecen normas sobre las emisiones de CO 2 para turismos y furgonetas
  • Revisión de la Directiva sobre fiscalidad de la energía

Nuevas propuestas legislativas en el marco del paquete de medidas «Objetivo 55»:

  • Nueva estrategia forestal de la UE
  • Mecanismo de ajuste en frontera por emisiones de carbono
  • Un mecanismo social de acción por el clima
  • ReFuelEU Aviation – Combustibles de aviación sostenibles
  • FuelEU Maritime – Espacio marítimo europeo verde

Contacto:

David Crous

david.crous@cor.europa.eu

+32 (0) 470 88 10 37

Share: