Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
«De la granja a la mesa»: las regiones y ciudades deben implicarse en el apoyo a los productores, la protección del medio ambiente y la lucha contra la pobreza alimentaria después de la crisis  

El CDR reclama plena coherencia entre la estrategia de la UE, la política agrícola común y los objetivos del Pacto Verde

La pandemia de COVID-19 ha puesto de manifiesto la profunda interrelación entre la salud pública, los ecosistemas y los sistemas alimentarios. En un Dictamen elaborado por Guido Milana (IT/PSE) y aprobado en el pleno del Comité Europeo de las Regiones (CDR), los dirigentes locales y regionales acogen con satisfacción la Estrategia «de la granja a la mesa», pero piden que se haga mayor hincapié en las cadenas de suministro cortas y en unas modalidades locales y regionales de producción basadas en el bienestar de los animales y en el medio ambiente, así como en la calidad nutricional.

La Estrategia «de la granja a la mesa» para una alimentación sostenible es un pilar tanto del Pacto Verde Europeo —iniciativa emblemática de la UE— como del Plan de Recuperación de la UE. La Estrategia fue presentada el 20 de mayo de 2020 por la Comisión Europea y abarca todos los eslabones de la cadena alimentaria, desde la producción hasta el consumo. Tiene por objeto construir un sistema alimentario sostenible en la UE que garantice la seguridad alimentaria y proteja la salud de las personas y el medio ambiente.

En su Dictamen Del productor al consumidor (de la granja a la mesa): la dimensión local y regional , elaborado por Guido Milana (IT/PSE), concejal de Olevano Romano (Roma) y exdiputado al Parlamento Europeo, el CDR destaca la importancia primordial de que la política agrícola común (PAC) y la política pesquera común (PPC) después de 2020 se ajusten plenamente a los objetivos de la Estrategia «de la granja a la mesa» y a las metas de la Estrategia de la UE sobre la Biodiversidad de aquí a 2030 .

« La Estrategia «de la granja a la mesa» puede ayudar a que el acceso a los alimentos —una cuestión básica pero fundamental-— vuelva a centrar el debate político. La pandemia ha aumentado las desigualdades y debemos asegurarnos de que los sistemas alimentarios sean más equitativos y sostenibles. Sin embargo, la falta de ambición a la hora de revisar la PAC puede ponerlo todo en peligro, por lo que lamentamos esta falta de coherencia », declaró el ponente, Guido Milana.

El CDR apoya la Estrategia «de la granja a la mesa» y los objetivos propuestos por la Comisión respecto de la reducción de los pesticidas, fertilizantes químicos y antimicrobianos, así como del aumento de la proporción de la agricultura ecológica. Además, pide que se evalúe exhaustivamente el impacto de los objetivos cuantificados y que se supervisen los progresos realizados.

Para impulsar la dimensión local y regional, el CDR señala que la adquisición pública de alimentos es uno de los elementos clave para que la transformación en un sistema alimentario sostenible se haga realidad a nivel territorial. El poder adquisitivo de las autoridades representa el 14 % del PIB de la UE. Por tanto, la contratación pública puede suponer un potente motor de demanda de productos sostenibles. La demanda institucional es importante para aumentar el consumo de alimentos sostenibles y brindar oportunidades de mercado a los pequeños proveedores.

Las regiones y ciudades pueden ser las protagonistas de la transición hacia un sistema alimentario más sostenible. Como tales, deben participar en la aplicación y el seguimiento de la Estrategia. Para que se atiendan mejor sus necesidades, los entes regionales deben seguir desempeñando su papel de autoridades de gestión y participar en el diseño de los sistemas ecológicos, tanto a nivel europeo como nacional.

Lea aquí la entrevista a Guido Milana, ponente del Dictamen sobre la Estrategia «de la granja a la mesa».

Contacto:

Matteo Miglietta

Tel.: +32 470 895 382

matteo.miglietta@cor.europa.eu

Galería Flickr del CDR