Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Los retos demográficos que afronta Europa requieren soluciones locales  

Los dirigentes regionales y locales instan a las instituciones de la UE
a colaborar estrechamente con los gobiernos locales para contrarrestar
las consecuencias territoriales y socioeconómicas del cambio demográfico

Durante un debate con Dubravka Šuica, vicepresidenta de Democracia y Demografía de la Comisión Europea, los dirigentes locales y regionales europeos instaron a las instituciones de la UE a colaborar estrechamente con los gobiernos locales para contrarrestar las consecuencias territoriales y socioeconómicas del cambio demográfico. Con un descenso de la población de más del 40 % en las regiones de la UE, el Comité Europeo de las Regiones pide que la dimensión demográfica se integre en todas las políticas de la UE y en el debate sobre el futuro de Europa.

En su Informe sobre los efectos del cambio demográfico , recientemente publicado, la Comisión Europea reconoce que las cuestiones relacionadas con el cambio demográfico «a menudo obtienen mejor respuesta a nivel local y regional». También señala el estrecho vínculo entre el cambio demográfico y las transiciones ecológica y digital y afirma que el cambio demográfico puede conducir a «la pérdida de fe en nuestra democracia» en las zonas que luchan contra el descenso de la población. A largo plazo, es probable que la disminución de la población en edad laboral ejerza una presión sobre los presupuestos públicos y tenga efectos negativos en las perspectivas geopolíticas de Europa y en su posición en el mundo.

En su intervención del 1 de julio en el pleno del Comité Europeo de las Regiones, la vicepresidenta de la Comisión Europea, Dubravka Šuica, declaró: «Debemos permitir a las regiones más afectadas por el cambio demográfico mantener y mejorar su calidad de vida, y dotarnos de los instrumentos necesarios para encontrar soluciones innovadoras. Nos comprometemos a apoyar y acompañar a los ciudadanos a lo largo del proceso de cambio, brindándoles oportunidades concretas y asegurándonos de que nadie se quede atrás».

Por su parte, Apostolos Tzitzikostas , presidente del Comité Europeo de las Regiones, afirmó: «La pandemia de COVID-19 ha puesto de relieve la necesidad de pensar y de actuar estratégicamente en el ámbito del cambio demográfico y de sus graves repercusiones territoriales y socioeconómicas a largo plazo. Esta situación puede incluso dar lugar al desarrollo de una "geografía del descontento", y alimentar los movimientos extremistas y el antieuropeismo en algunas regiones afectadas por el declive demográfico y la fuga de cerebros y, a la postre, conducir a una polarización del sistema democrático. Dadas las amplias competencias jurídicas de los entes regionales y locales en cuestiones demográficas, nuestro Comité está dispuesto a apoyar las iniciativas de la Comisión dirigidas a combatir este fenómeno y mejorar la vida de las personas en las regiones, ciudades y pueblos de la UE».

El Comité Europeo de las Regiones formulará sus propuestas para abordar los efectos negativos del cambio demográfico en las regiones de la UE en su próximo pleno de octubre. El actual proyecto de Dictamen destaca que el envejecimiento de la población, las bajas tasas de natalidad y el agravamiento de los desequilibrios en la distribución de la población en Europa requieren una respuesta política coherente en todos los niveles de gobierno y en todas las políticas de la UE. Insiste particularmente en el vínculo entre el cambio demográfico y la mejora de las condiciones de vida en todos los territorios.

Para el ponente János Ádám Karácsony (HU/PPE), miembro de la Junta de Gobierno Local de Tahitótfalu: «Las consecuencias del cambio demográfico se harán sentir a largo plazo, por lo que es muy importante ver qué respuestas se han dado ya en el pasado y qué soluciones podemos aportar ahora. Al hablar de la situación demográfica de Europa debemos tener en cuenta diferentes aspectos como el envejecimiento o la mayor esperanza de vida, la despoblación de las zonas rurales, la migración interna y externa, la fuga de cerebros, así como los cambios en las tasas de fertilidad y las pautas de parentalidad».

Más información:

La Comisión Europea publicó el 17 de junio el tan esperado Informe sobre los efectos del cambio demográfico , así como una serie de estadísticas detalladas sobre la situación en cada Estado miembro, junto con mapas y datos a nivel de la UE. La Comisión también prevé presentar en 2021 un Libro Verde sobre el envejecimiento y elaborar una visión a largo plazo para las zonas rurales. El Barómetro Local y Regional Anual del CDR, previsto para octubre de 2020, también proporcionará cifras y mapas sobre la demografía y las regiones.

Los graves problemas demográficos de la Unión Europea se manifiestan en muchos lugares de la Unión Europea por una combinación de tres tendencias: una población en declive, un envejecimiento de la población (con un aumento de la tasa de dependencia) y una baja tasa de natalidad. Más del 40 % de las regiones europeas están perdiendo población y se prevé que, para 2050, la población de las regiones predominantemente rurales se reduzca en 7,9 millones. Al mismo tiempo, la población de la UE es, como media, la más envejecida del planeta y se prevé que en 2070 Europa solo representará el 4 % de la población mundial. La proporción de Europa en el PIB mundial también se está reduciendo continuamente.

La pandemia de COVID-19 ha afectado particularmente a la población europea de edad avanzada, lo que muestra la necesidad de una atención sanitaria y de cuidados de larga duración de buena calidad, accesible y asequible. La crisis actual también ha puesto de relieve la importancia de cerrar la brecha digital y de contar con una sólida infraestructura digital.

En su Resolución sobre el programa de trabajo de la Comisión Europea para 2021 , el Comité de las Regiones pide a la Comisión Europea que presente una evaluación con base científica sobre el impacto de la COVID-19 en el cambio demográfico y garantice que las decisiones futuras sean específicas para las necesidades locales. También subraya el papel de una educación y formación accesibles y de alta calidad en respuesta al cambio demográfico y a la fuga de cerebros y, en este sentido, apoya la creación de un Espacio Europeo de Educación para 2025, en estrecha sinergia con el Espacio Europeo de Investigación.

Contacto:

Lauri Ouvinen

Tel. +32 473536887

lauri.ouvinen@cor.europa.eu