Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
La recuperación europea fracasará sin una política de cohesión sólida y una verdadera asociación entre la UE y los gobiernos nacionales, regionales y locales  

En una videoconferencia con la comisaria Elisa Ferreira, la Alianza por la Cohesión advierte que el próximo presupuesto europeo y el plan de recuperación deben mantener la inversión en las ciudades y las regiones. En representación española participaron Paula Fernández Viaña, consejera del Gobierno de Cantabria y Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid

La crisis desencadenada por la COVID-19 está socavando la cohesión económica, territorial y social de Europa y su capacidad para lograr una transición más verde, integradora e inteligente hacia un futuro más sostenible. Esta es la razón por la que la Alianza por la Cohesión (#CohesionAlliance) —una coalición a escala de la Unión Europea integrada por más de 12 000 signatarios— insta a los Estados miembros a que apoyen un marco financiero plurianual (MFP) sólido para el período 2021-27 y los planes de recuperación. Estos deben apoyar la cohesión como un valor fundamental y como un objetivo clave de todas sus políticas e inversiones. Estas demandas se incluyeron en la Declaración remitida a Elisa Ferreira, comisaria de Cohesión, y a Younous Omarjee, presidente de la Comisión REGI del Parlamento Europeo, durante una videoconferencia celebrada el 14 de julio, tres días antes de la reunión del Consejo Europeo en Bruselas. Se puede volver a ver el acto pulsando aquí.

La crisis de la COVID-19 ha demostrado que la solidaridad, la responsabilidad y la cohesión son necesarias, ahora más que nunca, para garantizar que ninguna persona o región se quede atrás en la Unión Europea. La campaña #CohesionAlliance aboga por una política de cohesión fuerte, eficaz y flexible basada en perspectivas a largo plazo y en el principio de asociación entre los gobiernos locales y regionales para todas las medidas de recuperación. Esto ayudará a impulsar y reconstruir la economía, fomentar la sostenibilidad y reforzar la cohesión territorial y social en la Unión Europea.

« Las propuestas presentadas por la Comisión y por el presidente Michel van en la dirección correcta. Instamos a los Estados miembros a que actúen ahora con una sola voz y adopten un presupuesto europeo para 2021-2027 adecuado y un plan de recuperación sólido para ayudar a nuestras comunidades a superar la crisis de forma más resiliente, sostenible e integradora. Esto redunda en el interés directo de todos los Estados miembros, incluidos aquellos que piden debilitar la capacidad de inversión para nuestra Unión pero son los principales beneficiarios del mercado único », ha declarado Apostolos Tzitzikostas , presidente del Comité Europeo de las Regiones, que añade: « El Comité aúna fuerzas con todos los agentes de la UE, nacionales, regionales y locales para decir no a la centralización, no a los recortes presupuestarios y no a unos plazos de aplicación inaguantables que pongan en peligro el efecto de la inversión de la UE. Aumentar la cohesión y la resiliencia movilizando todas las políticas y herramientas de la UE es la única manera de dar prioridad a los ciudadanos y apoyar una recuperación en la que nadie se quede atrás. »

Los presidentes de la organización fundadora de la Alianza por la Cohesión (#CohesionAlliance) entregaron la Declaración renovada a la comisaria europea de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira, y al presidente de la Comisión REGI del Parlamento Europeo, Younous Omarjee.

Elisa Ferreira , comisaria responsable de Cohesión y Reformas, declaró: « Las previsiones económicas de la Comisión publicadas la última semana apuntan a una recesión más profunda de lo esperado, con efectos devastadores y más amplias divergencias y desigualdades. Por eso necesitamos una política de cohesión fuerte y una recuperación justa y cohesionada. El ADN de la cohesión puede verse a lo largo de las propuestas de la Comisión en materia de recuperación: la generosa dotación para la política de cohesión y el método de cohesión en el fondo de recuperación y más allá. Yo luché por ello, y seguiré luchando. Dependemos de ustedes para ejercer presión en sus países y regiones. Tenemos poco tiempo, debemos actuar rápidamente para difundir el mensaje, preparar nuestros planes y programas y garantizar que ninguna región se quede atrás

Paula Fernández Viaña , consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior del Gobierno de Cantabria y miembro del Comité Europeo de las Regiones (Renew Europe) y de la Conferencia de Regiones Periféricas Marítimas (CPMR), afirmó: « Queremos que el Plan de Recuperación de la UE tenga una fuerte dimensión territorial. Nos preocupa la posible falta de participación de las autoridades regionales en el Fondo de Recuperación y Resiliencia. Si no se tienen en cuenta las necesidades territoriales específicas y no se garantiza nuestra participación en la elaboración de los planes nacionales, el Fondo de Recuperación y Resiliencia corre el riesgo de tener un impacto menor del esperado. De hecho, los entes locales y regionales conocen mejor que nadie las necesidades de inversión y pueden aportar una contribución clave para mejorar la responsabilidad democrática y el compromiso político con el instrumento de recuperación en su conjunto. También es esencial que los fondos de recuperación sean complementarios y estén bien coordinados con los Fondos Estructurales y mantengan la cohesión territorial como uno de sus principales objetivos

Begoña Villacís , vicealcadesa de Madrid y miembro de Eurocities , declaró: « Tenemos la oportunidad de reconfigurar el futuro de nuestras ciudades garantizando como objetivos prioritarios y centrales el bienestar y la protección de los ciudadanos. Es en las ciudades donde estos retos confluyen y donde ya se están haciendo esfuerzos. Pero la recuperación de la COVID-19 a largo plazo exigirá una estrecha cooperación entre todos los niveles de gobierno, utilizando instrumentos existentes como la política de cohesión de la UE y encontrando nuevas maneras de hacer políticas públicas, basadas en las necesidades de los ciudadanos

Younous Omarjee , presidente de la Comisión REGI del Parlamento Europeo, afirmó: « La crisis ha distorsionado Europa. Por lo tanto, es esencial un plan de recuperación y un presupuesto ambicioso. La recuperación a corto plazo debe ser complementaria a la consecución de objetivos a largo plazo, en particular la cohesión económica, social y territorial. Instamos al Consejo a que se una en torno a un presupuesto fuerte. También es esencial que el plan de recuperación sea directamente accesible para las regiones y que pueda controlarse democráticamente. Estas son las demandas del Parlamento Europeo. »

Cualquier persona que crea en una política de cohesión de la UE fuerte es bienvenida a participar en la campaña #CohesionAlliance firmando la nueva Declaración. Se invita a los 12 000 signatarios de la Declaración inicial a reafirmar su compromiso político mediante la sensibilización sobre el papel fundamental de la política de cohesión y la necesidad de una política de cohesión fuerte en el próximo presupuesto y plan de recuperación de la UE a largo plazo.

Intervinieron durante la conferencia (por orden alfabético):

  • Ann-Sofi Backgren , presidenta de la Asociación de Regiones Fronterizas Europeas (ARFE) y miembro de la Asamblea Regional de Ostrobotnia, destacó la necesidad de una política de cohesión más fuerte en el nuevo MFP y el fondo de recuperación, teniendo en cuenta los territorios europeos que afrontan dificultades específicas, como son las regiones fronterizas, montañosas, periféricas, insulares y otras regiones marítimas. Entre las dificultades adicionales que sufren estos territorios se encuentran la pérdida de población o el envejecimiento demográfico, la fuga de cerebros, la falta de infraestructuras y de servicios públicos. También se enfrentan a retos generales tales como el cambio climático y la transición hacia enfoques de desarrollo y fuentes energéticas más sostenibles, la optimización digital y la resiliencia ante las amenazas globales como la COVID-19. Muchas regiones fronterizas comparten estas circunstancias, que se añaden a las dificultades relacionadas con la creciente necesidad de coordinar las distintas normativas nacionales que las fronteras estatales podrían hacer colisionar.

  • Ilaria Bugetti , consejera de la Región de Toscana y portavoz de desarrollo territorial del Consejo de Municipios y Regiones de Europa (CMRE) sobre la cohesión, declaró: « La política de cohesión de la UE, como instrumento de solidaridad, será crucial no solo para recuperarnos, sino también para prepararnos para el futuro. Apoyará una perspectiva de desarrollo a más largo plazo: ayudará a que nuestras sociedades sean más resilientes y contribuyan a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. »

  • Isabelle Boudineau , presidenta de la Comisión de Política de Cohesión Territorial y Presupuesto de la UE (COTER) del Comité Europeo de las Regiones y vicepresidenta de la Región de Nueva Aquitania en Francia, declaró: « La UE necesita un presupuesto fuerte junto con un ambicioso plan de recuperación para preparar el futuro. Las transiciones ecológica y digital son primordiales si queremos construir una sociedad europea sostenible y cohesionada. No podemos sacrificar nuestros objetivos a largo plazo por medidas de emergencia. La solidaridad es la única opción. Los días 17 y 18 de julio nuestros jefes de Estado y de Gobierno tienen ante sí una gran responsabilidad. Nosotros, a nivel local y regional, necesitamos resultados ahora. La UE tiene que demostrar que puede ofrecer resultados. El proyecto europeo está en juego y no podemos decepcionar nuevamente a los ciudadanos europeos. »

  • Jean-Claude Marcourt , presidente del Parlamento de Valonia y presidente del Grupo de Trabajo sobre Inversiones Públicas de la Conferencia de Asambleas Legislativas Regionales Europeas (CALRE), declaró: « El reto del presupuesto 2021-2027 es esencial, en particular con la emisión de bonos europeos, la amplificación del Pacto Verde y una auténtica solidaridad en toda la Unión Europea, con especial apoyo a los más afectados por la crisis sanitaria, pero también por la crisis económica y social . »

Contexto:

Con el fin de sensibilizar sobre el papel fundamental de la política de cohesión, el Comité Europeo de las Regiones puso en marcha en octubre de 2017 la Alianza por la Cohesión (#CohesionAlliance), en asociación con las principales asociaciones de regiones y ciudades —la Asociación de Regiones Fronterizas Europeas (ARFE), la Asamblea de Regiones de Europa (ARE), la Conferencia de Asambleas Legislativas Regionales de Europa (CALRE), el Consejo de Municipios y Regiones de Europa (CMRE), la Conferencia de Regiones Periféricas Marítimas de Europa (CRPM) y Eurocities . Desde su publicación, la Declaración de la Alianza ha sido firmada por más de 12 000 signatarios individuales, 121 regiones, 135 ciudades y distritos, 50 asociaciones de entes locales y regionales, 40 diputados al Parlamento Europeo y 35 asociaciones sectoriales de la UE.

Para ponerse en contacto con la secretaría:

CohesionAlliance@cor.europa.eu