Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
La UE debe poner el foco de la transición digital y ecológica en la integración  

Durante un debate con Tytti Tuppurainen, ministra de Asuntos Europeos de Finlandia, los representantes locales y regionales de la UE hicieron un llamamiento a la Unión para que garantice que todas las regiones y sus ciudadanos se beneficien de la transición digital y ecológica, que está dando forma a nuestras sociedades. El 9 de octubre, el Comité Europeo de las Regiones (CDR) aprobó dos Dictámenes solicitados por la Presidencia finlandesa del Consejo de la UE, que se centran en abordar la brecha digital y garantizar la cohesión y la solidaridad a todos los europeos.

Con el objetivo de lograr la neutralidad en carbono en la UE de aquí a 2050, la ministra finlandesa Tuppurainen dijo: «Corresponde a la UE, junto con otras grandes economías, asumir el liderazgo en la transición hacia una economía digital, sostenible y climáticamente neutra. La transición debería verse como una oportunidad. Tenemos que abrazar y configurar los cambios provocados por la transición ecológica, la evolución tecnológica y la globalización, de modo que nadie quede excluido».

La ministra añadió que «la política de cohesión contribuye de manera significativa a un crecimiento sostenible e integrador en todas las regiones de la UE y nos ayuda a afrontar los retos que la Unión tiene ante sí. Es un instrumento importante para estimular el crecimiento económico sostenible y reducir las disparidades regionales. Al mismo tiempo, la futura política de cohesión debe orientarse más hacia los resultados, ser eficaz y girar sobre un eje temático».

Karl-Heinz Lambertz , presidente del Comité Europeo de las Regiones, afirmó: «Todas las regiones y ciudades han de aprovechar las ventajas de la economía digital si queremos construir una Europa competitiva, integradora y sostenible. La transformación digital de nuestras economías va de la mano de la cohesión económica, social y territorial de Europa y ayudará no solo a crear puestos de trabajo, sino a apoyar a las regiones y ciudades —en particular, las zonas rurales y las zonas en transición— a llevar a cabo la transformación urgente y necesaria hacia un futuro neutro en carbono, algo que Europa debe alcanzar de aquí a 2050. Sin embargo, a falta de inversión suficiente, las regiones y ciudades no estarán en condiciones de cumplir todo esto. La amplitud y el contenido del próximo presupuesto de la UE definirán nuestro futuro común para los próximos años. Recortar la inversión regional y centralizar los fondos solo serviría para frenar a Europa».

El primero de los dos Dictámenes señala que el acceso a la sociedad digital y la participación activa en ella son fundamentales para el éxito del futuro desarrollo local y regional y destaca la cohesión digital como una importante dimensión adicional del concepto tradicional de cohesión económica, social y territorial definido en los Tratados de la UE. No obstante, el CDR lamenta que las prioridades de la agenda política de la Comisión Europea entrante no hagan suficiente hincapié en un mercado único digital integrador que beneficie a todos los ciudadanos de la Unión Europea.

Según la ponente, Anne Karjalainen (FI/PSE), concejala de Kerava, «la transformación digital debe fundamentarse en una economía de datos en la UE que sea sostenible, competitiva y orientada al ser humano. En lugar de desarrollar productos de base tecnológica, debería prestarse atención al desarrollo de técnicas, servicios y productos antropocéntricos, como el diseño centrado en el usuario, la creación conjunta y el ensayo rápido».

A fin de garantizar el derecho a la conectividad de todos los ciudadanos europeos, el CDR pide más apoyo para el despliegue de la banda ancha de alta velocidad y las redes 5G en las comunidades locales, independientemente de su tamaño y densidad de población. El Dictamen elaborado por la Sra. Karjalainen también pide mayor inversión en competencias digitales, alfabetización mediática, ciberseguridad y protección de los consumidores en el ámbito de la economía digital, y destaca el papel de las redes regionales de centros de innovación digital en la aplicación del nuevo programa Europa Digital.

La digitalización y la adopción de soluciones inteligentes en los servicios públicos, en particular en los sectores del transporte y la energía, son también fundamentales para acelerar el desarrollo sostenible a escala local y regional. El Dictamen elaborado por Andries Gryffroy (BE/AE), diputado al Parlamento flamenco, se centra en el papel de las ciudades inteligentes a la hora de garantizar una transición justa hacia la neutralidad climática y la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible en el ámbito local.

El ponente, Sr. Gryffroy, subrayó que «las ciudades y las comunidades desempeñan un papel importante en la transición hacia una Europa eficiente en materia de recursos, climáticamente neutra y biodiversa. Tenemos que crear más y mejores oportunidades para ayudar y apoyar a los agentes locales y regionales en esta evolución. Será necesario adoptar un enfoque ascendente, mediante acciones inteligentes que se desarrollen a partir de la cooperación local. Este carácter integrador es igualmente necesario para colmar la brecha digital a fin de garantizar que las partes más débiles no se queden atrás en la transición hacia una sociedad digital».

Información general

La política de cohesión es la principal fuente de financiación de la UE para mejorar la conectividad: en el actual marco financiero plurianual de la UE (2014-2020), se han asignado 6 940 millones de euros con cargo a los Fondos EIE (principalmente del Fondo Europeo de Desarrollo Regional) a la implantación de la banda ancha. Se prevé que, a finales de 2020, mediante esta financiación 14,6 millones de hogares adicionales accedan a la banda ancha, 77 500 empresas reciban apoyo para modernizar su recurso a los servicios de TIC y 41,7 millones de personas se beneficien de mejores servicios sanitarios, entre los que figura la sanidad electrónica. La financiación también procede del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) y del Mecanismo «Conectar Europa», que incluye el Fondo para la Banda Ancha creado en 2018. Para más información, pulse aquí .

Desde 2017, el CDR colabora con la Comisión Europea a través de una plataforma para la banda ancha conjunta, en cuyo marco los responsables políticos y los expertos locales estudian soluciones para el despliegue de una banda ancha de alta velocidad más rápida, mejor y sostenible en todas las regiones europeas y trabajan para colmar la brecha digital debida a la ubicación geográfica o a deficiencias del mercado. La plataforma está extendiendo su radio de acción para abarcar aspectos más amplios de la sociedad y la economía digitales. El documento de síntesis Una Europa digital para todos , elaborado por el presidente del CDR, Karl-Heinz Lambertz, y el vicepresidente primero, Markku Markkula, se presentó durante la Asamblea Digital de 2019.

Contacto:

Lauri Ouvinen

Tel. +32 22822063

lauri.ouvinen@cor.europa.eu