El presupuesto de la UE a partir de 2020: los nuevos desafíos requieren nuevos fondos, ya que recortar la política de cohesión supondría un riesgo para el futuro de Europa  

Con su conferencia sobre el próximo MFP , celebrada los días 8 y 9 de enero, la Comisión Europea está intensificando sus trabajos sobre su propuesta de presupuesto de la UE para después de 2020, cuya presentación está prevista en mayo. El presidente del Comité Europeo de las Regiones, Karl-Heinz Lambertz, contribuye al debate, haciéndose eco de las preocupaciones de las regiones y ciudades sobre posibles recortes en la política de cohesión –el principal instrumento de inversión de Europa– y advierte de los peligros de una Unión Europea centralizada, dividida y ciega a los intereses territoriales.

«¿Queremos realmente una Europa con menos formación para los solicitantes de empleo, menos infraestructuras para el transporte sostenible, menos eficiencia energética para las viviendas sociales, menos banda ancha para las zonas rurales o menos oportunidades de integración para los inmigrantes?» , pregunta el Sr. Lambertz. « Si esta es la solución para la cuadratura del círculo del agujero presupuestario que dejarán el brexit y las nuevas necesidades financieras en el ámbito de la defensa, la seguridad y la migración, la Unión parece ir en la dirección equivocada ».

« Gracias a las reformas de 2014, la política de cohesión es una política innovadora que ofrece soluciones a los principales desafíos de hoy en día: empleo, competitividad, cambio climático, energía y banda ancha », subraya el presidente del CDR, añadiendo: « La inversión en la política de cohesión es una inversión en los ciudadanos. Reducir la política de cohesión pondría en peligro la construcción europea, ampliando las divisiones entre el este y el oeste, el norte y el sur, las comunidades urbanas y rurales ».

El presidente del CDR también pide a los Estados miembros de la UE que proporcionen los recursos financieros que necesita la UE para responder a nuevos desafíos urgentes como la defensa, la seguridad, las políticas sociales y la migración. Asimismo, habría que aumentar las contribuciones nacionales y eliminar los vetos actuales a la introducción de nuevos instrumentos de recursos propios como los impuestos sobre las emisiones contaminantes, las actividades de los grandes operadores de internet y las transacciones financieras.

A los que argumentan que las políticas basadas en los subsidios ya no son necesarias en Europa, el Sr. Lambertz señala la persistente caída de la inversión pública en la mayoría de los Estados miembros: « La recuperación de las economías de la UE supone una oportunidad y un riesgo. Si la mayoría de los ciudadanos solo ve la recuperación en las estadísticas y los informes de los medios de comunicación, y no en la vida diaria, su frustración allanará el camino para una nueva oleada de populismo y nacionalismo. Tenemos que invertir para cosechar los beneficios de la recuperación de nuestras economías para todos, tanto en los Estados miembros más fuertes como en los más débiles ».

#CohesionAlliance

Para conseguir una política de cohesión más fuerte a partir de 2020, el CDR, junto con las principales asociaciones territoriales de la UE, lanzó la iniciativa #CohesionAlliance, un movimiento de base abierto a todos los que crean que la política de cohesión de la UE debe seguir siendo un pilar del futuro de la UE. Desde su puesta en marcha en octubre del pasado año, la Alianza ha seguido atrayendo nuevos signatarios cada día, incluidos los entes regionales y locales, las asociaciones empresariales, el mundo académico, los sindicatos y los grupos de reflexión.

Más información acerca de las iniciativas, declaraciones y documentos de posición sobre la iniciativa #CohesionAlliance disponible en: https://cohesionalliance.eu.

Contacto:

Pierluigi Boda

Tel. +32 (0) 473 851 743

pierluigi.boda@cor.europa.eu