La UE necesita una nueva estrategia forestal para aprovechar las posibilidades de este sector en la bioeconomía y la lucha contra el cambio climático  

El Dictamen del Comité Europeo de las Regiones (CDR) elaborado por Ossi Martikainen, miembro de la Corporación municipal de Lapinlahti, insta a la Comisión a examinar si los procedimientos vigentes de administración y gestión de los asuntos forestales y los recursos que la UE destina a las cuestiones forestales son suficientes y están al día. El Comité destaca que los bosques son fundamentales tanto para el desarrollo de la bioeconomía y la biodiversidad en Europa y sus regiones como para la transición hacia una economía verde e hipocarbónica.

La Comisión Europea publicó en diciembre un informe sobre la aplicación de la estrategia forestal de la UE . En opinión del CDR, la Comisión debería presentar una nueva estrategia actualizada para después de 2020 en cuya elaboración habría que escuchar a los Estados miembros, las regiones y los expertos y asociaciones del sector forestal. Asimismo, el Comité recuerda que el sector forestal necesita una financiación apropiada en el próximo período presupuestario de la UE 2021-2027.

«Este es un momento clave para asegurar una financiación suficiente de las medidas forestales en el marco de los fondos para el desarrollo rural de la PAC. Asimismo, hay que dar a conocer en todas las esferas de gobierno las oportunidades de financiación de este sector. El sector forestal también brinda grandes posibilidades para aprovechar la financiación de los programas de investigación e innovación de la UE», afirma Ossi Martikainen.

En el Dictamen aprobado en el pleno del CDR el pasado jueves se señala que los propietarios de bosques y las instancias responsables de la gestión y la administración forestales, entre las que figuran los gobiernos locales y regionales, se hallan en una posición inmejorable para reforzar el uso sostenible de los bosques; La aportación de los entes locales y regionales puede relacionarse, por ejemplo, con los planes regionales de desarrollo sostenible, las estrategias regionales de bioeconomía, la formación, la construcción ecológicamente sostenible, la retención de carbono en los productos de madera duraderos, el despliegue de las energías renovables y el fomento de las pymes en el sector forestal.

«Pasar a utilizar productos de origen forestal, por ejemplo, en la construcción y en la producción de energía, crearía puestos de trabajo e ingresos fiscales también en las zonas menos pobladas. Los bosques representan también un importante recurso para el turismo, la biodiversidad, el ocio y el bienestar de los ciudadanos», apunta Martikainen.

El CDR hace hincapié en que los bosques desempeñan un papel central en la lucha contra el cambio climático y la mitigación de sus efectos.

Por todo ello, habría que evaluar los principios de una silvicultura sostenible de manera global y examinar qué tipo de posibilidades ofrecen los bosques para sustituir los combustibles fósiles, cómo influye la gestión forestal en la captura de carbono y qué amenazas supone el cambio climático para los bosques.

«Además, es importante que la UE siga trabajando para lograr una cooperación y una base de acuerdo mundial sobre el sector forestal y el comercio de productos forestales, así como para consolidar los principios de la silvicultura sostenible tanto en su vecindad como en sus relaciones económicas exteriores y su política de desarrollo», concluye el ponente.

Contacto:

Lauri Ouvinen

Tel.: +32 2282 2063

lauri.ouvinen@cor.europa.eu