Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Un nuevo estudio del CDR alerta sobre la escasa participación atribuida a las regiones ‎ y las ciudades en los planes nacionales de recuperación  

Mientras los jefes de Estado o de Gobierno de la UE se reúnen en Bruselas para analizar la marcha de la recuperación económica, los resultados de un nuevo estudio encargado por el Comité Europeo de las Regiones (CDR) revelan la escasa participación atribuida a los entes locales y regionales en la elaboración y aplicación de los planes nacionales de recuperación y resiliencia. El estudio se presentó en la reunión de la Comisión de Política Económica (ECON) del CDR . Los miembros de la Comisión ECON también han expresado su profunda preocupación por que la poca atención prestada en los planes a las disparidades territoriales y la insuficiente coordinación de estos con los objetivos de la política de cohesión entrañen el riesgo de solapamientos en la financiación.

Según el estudio, que analiza ocho de los planes nacionales de recuperación y resiliencia presentados a la Comisión Europea hasta finales de mayo, los planes prevén muy pocas oportunidades para que las regiones aporten su contribución democrática. La mayoría de los agentes regionales y locales solo fueron consultados de manera formal y unilateral, y su función fundamental será la ejecución administrativa de las políticas de inversión. Pocas de sus ideas se han incorporado a los planes. Sin embargo, conceder más margen político a las ciudades y las regiones para el uso de los recursos de inversión fomentaría que las comunidades locales sintieran las políticas como propias e impulsaría el desarrollo de capacidades a nivel local. La falta de participación de los entes regionales y locales —que son cruciales a la hora de ejecutar inversiones, prestar servicios y aplicar reformas— podría mermar el impacto y la eficiencia de los planes nacionales de recuperación y resiliencia.

Michael Murphy (IE/PPE), presidente de la Comisión ECON de CDR y miembro de la Asamblea del Condado de Tipperary, declaró: « El estudio que se ha presentado hoy confirma lo que ya indicaban nuestros trabajos anteriores: aunque las situaciones varían mucho entre los distintos Estados miembros de la UE, muchos de ellos no abordan las consultas con los agentes regionales y locales como intercambios productivos sino como procesos unilaterales destinados únicamente a “cubrir el expediente” . La riqueza de conocimientos y experiencias de las regiones y ciudades rara vez se incorpora a los planes de recuperación, lo que supone una oportunidad perdida e incumple los principios de buena gobernanza. Los entes locales y regionales son cruciales para la ejecución de inversiones y la prestación de servicios públicos, así como para la aplicación de reformas, y es un error intentar construir la recuperación de la UE sin ellos ».

Los miembros de la Comisión ECON lamentaron que las inversiones propuestas en los planes nacionales de recuperación y resiliencia no tengan en cuenta las posibles sinergias entre el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) y los fondos de la política de cohesión de la UE. Los solapamientos entre ambos instrumentos financieros podrían socavar la eficacia de la política de cohesión. Salvo en Italia y Bélgica, no hay una asignación territorial de los recursos. El estudio también concluye que el papel que los planes nacionales atribuyen a los entes locales y regionales a la hora de impulsar las transiciones ecológica y digital es vago y poco definido.

A la luz de los resultados del estudio, los miembros de la Comisión ECON instaron a la Comisión Europea a que evalúe exhaustivamente todos los planes nacionales de recuperación y resiliencia, insista —junto con el Parlamento Europeo— en que se defina el papel de los entes locales y regionales en las fases restantes de los planes nacionales, mantenga la cohesión como un valor fundamental e involucre a las regiones y ciudades de la UE en el Semestre Europeo y en el seguimiento y la evaluación de los planes.

Además del debate sobre el Fondo de Recuperación de la UE, la Comisión ECON aprobó el proyecto de Dictamen «Protección de las indicaciones geográficas industriales y artesanales en la Unión Europea» , que aboga por un marco normativo armonizado de la UE para dichas indicaciones que sustituya al actual mosaico de instrumentos jurídicos nacionales con el fin de salvaguardar una parte importante del patrimonio cultural europeo, mejorar los derechos de los consumidores, aumentar los ingresos de los productores y contribuir al desarrollo de las regiones en cuestión.

Martine Pinville (FR/PSE), miembro de la Asamblea Regional de Nueva Aquitania y ponente del Dictamen, afirmó: « Debe hacerse realidad ya un Reglamento, solicitado desde hace tiempo por el CDR, que proteja las indicaciones geográficas industriales y artesanales. Para los consumidores, un Reglamento semejante sería una garantía del origen, la calidad y la autenticidad de un producto. Para los artesanos o las empresas, supondría un reconocimiento de sus conocimientos técnicos y los protegería contra la competencia desleal y la falsificación. Por último, para las regiones, protegería su patrimonio local y mantendría valor añadido y empleos no deslocalizables en su territorio ».

El Dictamen se someterá a aprobación en el pleno de octubre del CDR.

La reunión de la Comisión ECON también dio a los miembros la oportunidad de intercambiar puntos de vista sobre los documentos de trabajo para el Dictamen «Actualización del nuevo modelo de industria de 2020: Creación de un mercado único más sólido para la recuperación de Europa», a cargo de la ponente Jeannette Baljeu (NL/Renew Europe), y para el Dictamen sobre la mejora de la legislación, presentado por el ponente de la Comisión CIVEX Piero Mauro Zanin (IT/PPE).

Además, la Comisión ECON nombró a Rob Jonkman (NL/CRE) ponente del Dictamen «Aplicación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia» y recomendó la designación de Mark Weinmeister (DE/PPE) como ponente general del Dictamen «Identidad digital europea».

Contexto:

El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) de la UE es un instrumento dotado de un presupuesto de 672 500 millones EUR (312 500 millones EUR para subvenciones y 360 000 millones EUR para préstamos) y destinado a ayudar a los Estados miembros de la UE a acometer reformas e invertir en las prioridades comunes de la UE. Se trata del principal mecanismo financiero del instrumento de recuperación «Next Generation EU» , dotado de 750 000 millones EUR. Para acogerse al MRR, los Estados miembros deben presentar planes nacionales de recuperación y resiliencia en los que se indiquen las reformas e inversiones que se financiarán. Hasta la fecha, la Comisión Europea ha recibido veinticuatro planes nacionales de un total de veintisiete, y ha aprobado doce de ellos.

El estudio encargado por el CDR («Regional and Local Authorities in the National Recovery and Resilience Plans») se centra en ocho de los planes que se habían presentado a la UE a finales de mayo de 2021: los de Alemania, Bélgica, Croacia, España, Francia, Italia, Polonia y Rumanía. El estudio completo está disponible aquí .

Una consulta conjunta del CDR y el CMRE presentada en enero ya indicaba que muchos de los Gobiernos de la UE estaban excluyendo a las regiones y las ciudades de la elaboración de los planes para la recuperación tras la COVID. Los resultados pueden consultarse en su integridad aquí .

De conformidad con el Reglamento del MRR (artículo 18, apartado 4, letra q), y como se recordó recientemente en una Resolución del Parlamento Europeo aprobada por amplia mayoría, los planes de recuperación y resiliencia deberán prepararse —y, una vez disponibles, ejecutarse— tras un «proceso de consulta, llevado a cabo de conformidad con el marco jurídico nacional, de las autoridades locales y regionales, los interlocutores sociales, las organizaciones de la sociedad civil, las organizaciones juveniles y otras partes interesadas pertinentes». Los Estados miembros tendrán que presentar un resumen del proceso de consulta, que deberá detallar «cómo se reflejan en ese plan las aportaciones de las partes interesadas».

Contacto:

Maximilian v. Klenze

Tel. +32 2 282 2044

Maximilian.vonKlenze@cor.europa.eu

Matteo Miglietta

Tel. +32 470 895 382

Matteo.Miglietta@cor.europa.eu

Share: