La educación digital y las oportunidades de movilidad deben estar al alcance de todos  

​Domenico Gambacorta

Según el Comité Europeo de las Regiones, las estrategias políticas de educación en los Estados miembros y las regiones deberían conceder prioridad a la cooperación en todos los niveles de gobernanza a fin de alinear la educación de alta calidad, innovadora, digital y centrada en el alumno con las nuevas necesidades del mercado laboral. La asamblea de las ciudades y las regiones de la UE acoge favorablemente la propuesta de la Comisión Europea de un Plan de Acción para la Educación Digital, pero solicita que se redoblen los esfuerzos para reducir la brecha digital, apoyar a los profesores y educadores y desarrollar la alfabetización mediática de los jóvenes.

En un dictamen elaborado por Domenico Gambacorta (IT/PPE), presidente de la Provincia de Avellino, el Comité destaca que la educación digital es una oportunidad para hacer frente a los desafíos en el ámbito educativo ya que puede ofrecer una enseñanza más personalizada e inclusiva, reducir la brecha de aprendizaje existente entre personas procedentes de entornos socioeconómicos diferentes y facilitar la integración de los migrantes al proporcionarles apoyo en su propio idioma. Por ello es importante que el Plan de Acción para la Educación Digital reciba un apoyo suficiente del próximo presupuesto plurianual de la UE, así como recursos procedentes de los presupuestos nacionales. El dictamen se aprobó en el pleno del CESE del 10 de octubre.

«Al mejorar el acceso a la información, la transformación digital puede hacer que la ciudadanía esté mejor informada y fomentar el compromiso cívico. Tenemos que reducir la brecha digital existente en términos de sexo, edad y diferencias geográficas, étnicas y socioeconómica para que esta transformación sea integradora», destaca el ponente.

«Debemos garantizar que todos los centros de enseñanza, los educadores y los alumnos estén preparados para la revolución digital. Esto significa dotar a todas las escuelas, universidades y otros centros de enseñanza de las infraestructuras necesarias de banda ancha de alta velocidad y de calidad, así como proporcionar apoyo y formación adecuados a los profesores y directores de centros de enseñanza de manera que puedan innovar respecto de los métodos educativos tradicionales y hacer que el aprendizaje sea más diverso e híbrido».

El Comité aboga por una gran campaña de iniciativas de formación para los profesores y los operadores educativos para reforzar sus capacidades en materia de TIC y propone proporcionar a los profesores material educativo digital de libre acceso a través de la cooperación con las partes interesadas, públicas y privadas.

«Al mismo tiempo, los usuarios deben ser conscientes de los riesgos que se plantean en el entorno digital. Si se desarrolla el pensamiento crítico y la alfabetización mediática en niños y jóvenes, podrán ejercer su capacidad de juicio y orientarse en el maremágnum de noticias falsas», afirma el ponente. Su dictamen también sugiere que se introduzcan métodos de enseñanza y evaluación nuevos e innovadores a fin de aprovechar el potencial que un flujo rápido de resultados de evaluación ofrece para un aprendizaje más personalizado y eficiente.

En otro dictamen sobre el papel de las políticas de juventud, educación y cultura para construir una Europa más fuerte , los políticos locales y regionales presentaron recomendaciones sobre la Comunicación de la Comisión Europea que resume los pasos hacia el Espacio Europeo de Educación de aquí a 2025 para promover la movilidad y la cooperación transfronterizas y el aprendizaje de idiomas, reconocer automáticamente las cualificaciones obtenidas en otro Estado miembro y apoyar a los Estados miembros en la mejorar de la calidad, la competitividad y el carácter integrador de sus sistemas de educación y formación.

El Comité señala la necesidad de prestar apoyo adicional a las regiones en las que la movilidad de los alumnos pueda verse perjudicada por obstáculos como la falta de población, la ruralidad o la pobreza. «También debemos garantizar la asequibilidad de los servicios de la primera infancia para las familias con rentas bajas y prestar un apoyo específico a los niños con necesidades educativas especiales o discapacidades, así como los niños migrantes», destacó la ponente, Gillian Ford (UK/AE), concejala del Distrito Londinense de Havering.

Sin embargo, como se espera una reducción de la financiación de la política de cohesión en el siguiente presupuesto de la UE, el Comité expresa su preocupación por los recursos disponibles con cargo al Fondo Social Europeo para la consecución de estos objetivos.

Contacto:

Lauri Ouvinen

Tel.: +32 22822063

lauri.ouvinen@cor.europa.eu