Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
La COVID-19 acelera la transformación digital de la democracia local  

La pandemia de COVID-19 y el consiguiente incremento en el uso de las herramientas digitales pueden dar un impulso para que los entes locales y regionales se adapten a la era digital. El Dictamen «Reforzar la gobernanza local y la democracia representativa mediante nuevas herramientas de tecnología digital», presentado por Rait Pihelgas (EE/Renew Europe), presidente del Pleno municipal de Järva, y aprobado en el pleno del CDR del 10 de diciembre, subraya también que las nuevas tecnologías e instrumentos digitales están en condiciones de mejorar la calidad de la toma de decisiones y la transparencia, promover la comunicación, fomentar la ciudadanía activa y la participación en la vida política y, por ende, impulsar la democracia local de forma permanente.

Uno de los muchos retos a los que se enfrentan los entes locales y regionales es la transición hacia un nuevo mundo digital que exigirá cambios importantes, y la democracia local ha de adaptarse a estas transformaciones y aprovechar las oportunidades que brindan las nuevas tecnologías digitales y las herramientas de las TIC, como el uso de los formularios electrónicos que, ya por sí solos, ahorran tiempo a los ciudadanos y a las autoridades.

Para el ponente del CDR, Rait Pihelgas , « la evolución digital ofrece oportunidades para crear un nuevo entorno de consulta y participación, proporcionar información de alta calidad, analizar la respuesta pública, ampliar los esfuerzos a las zonas remotas, llegar a los colectivos más desfavorecidos, incorporar las capacidades, los conocimientos y las experiencias de los ciudadanos y crear con ellos políticas que se adapten a sus necesidades y expectativas ».

Pasar a la tecnología digital puede exigir un gran uso de información y recursos, a pesar de lo cual no se debe dejar a las personas de lado. La oferta de servicios públicos para la participación ciudadana debería basarse en un acceso no discriminatorio a la información y el conocimiento. La brecha digital deberá reducirse empoderando a las personas a través de la educación y la formación, y otorgando prioridad a la formación de las personas mayores y de otros grupos vulnerables o marginados. Con esta finalidad, el CDR propone medidas para motivar y recompensar a los entes locales y regionales al objeto de alentarlos a aplicar los principios de una administración abierta e inclusiva.

El Comité considera que la Conferencia sobre el futuro de Europa representa una oportunidad para ensayar instrumentos de participación digitales que permitan fortalecer la democracia representativa, granjearse la confianza de los ciudadanos e integrar ejemplos regionales y municipales donde los ciudadanos participen en los procesos de deliberación y en sus mecanismos de retroalimentación. Con este fin, el CDR propuso en octubre de 2020 la creación de una herramienta digital denominada «CitizEN – Red de compromiso ciudadano con la UE» para implicar a los ciudadanos en la elaboración de las políticas.

«Consigamos que Europa se adapte a la era digital, empezando por nuestros entes locales. Basándonos en nuestros valores y puntos fuertes, podemos imprimir un nuevo vigor a nuestra democracia a través de esta transformación digital. Si bien el uso de las TIC modernas y el compromiso pueden llevarnos mucho tiempo, valdrá la pena invertir en ello siempre y cuando el resultado sea una sociedad más coherente o un gobierno local transparente », afirma el Sr. Pihelgas a modo de conclusión.

Contacto:

Marie-Pierre Jouglain

Tel.: (+32) 0473 524 115

mariepierre.jouglain@cor.europa.eu

Galería Flickr del CDR

Share: