Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Es necesaria una acción concertada para ecologizar las comunidades de la UE  

El Comité Europeo de las Regiones aboga por una «acción transformadora» para proteger y restaurar la biodiversidad y por un enfoque más estricto respecto de los contaminadores

El apoyo de la Unión Europea podría ayudar de manera significativa a las comunidades locales y regionales a hacer que sus espacios públicos sean más ecológicos y saludables en las próximas décadas, tal como afirma el Comité Europeo de las Regiones en las recomendaciones en las que manifiesta su alarma por los costes humanos y medioambientales derivados del incumplimiento de los objetivos actuales de la UE. Cada año mueren prematuramente 400 000 personas debido únicamente a la contaminación atmosférica en la UE.

Los Dictámenes complementarios aprobados se centran en reducir la contaminación así como en apoyar a las abejas y otros polinizadores, abogando por una «acción transformadora a todos los niveles» para detener el declive de los polinizadores y por un mayor apoyo financiero para afrontar la contaminación.

La contaminación y la pérdida de biodiversidad son las principales razones por las que, según las cifras de la UE, esta pierde 55 000 millones de euros anuales al no alcanzar sus objetivos medioambientales. La UE se ha fijado objetivos en materia de biodiversidad y contaminación de aquí a 2030 y la «visión de una contaminación cero» para 2050, con el fin de reducir la contaminación del aire, el agua y el suelo hasta niveles que ya no se consideran perjudiciales para la salud y los ecosistemas naturales.

La ponente del Dictamen del CDR sobre el Plan de Acción de la UE: «Contaminación cero para el aire, el agua y el suelo» , Marieke Schouten (NL/Verdes), alcaldesa de Nieuwegein, señaló: «Ampliar la cantidad de espacios verdes y azules en nuestros municipios es bueno para nuestra salud, para la salud del mundo vivo y para la sociedad La recuperación tras la pandemia debe centrarse en reconocer la interconexión entre la salud humana, el medio ambiente y la sanidad animal. Tenemos que reducir la contaminación a niveles que no dañen en absoluto la salud, lo que significa adoptar medidas para mejorar la calidad de nuestro suelo, el aire y el agua. Los niveles actuales de contaminación suponen una amenaza real para la salud humana y los ecosistemas naturales, y los costes financieros de no alcanzar nuestros objetivos medioambientales —55 000 millones de euros al año—, son enormes».

La Sra. Schouten afirmó además que los esfuerzos para reducir la contaminación también ayudarán a restaurar la biodiversidad y el hábitat de los polinizadores: insectos y animales que ayudan a la reproducción de las plantas, incluidos los cultivos fundamentales para el abastecimiento alimentario de los seres humanos. Las abejas son los polinizadores más conocidos, pero también lo son las mariposas y los escarabajos, así como los murciélagos, aves y pequeños mamíferos.

Frida Nilsson (SE/Renew Europe), concejala de Lidköping, elaboró el Dictamen sobre el tema « Los entes locales y regionales aceleran la aplicación de la Iniciativa de la UE sobre los polinizadores », basándose también los esfuerzos de su comunidad para convertir el apoyo a los insectos y abejas en un componente normal de la ordenación urbana y la vida de las ciudades. A este respecto, señaló: « En Lidköping, los «hoteles para abejas» y los «refugios de abejas» se encuentran por toda la ciudad. Son un recordatorio de la necesidad de cuidar del mundo vivo. Las comunidades locales participan en la ayuda a los polinizadores, pero necesitamos una acción coordinada. Hemos de disponer de corredores de biodiversidad dentro de las comunidades y entre ellas. Los esfuerzos medioambientales que reciban apoyo de la UE siempre deben tener en cuenta los polinizadores. Por ejemplo, cuando plantemos árboles —precisamente, los Estados miembros de la UE se han comprometido a acometer importantes programas de plantación— también tenemos que cultivar flores para ayudar a la polinización».

Estas acciones a nivel comunitario figuran en ambos conjuntos de recomendaciones, a la vez que se elogia a la Comisión Europea por intentar fomentar un cambio ascendente, por ejemplo mediante la iniciativa Acuerdo de Ciudad Verde y sus premios Capital Verde y Hoja Verde .

Los Dictámenes exponen una amplia gama de ideas para abordar las deficiencias del sistema. El Dictamen sobre la «Contaminación cero» pone de relieve una coordinación ineficaz entre las autoridades públicas, falta de capacidad administrativa, financiación insuficiente, escasez de conocimientos y datos, insuficiencia de los mecanismos de cumplimiento y falta de integración de las políticas.

La Sra. Schouten afirmó que debe reforzarse el principio de «quien contamina paga», que sustenta desde hace tiempo la política de la UE, e instó a la UE a endurecer la normativa en materia de emisiones. El Tribunal de Cuentas Europeo ha criticado la aplicación del principio de «quien contamina paga», al considerar que ha dado lugar a menudo a que los gobiernos soporten los costes de la descontaminación. El CDR también acoge con satisfacción la jerarquía de contaminación cero basada en una «pirámide invertida», pero lamenta que se preste escasa atención a «la remediación y compensación del daño relacionado con la contaminación».

El CDR pidió recientemente un cuadro europeo de indicadores regionales para hacer un seguimiento de la acción por el clima y el comportamiento ecológico de las ciudades y regiones.

Contexto:

La biodiversidad y la contaminación cero son prioridades fundamentales del Pacto Verde y objetivos clave de « El Pacto Verde se hace local », una iniciativa emblemática del CDR para situar a las ciudades y regiones en el centro de la transición de la UE hacia la neutralidad climática.

La Comisión Europea y el Comité Europeo de las Regiones han creado recientemente la Plataforma de Partes Interesadas de la Contaminación Cero. Si desea más información, pulse aquí.

Las candidaturas de los que aspiren figurar entre los galardonados la edición 2024 de los premios «Capital Verde» y «Hoja Verde» de la UE pueden presentarse hasta el 25 de marzo de 2022. Para más información, véase aquí (en inglés).

Contacto:

Andrew Gardner // Andrew.Gardner@cor.europa.eu

David Crous // David.Crous@cor.europa.eu

Share: