Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Una coalición europea insta a los gobiernos nacionales ‎ a que incluyan a las regiones y ciudades en la preparación de los planes de recuperación tras la COVID -19 y a que eviten una «brecha de vacunación» en Europa  

En vísperas de la reunión del Consejo Europeo, la Alianza por la Cohesión ( #Cohesion Alliance ) —una alianza a escala de la UE integrada por 12 000 signatarios que aboga por una política de cohesión más fuerte después de 2020— insta a los Estados miembros a trabajar en asociación con los gobiernos locales y regionales en el diseño, la aplicación y la gobernanza de los planes nacionales de recuperación y resiliencia. La Alianza por la Cohesión también insta a los parlamentos nacionales a que ratifiquen lo antes posible la Decisión sobre los recursos propios, que permitirá a la Comisión Europea obtener préstamos de hasta 750 000 millones EUR en los mercados de capitales para hacer frente a los efectos negativos de la crisis causada por la COVID-19. Además, la Alianza advierte a los responsables políticos de la UE del riesgo de una competencia por las vacunas que podría agravar las desigualdades entre las regiones, ciudades y pueblos europeos.

Los gobiernos locales y regionales han estado en primera línea de la crisis sanitaria desde el principio y desempeñarán un papel clave a la hora de lograr una recuperación justa, sostenible y resiliente en toda Europa. Sin embargo, a medida que los Estados miembros elaboran sus planes nacionales de recuperación, se ha puesto de manifiesto que, en muchos países, nuestras regiones, ciudades y municipios, así como nuestros agentes económicos y sociales, no están participando de manera significativa en el proceso de planificación .

La recuperación en Europa será lo resiliente que sea la recuperación de sus pueblos, ciudades y regiones. Sus necesidades son diversas, y la recuperación eficaz solo será posible si reconocemos y abordamos los numerosos retos y divisiones a los que se enfrentan todos los territorios de Europa, desde las zonas rurales y más aisladas hasta las más urbanizadas, pasando por las islas, las regiones montañosas, las regiones escasamente pobladas y las fronterizas. Las inversiones deben responder a las necesidades territoriales. Sin una verdadera voz de los gobiernos locales y regionales en el diseño, la aplicación y la gobernanza de los planes nacionales de recuperación y resiliencia, existe un grave riesgo de que muchas regiones queden rezagadas. Los entes locales y regionales son responsables de un tercio del gasto público y de la mitad de la inversión pública en la UE. La recuperación, sencilla y llanamente, no se producirá sin ellos.

La solidaridad europea significa demostrar con hechos que la cohesión es un valor fundamental para la UE. Por ello, hacemos un llamamiento a todos los Estados miembros para que trabajen en asociación con los gobiernos locales y regionales, los agentes económicos y sociales y la sociedad civil en el diseño, la aplicación y la gobernanza de los planes nacionales de recuperación, que deben presentarse a la Comisión Europea antes de finales de abril . Subrayamos la necesidad de respetar plenamente los principios de asociación y gobernanza multinivel, así como de adoptar un enfoque de base local en este proceso.

La Alianza por la Cohesión acoge con satisfacción la creación del instrumento de recuperación Next Generation EU , dotado con 750 000 millones EUR, también conocido como Plan de Recuperación para Europa , y lo considera un momento histórico para la Unión Europea. Ahora es el momento de traducir en hechos el plan de inversiones más poderoso que ha acometido nunca la UE. Sin embargo, son demasiados los Estados miembros que aún no han ratificado la Decisión sobre los recursos propios , a saber, el acto legislativo que permitiría a la Comisión Europea obtener préstamos de hasta 750 000 millones EUR en el mercado de capitales para hacer frente a las consecuencias de la crisis de la COVID-19. Su rápida ratificación por todos los países de la UE es clave para impulsar la recuperación en Europa con nuevos fondos. Por consiguiente, los parlamentos nacionales deben ratificar la Decisión lo antes posible.

Por último, la solidaridad europea implica trabajar juntos para llevar a cabo una campaña de vacunación verdaderamente europea. Una campaña fragmentada no beneficia a nadie y pondría en peligro la recuperación al aumentar las desigualdades entre las regiones de Europa. Por esta razón, antes de la Cumbre Europea del 25 y 26 de marzo del 2021, la Alianza por la Cohesión advierte a los dirigentes de la UE del riesgo que supone competir por las vacunas de manera localizada. Pedimos que haya una estrecha coordinación entre la UE, los gobiernos nacionales y los gobiernos regionales para garantizar las necesidades y expectativas de todos los ciudadanos. Para ello, debemos unir todos nuestros esfuerzos para evitar una «brecha de vacunación» que aumente las desigualdades entre nuestras regiones, ciudades y pueblos.

Para ponerse en contacto con la secretaría:

CohesionAlliance@cor.europa.eu

Share: