Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
La política de cohesión es vital para que las regiones y ciudades puedan hacer frente ‎ a las consecuencias de la crisis histórica en curso y reducir las disparidades en Europa  

Las instituciones de la UE y los Gobiernos nacionales deben asegurarse de que todas​ las políticas de la UE contribuyan a abordar las brechas territoriales, económicas y sociales

La Alianza por la Cohesión (#CohesionAlliance) subraya que la política de cohesión sigue siendo el instrumento de inversión más importante de la UE, que dicha política ha sido eficaz para hacer frente a las repercusiones de las crisis extraordinarias que estamos viviendo —como la pandemia de COVID-19— y que será fundamental para responder a las consecuencias de la guerra en Ucrania. No obstante, persisten importantes disparidades regionales. La política de cohesión debe reforzarse y reconocerse como un valor fundamental de la Unión para garantizar una recuperación y una transición digital y ecológica justas en Europa.

Tras la publicación del Octavo informe sobre la cohesión , esta coalición a escala de la UE presentó una serie de observaciones conjuntas con vistas al 8.º Foro de Cohesión de los días 17 y 18 de marzo. Los miembros de la Alianza acogieron con satisfacción los resultados positivos señalados en el informe: las regiones menos desarrolladas de Europa oriental han recortado distancias , el número de personas en riesgo de pobreza y exclusión social se redujo en diecisiete millones entre 2012 y 2019, y los modelos económicos indican que, en 2023, el PIB per cápita será un 2,6 % mayor en las regiones menos desarrolladas gracias al apoyo reciente de la política de cohesión de la UE.

En el sur de la UE, sin embargo, varias regiones de renta media y regiones menos desarrolladas se han visto afectadas por una cierta trampa del desarrollo y han sufrido un estancamiento o declive. La capacidad local y regional en materia de desarrollo económico sigue siendo desigual, y quedan por abordar retos fundamentales para no dejar atrás a ninguna persona ni región.

El futuro de la política de cohesión estará estrechamente vinculado a una posible reforma del marco de gobernanza económica de la UE . Sin embargo, la Alianza por la Cohesión (#CohesionAlliance) señaló que el papel del Semestre Europeo no se ve reconocido en la aplicación de la política de cohesión, y afirmó que los gobiernos locales y regionales tienen que participar formalmente en la gobernanza económica de la UE y ver reforzadas sus capacidades de inversión.

Los miembros de la Alianza consideraron oportuno y tranquilizador el firme mensaje de la Comisión Europea de reforzar los principios de gobernanza multinivel y de asociación. Sin embargo, este reconocimiento contradice la reciente tendencia de la UE de recentralizar en los Estados miembros la gestión de sus fondos y políticas, como se ha puesto de manifiesto en la ejecución de los planes nacionales de recuperación y resiliencia, así como en el desarrollo de los futuros planes sociales para el clima nacionales. Los miembros de la Alianza afirmaron que está por ver cómo se aplicará en la práctica el nuevo principio de «no perjudicar a la política de cohesión» —propuesto por la comisaria europea de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira— en todas las demás políticas de la UE que repercuten en el desarrollo territorial y local.

Desde su creación en octubre de 2017, la Alianza por la Cohesión (#CohesionAlliance), que cuenta con 12 000 signatarios en toda la Unión Europea y aboga por fortalecer la política de cohesión, ha conseguido evitar recortes presupuestarios drásticos después de 2020, ha ayudado a mantener una política de cohesión que beneficie a todas las regiones de la Unión, y ha defendido una simplificación y flexibilización de la normativa de los fondos de cohesión.

VOCES DE LA ALIANZA POR LA COHESIÓN:

Apostolos Tzitzikostas , presidente del Comité Europeo de las Regiones (CDR) y presidente de la región griega de Macedonia Central, declaró: « Este informe muestra que la política de cohesión funciona, pero también que todas las políticas de la UE deben contribuir a reducir las brechas sociales y económicas. La ciudadanía necesita que los agentes de la UE, nacionales, regionales y locales trabajen juntos para crear empleo, luchar contra la pobreza y llevar las transiciones ecológica y digital a todas las regiones, ciudades y pueblos de Europa. Esta política de la UE es la única que invierte con fuerza en dicha cooperación. La pandemia, así como la trágica situación provocada por la guerra contra Ucrania ordenada por un régimen despiadado, han demostrado lo vital que resulta la política de cohesión para que la UE pueda hacer frente tanto a las emergencias como a los cambios a largo plazo ».

Nathalie Sarrabezoles , presidenta de la Comisión de Política de Cohesión Territorial y Presupuesto de la UE ( COTER ) del CDR y miembro de la Asamblea del Departamento de Finisterre (Francia), afirma: « Con la guerra en Ucrania, la política de cohesión vuelve a ser la primera política europea en reaccionar ante otra crisis importante . Esta política clave no solo es una herramienta reactiva, sino que también resulta necesaria a largo plazo como instrumento de inversión para lograr la autonomía estratégica de la UE. Construir una transición ecológica y digital justa y fortalecer la capacidad administrativa y la democracia a nivel local y regional no sería posible sin una política de cohesión sólida que pueda ayudar a reducir las disparidades económicas, sociales y territoriales y a reforzar el papel de la UE como importante actor mundial ».

Magnus Berntsson , presidente de la Asamblea de las Regiones de Europa (AER) y vicepresidente de la región sueca de Götaland Occidental, asegura: « Es el momento de convertir la crisis en oportunidad. La política de cohesión es fundamental para aprovechar todo el potencial de nuestras regiones en el marco de la recuperación pospandémica. Necesitamos que las inversiones lleguen a todas las regiones europeas para una recuperación justa y equilibrada ».

Karl-Heinz Lambertz , presidente de la Asociación de Regiones Fronterizas Europeas (ARFE) y miembro del Parlamento de la comunidad germanófona de Bélgica, afirma: « La política de cohesión ha sido crucial para lograr que las regiones fronterizas europeas pasen de ser totalmente periféricas a ocupar un lugar más central en la integración del continente. Y también será determinante para consolidar y seguir desarrollando estas “cuencas de vida” de modo que puedan hacer frente a los retos actuales, entre ellos la pospandemia y todas las consecuencias previsibles de la guerra en curso para la integración europea. Las fronteras mantienen un vivo recuerdo de conflictos pasados y son buenos lugares para iniciar la reconstrucción ».

Jean-Claude Marcourt , presidente de la Conferencia de Asambleas Legislativas Regionales Europeas (CALRE) y presidente del Parlamento de Valonia (Bélgica), manifestó: « En estos momentos en los que la Unión Europea ya se está viendo sacudida por las consecuencias de la guerra es más crucial que nunca mantener y desarrollar la solidaridad entre las distintas regiones de Europa, en particular a través de la política de cohesión » 

Stefano Bonaccini , presidente del Consejo de Municipios y Regiones de Europa  (CMRE) y presidente de la región italiana de Emilia-Romaña, asegura: « Aún no hemos salido de la pandemia, y nos imaginábamos cualquier cosa menos una nueva guerra en Europa. La crisis que hemos experimentado en los últimos años demuestra que la política de cohesión europea es más importante que nunca a largo plazo, y que debe reforzarse en los años venideros. Es una política que conecta a la ciudadanía europea con Europa a través de los municipios y las regiones. Constituye nuestra mejor herramienta para desarrollar el proyecto europeo y reforzar la democracia local ».

Cees Loggen , presidente de la Conferencia de Regiones Periféricas Marítimas de Europa  (CRPM) y ministro regional de la Provincia de Holanda Septentrional (Países Bajos), declaró: « La competencia entre el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y la política de cohesión no ayuda a un despliegue eficaz de los recursos de la UE. Las consecuencias de la guerra harán aún más necesaria la sinergia entre los distintos fondos de la UE. Tenemos que reflexionar sobre las formas de coordinar mejor las políticas de inversión de la UE en el futuro. También es de suma importancia para los entes regionales que todas las políticas de la UE contribuyan a la cohesión territorial, tal como se propone en el octavo informe sobre la cohesión ».

Dario Nardella , presidente de Eurocities y alcalde de Florencia (Italia), aseguró: « La política de cohesión sigue siendo el instrumento más importante del que disponemos para invertir en las personas y los territorios, y este informe demuestra su eficacia a la hora de aportar equilibrio a Europa recortando la brecha de sus regiones más orientales. Debemos reforzar las posibilidades de las ciudades y las regiones metropolitanas para beneficiarse de este recurso. Ellas son los centros de innovación que ayudan a impulsar el desarrollo regional. Esto es especialmente importante en estos momentos en los que buscamos recuperarnos tras la pandemia de COVID-19 impulsando la inversión pública en una transformación ecológica y digital justa de nuestras ciudades ».

Para ponerse en contacto con la secretaría:

CohesionAlliance@cor.europa.eu

Compartir: