Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Adaptación al cambio climático: necesitamos soluciones locales para adaptarnos al calentamiento global  

El Comité Europeo de las Regiones (CDR) acoge favorablemente la nueva estrategia de adaptación al cambio climático de la UE , adoptada por la Comisión Europea el 24 de febrero de 2021. Lamenta, sin embargo, que aunque la estrategia permite pasar de los planes a la acción, sigue careciendo de objetivos concretos de adaptación al cambio climático. La nueva estrategia establece el modo en que la Unión Europea (UE) puede adaptarse a los efectos del cambio climático. Entre 1980 y 2016, las pérdidas económicas totales provocadas por fenómenos meteorológicos extremos en Europa ascendieron a más de 436 000 millones de euros. La pandemia de COVID-19 no ha hecho más que agudizar la necesidad de crear un entorno más sano y seguro para todos. En un Dictamen aprobado en el pleno de diciembre de 2020, el CDR abogó por una nueva estrategia de adaptación al cambio climático de la UE.

Juan Espadas (ES/PSE), alcalde de Sevilla, presidente de la Comisión ENVE del CDR y del Grupo de Trabajo El Pacto Verde se hace local , declaró: « Bosques que arden, inundaciones que destruyen, sequías que matan: son muchas las personas que han sufrido las consecuencias de catástrofes climáticas, que son cada vez más frecuentes e intensas. La crisis climática tiene consecuencias extremas y debemos actuar ahora, porque esta es ya nuestra nueva normalidad. Es una emergencia global, para la que necesitamos soluciones locales. La nueva estrategia de adaptación al cambio climático puede ayudar a los entes locales y regionales a prepararse y adaptarse a estas condiciones extremas y a reforzar nuestra resiliencia climática. Acogemos con satisfacción la propuesta del vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Frans Timmermans, y celebramos que haya reconocido la importancia de la acción por el clima en el ámbito local.»

Por su parte, Markku Markkula (FI/PPE), presidente del Consejo Municipal de Espoo y de la Región de Helsinki, declaró: « Nos complace ver que la Comisión Europea ha adoptado una estrategia de adaptación al cambio climático de la UE más ambiciosa, en consonancia con nuestro llamamiento a fomentar la subsidiariedad activa y la proporcionalidad, a la vez que reconoce el papel esencial que desempeñan las ciudades y regiones en esta adaptación . Lo que ahora tenemos que hacer es impulsar la acción y reforzar sustancialmente los instrumentos de financiación para los proyectos locales de adaptación al cambio climático, apoyar la reproducción de las mejores prácticas en toda Europa y aprovechar las oportunidades de innovación que ofrece la elaboración de políticas basada en datos.» Markku Markkula es antiguo presidente del CDR y ponente del Dictamen sobre la adaptación al cambio climático aprobado en diciembre de 2020.

El CDR apoya el objetivo de la Comisión Europea de promover un desarrollo urbano y rural sostenible y resiliente, además de orientar los recursos financieros hacia el nivel local, en particular para apoyar la agricultura, que es el sector más vulnerable al cambio climático.

La asamblea de ciudades y regiones de la UE aspira a cooperar con la Comisión Europea en el nuevo mecanismo de apoyo a las políticas que proporcionará asistencia técnica directa a los entes locales y regionales para desarrollar y ejecutar estrategias de adaptación y planes de acción en estrecha colaboración con el Pacto de los Alcaldes .

La participación de los entes locales y regionales en la elaboración de la agenda en materia de adaptación también se reforzará a través de programas clave de la UE, como la Agenda Urbana , una iniciativa de la UE lanzada en mayo de 2016 y que se basa en un método de trabajo multinivel entre los Estados miembros, las ciudades y la Comisión Europea con el objetivo de impulsar el crecimiento, la habitabilidad y la innovación en las ciudades europeas.

El Comité apoya la propuesta de revisión de las directrices para la mejora de la legislación y el reconocimiento de la adaptación local al cambio climático como prioridad transversal. El CDR también acoge con satisfacción el énfasis que la nueva estrategia pone en la integración de la política de adaptación al cambio climático y subraya que actuar por el clima en el ámbito local —una de las tres prioridades de la nueva estrategia de adaptación al cambio climático— es fundamental para facilitar el paso de los planes a la acción.

El CDR respalda la propuesta de crear un Observatorio del Clima y la Salud y sugiere entablar un diálogo abierto que permita sentar las bases para integrar la dimensión de la salud en el Pacto Verde Europeo , la estrategia de crecimiento de la UE para alcanzar la neutralidad climática en 2050.

El CDR apoya un mayor esfuerzo de seguimiento y recopilación de datos como herramienta clave para orientar la acción local y regional en el ámbito de la adaptación al cambio climático, así como la necesidad de mejorar y ampliar Climate-ADAPT , la plataforma europea de conocimientos en materia de adaptación. Considera que también deberán aprovecharse más los datos del Servicio de Cambio Climático de Copernicus .

Se espera que el Consejo apruebe en junio de 2021 las conclusiones sobre la nueva estrategia de adaptación al cambio climático de la UE.

Más información:

Tras el anuncio realizado por la Comisión Europea y el CDR en el pleno de octubre de 2020 , la cooperación directa entre la UE y los entes locales y regionales se ha reforzado con la creación de una cámara territorial del Pacto de los Alcaldes, compuesta por veintisiete miembros del Comité Europeo de las Regiones cuyos nombres se comunicarán próximamente. La asamblea de ciudades y regiones de la UE participa ahora en los trabajos del Consejo político del Pacto de los Alcaldes, del que también forma parte el alcalde de Varsovia y antiguo diputado al Parlamento Europeo Rafał Kazimierz Trzaskowski (PL/PPE).

El CDR ha puesto en marcha recientemente el Grupo de Trabajo El Pacto Verde se hace local para garantizar que la Estrategia Anual de Crecimiento Sostenible de la UE y los planes de recuperación tras la COVID-19 se traduzcan en financiación directa para las ciudades y regiones y que el Pacto Verde Europeo se haga local.

Como parte de su campaña «Construir comunidades resilientes», el CDR ha emprendido, en línea, una recopilación de 200 mejores prácticas de miembros del CDR que muestran cómo las ciudades y regiones ya están poniendo en práctica el Pacto Verde Europeo a través de proyectos concretos de adaptación y mitigación del cambio climático.

La nueva estrategia de adaptación al cambio climático de la UE se anunció en la Comunicación sobre el Pacto Verde Europeo , tras una evaluación de la estrategia de 2013 realizada en 2018 y una consulta pública abierta organizada entre mayo y agosto de 2020.

El cambio climático está teniendo un amplio impacto en los ecosistemas, los sectores económicos, la salud humana y el bienestar en Europa. De 1980 a 2016, según la Comisión Europea , las pérdidas económicas totales provocadas por diversos fenómenos meteorológicos y climáticos extremos en Europa ascendieron a más de 436 000 millones de euros.

La agricultura es el sector más vulnerable al cambio climático. Solamente en 2018, los daños a la agricultura ascendieron a unos 2 000 millones de euros en Francia, 1 400 millones en los Países Bajos y 770 millones en Alemania. Con un calentamiento global de 3 °C, las sequías se duplicarían y las pérdidas anuales absolutas por sequía en Europa pasarían a 40 000 millones de euros al año, dejándose sentir las repercusiones más graves en las regiones mediterránea y atlántica (EU SCIENCE HUB) .

Contacto:

David Crous

david.crous@cor.europa.eu

Móvil: +32 (0) 470 88 10 37

Share: