Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Las ciudades y regiones piden una nueva ley de la UE sobre los océanos para proteger el medio marino, reducir la contaminación e invertir la pérdida de biodiversidad  

El CDR constata que una gran parte de la legislación medioambiental de la UE, como la Directiva marco sobre la estrategia marina y las Directivas sobre la naturaleza, no se ha aplicado de manera suficiente

El Comité Europeo de las Regiones (CDR) ha presentado una serie de propuestas para proteger el medio marino y restablecer los ecosistemas de los océanos. El CDR pide una nueva ley de la UE sobre los océanos que defina una dirección a largo plazo e incluya metas medibles con plazos concretos para garantizar la protección y recuperación de los ecosistemas marinos. Los dirigentes locales y regionales proponen un Fondo para los océanos que contribuya a descarbonizar el transporte marítimo y exigen que se suprima la exención que se aplica al combustible empleado en la pesca en la Directiva sobre fiscalidad de la energía. El CDR también pide a la Comisión que elabore propuestas normativas pioneras sobre cuotas obligatorias para el nitrógeno y el fósforo reciclados en el mercado de la UE como parte de sus esfuerzos para reducir la liberación de nutrientes en los mares de la UE, detener la proliferación de algas y la expansión de fondos muertos.

Los océanos se enfrentan a una contaminación ambiental irreversible. El transporte marítimo internacional, el tráfico excesivo de embarcaciones, la construcción urbana, la producción industrial, la agricultura y la producción de energía repercuten en la calidad del agua, los mares y la biodiversidad marina. En un planeta cuyos océanos se encuentran inundados de plástico, contaminación química y escorrentías de fertilizantes agrícolas, la creciente presión del desarrollo urbano y del turismo en las costas también afecta gravemente a los ecosistemas marinos y su biodiversidad.

Preocupado por todo ello, el CDR ha aprobado un Dictamen redactado por la ponente Emma Nohrén (SE/Verdes). La Sra. Nohrén, vicealcaldesa del municipio sueco de Lysekil, señala: « Los océanos y el clima son dos caras de una misma moneda. Unos océanos sanos son imprescindibles para la regulación climática. Por consiguiente, la Ley Europea del Clima debe complementarse con una ley sobre los océanos que establezca objetivos y plazos para mejorar el medio ambiente marino. La contaminación de los océanos es un problema mundial, si bien son las comunidades locales y regionales las que soportan la carga principal. Tenemos que poner en marcha nuevas medidas capaces de activar el potencial no utilizado de los entes locales y subnacionales para proteger el medio marino de la UE, creando al mismo tiempo empleo e impulsando la economía. No podemos esperar más. Hay que situar a la UE en la vanguardia de la transición ecológica, tal como prevé el Pacto Verde Europeo».

El CDR constata que una gran parte de la legislación medioambiental de la UE, como la Directiva marco sobre la estrategia marina y las Directivas sobre la naturaleza , no se ha aplicado de manera suficiente, tal como señala un informe del Tribunal de Cuentas . Tras el primer ciclo de aplicación de la Directiva marco sobre la estrategia marina, el CDR subraya que, sin unos valores límite definidos y unas metas claras, ambiciosas y medibles no se avanzará nunca, e insta a definir tales metas sin más dilación.

El CDR pide a la Comisión Europea que establezca normas para que los Estados miembros integren a los entes locales y regionales tanto en el procedimiento de consulta como en el proceso de determinación, diseño y planificación de las medidas, de modo que queden claras las responsabilidades respectivas y se fomente un mayor compromiso para aplicar con éxito la Directiva marco sobre la estrategia marina de la UE.

El CDR también solicita que la Comisión Europea cree un grupo de trabajo europeo sobre la biodiversidad marina de cara a 2030 , compuesto por directores de proyectos medioambientales que asistan y asesoren a las autoridades subnacionales en la planificación de proyectos y el acceso a los fondos de la UE con objeto de poner freno a la contaminación marina y restablecer los ecosistemas de los océanos.

En consonancia con la Ley Europea del Clima recientemente adoptada, las ciudades y regiones exigen una nueva ley de la UE sobre los océanos que defina una dirección a largo plazo y garantice la protección y recuperación de los ecosistemas marinos, apoyando además la propuesta del Parlamento Europeo de crear un Fondo para los Océanos con el objetivo de descarbonizar el transporte marítimo y utilizar el 20 % de los ingresos para proteger, restablecer y gestionar mejor los ecosistemas marinos.

Para detener la creciente eutrofización de los mares de la UE, el CDR pide a la Comisión Europea que marque el camino y proponga cuotas obligatorias de nutrientes reciclados en los fertilizantes comercializados en la UE, en el marco de la economía circular. El CDR subraya que el fósforo y el nitrógeno son vitales para la producción de alimentos, y que el fósforo está incluido en la lista de materias primas fundamentales de la UE.

La asamblea de representantes locales y regionales de la UE respalda los objetivos y metas de protección de la biodiversidad plasmados en el Pacto Verde Europeo y en la Estrategia de la UE sobre la biodiversidad de aquí a 2030 . No obstante, el CDR insta a la Comisión Europea a incluir metas claras y medibles, con plazos para alcanzarlas, en su plan de acción para conservar los recursos pesqueros y proteger los ecosistemas marinos, que se publicará a lo largo de 2021.

El CDR expresa su alarma por la deficiente protección y el insuficiente seguimiento y control que proporcionan las actuales zonas marinas protegidas (ZMP) de la UE. Según la Agencia Europea de Medio Ambiente , menos del 1 % de las ZMP de la UE gozan de plena protección. El CDR respalda firmemente la propuesta de la Comisión Europea de crear una red de zonas marinas protegidas que abarque el 30 % de los mares de la UE y en la que también se introduzcan restricciones a la pesca y las actividades económicas. Los dirigentes locales y regionales subrayan que el 10 % de los mares de la UE deben beneficiarse de un nivel elevado de protección, que incluya zonas de veda.

El CDR propone la creación de una « Academia de los Océanos de la UE » formada por jóvenes científicos universitarios de todos los Estados miembros, con el objetivo de generar inspiración y difundir mejores prácticas y conocimientos sobre la importancia de la salud de los océanos.

Para hacer frente a la contaminación por plásticos, los miembros del CDR piden a todos los Estados miembros que establezcan sistemas de devolución de depósito para los envases de bebidas de plástico, y a la Comisión Europea que garantice su compatibilidad mutua. Se trataría de un paso crucial hacia la creación de un mercado único de envases. El CDR también pide a la Comisión Europea que prohíba todo nuevo relleno granular para los campos deportivos, con un período de transición de seis años, y que incluya los nanoplásticos y los polímeros biodegradables y solubles en las medidas reglamentarias —actualmente en fase de negociación en la UE— para reducir los microplásticos añadidos intencionadamente.

El Comité constata que las tasas portuarias diferenciadas en función de criterios medioambientales pueden ser una manera eficiente para que las regiones costeras mejoren el medio ambiente y reduzcan no solo las emisiones a la atmósfera y al agua, sino también los residuos y el ruido, y pide la prohibición del vertido del agua de los depuradores en la UE.

Finalmente, el CDR reitera que el principio de «quien contamina paga» debería formar parte del núcleo de la legislación de la UE relativa al entorno marino, y felicita a la Comisión Europea por su portal web WISE Marine , de acceso público.

El proyecto de Dictamen se presentó en el pleno del CDR de los días 5, 6 y 7 de mayo de 2021. 

Contexto:

Lea aquí la entrevista a Emma Nohrén (SE/Verdes), en la que responde a cinco preguntas sobre el papel de los entes locales y regionales en la protección del medio marino.

Adoptada el 17 de junio de 2008, la Directiva marco sobre la estrategia marina tiene por objeto proteger más eficazmente el medio marino en toda Europa. La Comisión Europea elaboró un conjunto de criterios detallados y normas metodológicas para ayudar a los Estados miembros a aplicar la mencionada Directiva. Estos criterios y normas se revisaron en 2017, lo que dio lugar a la nueva Decisión de la Comisión sobre el buen estado medioambiental de las aguas marinas. La biodiversidad es uno de los ámbitos políticos clave del Pacto Verde Europeo , que se adoptó a finales de 2019. En mayo de 2020, la Comisión Europea presentó la Estrategia de la UE sobre la Biodiversidad de aquí a 2030 con el fin de frenar la pérdida de biodiversidad y devolver la naturaleza a nuestras vidas. 

El Dictamen Los entes locales y regionales en la protección del medio marino entra en el ámbito de competencias del Grupo de trabajo del CDR El Pacto Verde se hace local . Este Grupo, creado en junio de 2020 e integrado por trece representantes locales y regionales , tiene por objetivo que las ciudades y regiones de la UE participen directamente en la definición, aplicación y evaluación de las numerosas iniciativas contenidas en el Pacto Verde Europeo, que es la estrategia de crecimiento sostenible de la UE para alcanzar la neutralidad climática en 2050.

Cada año se vierten al océano entre 4,8 y 12,7 millones de toneladas de plásticos. El plástico representa el 75 % de los desechos marinos en todo el mundo. Reducir los desechos marinos. Briefing del Parlamento Europeo (2019).

Contacto:

David Crous

Tel.: +32 (0)470 88 10 37

david.crous@cor.europa.eu

Share: