Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Las ciudades y regiones apoyan una ambiciosa estrategia de la UE en materia de hidrógeno para lograr la neutralidad climática  

Los miembros piden inversiones masivas, incentivos adaptados, una hoja de ruta y unos objetivos claros para impulsar la producción y el consumo de hidrógeno verde

El Comité Europeo de las Regiones ha aprobado el Dictamen sobre el tema «Hacia una hoja de ruta para un hidrógeno limpio – Contribución de los entes locales y regionales a una Europa climáticamente neutra» . La ponente es Birgit Honé (DE/PSE), ministra de Asuntos Federales y Europeos y Desarrollo Regional de Baja Sajonia. El Dictamen presenta una amplia gama de medidas específicas, legislativas y no legislativas, para el desarrollo de una economía del hidrógeno verde como componente fundamental de la descarbonización, en particular, en la industria y en determinados sectores del transporte. El hidrógeno representa actualmente menos del 1 % del consumo energético en Europa y la mayor parte de este combustible no proviene de fuentes de energía renovables.

El Pacto Verde Europeo ha de ser un elemento clave de la recuperación posterior a la COVID-19 y el hidrógeno verde una fuente de energía prioritaria para lograr la neutralidad climática. Este fue el mensaje clave del debate en torno al Dictamen sobre el hidrógeno limpio, entablado por Birgit Honé (DE/PSE) , ministra de Asuntos Federales y Europeos y Desarrollo Regional de Baja Sajonia.

La ponente, Birgit Honé, señaló: «El hidrógeno verde genera grandes oportunidades para la protección del clima, la creación de valor y el empleo en muchas regiones europeas. Es necesaria una intervención más decidida a escala de la UE para acelerar el desarrollo de un mercado del hidrógeno. Esta es la razón por la que pedimos una estrategia europea para el hidrógeno, junto con una hoja de ruta de medidas específicas. Por lo tanto, estamos encantados de que la Comisión Europea haya anunciado la adopción de una estrategia de estas características en los próximos días».

El CDR insta encarecidamente a la Comisión Europea a que apoye la elaboración y la aplicación de estrategias y programas regionales destinados a crear cadenas y agrupaciones de valor para el hidrógeno verde y, en particular, una hoja de ruta integrada de medidas legislativas y no legislativas que permita construir un mercado único del hidrógeno verde en la UE y unos objetivos ambiciosos para impulsar la capacidad de producción. El Dictamen subraya el papel de las ciudades y regiones como motores de la investigación y la inversión en esta tecnología y pide apoyo para los proyectos de hidrógeno a escala regional.

La asamblea de la UE de los líderes locales y regionales ha propuesto las siguientes medidas económicas y fiscales para impulsar el hidrógeno verde. En cuanto a la producción, los miembros piden subvenciones a la inversión, primas reguladas e ingresos garantizados. Para estimular la demanda, el CDR propone cuotas de mezcla vinculantes (por ejemplo, para los combustibles del transporte aéreo y marítimo), cuotas de reducción de gases de efecto invernadero para los suministradores de combustible y límites de CO 2 para las flotas (por ejemplo, de camiones o autocares, o en la navegación interior). Por otra parte, el CDR recomienda considerar los contratos por diferencia para el carbono como una medida de apoyo.

Los miembros solicitan una mayor financiación para los proyectos de hidrógeno verde en las fases de investigación e introducción en el mercado, especialmente a través del Fondo de Innovación y Modernización alimentado por el RCDE UE, el programa InvestEU, los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE), incluido Interreg, y en el marco del plan de recuperación para la COVID-19. El CDR pide un apoyo significativo del Banco Europeo de Inversiones al hidrógeno verde. Los miembros coincidieron en que son necesarias una clasificación en materia de sostenibilidad y una certificación obligatoria para el hidrógeno verde y los electrocombustibles a fin de garantizar su penetración en el mercado.

En cuanto al nuevo modelo de industria para Europa , el CDR insta a la Comisión a que promueva un mercado piloto para las tecnologías y sistemas del hidrógeno verde, especialmente en las industrias del acero, el cemento y los productos químicos, para las que el hidrógeno verde constituye una opción clave de descarbonización.

La asamblea de la UE de las ciudades y regiones anima a la Comisión Europea a crear el marco jurídico necesario para proyectos importantes de interés común europeo (PIICE) relacionados con el hidrógeno verde y pide a los Estados miembros que utilicen este combustible para proyectos de demostración a gran escala.

Los miembros hacen un llamamiento a favor de la creación de un sistema de transporte de hidrógeno a escala de la UE como requisito previo para una economía del hidrógeno verde de carácter dinámico, y piden que se revisen en consecuencia el Reglamento sobre las infraestructuras energéticas transeuropeas (RTE-E) y la Directiva de la UE sobre el gas.

El CDR pide a la Comisión que, como parte de su anunciada estrategia para una movilidad sostenible e inteligente, dé prioridad al uso de hidrógeno verde y de electrocombustibles como complemento de la movilidad eléctrica en los ámbitos del transporte de mercancías pesadas, el transporte público de viajeros, el transporte por vías navegables y el transporte aéreo.

Los dirigentes locales y regionales respaldan una revisión de la Directiva sobre fiscalidad de la energía con el fin de armonizar la fiscalidad de la energía con los objetivos del Pacto Verde Europeo y piden a los Estados miembros que reduzcan la carga tributaria de la electricidad con bajas emisiones de carbono.

Los miembros piden, asimismo, una revisión de la Directiva sobre fuentes de energía renovables (II) con miras a aumentar el objetivo de la UE sobre la cuota de energías renovables en el consumo final bruto de energía, ya que consideran que la ampliación dinámica de las energías renovables en la generación de electricidad constituye la piedra angular del desarrollo del mercado del hidrógeno verde en la UE.

Las ciudades y regiones recomiendan a los Estados miembros de la UE que fomenten una economía del hidrógeno verde en la actualización de sus planes nacionales de energía y clima en 2023, y que colaboren estrechamente con los entes locales y regionales para impulsar la producción de hidrógeno verde.

El CDR pide que se refuerce la dotación financiera de la asociación sucesora de la Empresa Común Pilas de Combustible e Hidrógeno (EC FCH) para que pueda prestar apoyo a más proyectos de demostración y a la cooperación con la European Hydrogen Valleys Partnership , una asociación europea especializada en la que participan más de treinta regiones de trece países europeos.

El Dictamen se aprobó en paralelo a un debate de alto nivel sobre el Pacto Verde Europeo, la estrategia de crecimiento de la UE para alcanzar la neutralidad climática antes de 2050. El 15 de junio, el CDR puso en marcha el Grupo de Trabajo sobre El Pacto Verde se hace local . Compuesto por trece representantes locales y regionales , tiene por objeto procurar que el Pacto Verde se traduzca en proyectos concretos y financiación directa para las ciudades y regiones, a fin de lograr una transición sostenible sobre el terreno.

Contexto:

Pulse aquí para leer una entrevista reciente con la ministra Birgit Honé sobre el camino a seguir para el hidrógeno.

El hidrógeno verde se obtiene mediante la electrolisis del agua, utilizando electricidad generada a partir de fuentes de energía renovable.

El hidrógeno representa actualmente menos del 1 % del consumo de energía en Europa (Comisión Europea) .

Contacto:

David Crous

david.crous@cor.europa.eu

Móvil: +32 (0)470881037