Las ciudades y regiones critican la estrategia de realización de reformas con el enfoque descendente que propone la Comisión Europea  
Cities and regions critical about top-down reform delivery strategy proposed by the European Commission

Los miembros del Comité Europeo de las Regiones (CDR) rechazan la propuesta de la Comisión Europea de desviar dinero de la política de cohesión para financiar reformas estructurales de arriba abajo en los Estados miembros. El dictamen elaborado por Olga Zrihen (BE/PSE), diputada al Parlamento de Valonia, y aprobado en el pleno del CDR, hace hincapié en la importancia de adoptar un enfoque combinado (ascendente y descendente) que incluya la participación de los entes locales y regionales en el diseño y la aplicación de los procesos de reforma.

La propuesta de la Comisión Europea de un nuevo instrumento de reforma podría conceder apoyo presupuestario a los Estados miembros que se comprometan voluntariamente a realizar reformas estructurales complejas. Este apoyo se complementaría con ayuda técnica prestada a través del programa de apoyo a las reformas estructurales. Para el período 2017-2020, la Comisión ha propuesto duplicar las asignaciones financieras iniciales del programa de apoyo de 142,8 millones EUR utilizando los márgenes de flexibilidad del presupuesto de la UE y dando a los Estados miembros la posibilidad de desviar recursos de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos a este programa.

El Comité Europeo de las Regiones se opone firmemente a la idea de desviar recursos de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE) —el principal instrumento de inversión de la UE gestionado en asociación con las regiones y ciudades— hacia un programa que se gestiona de forma centralizada, con un enfoque de arriba abajo que no tiene en cuenta las necesidades concretas de las comunidades locales y el papel fundamental de los entes locales en la consecución de las reformas estructurales.

«La actual propuesta carece de transparencia y de criterios de evaluación. También es más que cuestionable vincular y comprometer una cantidad considerable de recursos financieros en un instrumento que presta asistencia de manera totalmente voluntaria. Queremos que la UE apoye reformas que tengan un valor añadido europeo, respeten las reglas democráticas y marquen la diferencia sobre el terreno», señaló Olga Zrihen (BE/PSE), diputada al Parlamento de Valonia.

El ponente advierte que no tener en cuenta a los entes locales y regionales como socios de las reformas estructurales sería un error y que la falta de asunción es uno los principales motivos de los lentos avances de las reformas estructurales en el marco del Semestre Europeo. Añadir una dimensión territorial al Semestre Europeo teniendo en cuenta la diversidad territorial en Europa y garantizando la plena participación de los entes locales y regionales en los programas nacionales de reforma sería un gran paso en la buena dirección.

«Todo vínculo más profundo entre las reformas estructurales pertinentes para la UE y la política de cohesión hace aún más importante democratizar el Semestre Europeo a escala europea. Complementarlo con un código de conducta que fije los patrones para la participación de los entes locales y regionales incrementaría la eficiencia y la asunción del proceso. Los principios de subsidiariedad, proporcionalidad y asociación deberían constituir los cimientos comunes no solo de la política de cohesión, sino también de todas las políticas de la UE que apoyen las reformas estructurales», afirmó la Sra. Zrihen.

Respecto de los nuevos instrumentos presupuestarios para la zona del euro que propuso la Comisión Europea en diciembre de 2017, el dictamen apoya la creación de un instrumento para atajar las perturbaciones asimétricas. No obstante, para ser eficaz, cualquier posible apoyo no debe solaparse con los instrumentos existentes, como los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE) y el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE), sino complementarlos. Asimismo, el CDR da su visto bueno a la propuesta de instituir una línea de crédito o garantías en el seno del futuro Fondo Monetario Europeo, en caso de que el Fondo Único de Resolución (que gestiona el impacto de los bancos en quiebra en la economía real y las finanzas públicas) resulte insuficiente.

Más información:

• Dictamen: El Programa de apoyo a las reformas estructurales modificado y nuevos instrumentos presupuestarios para la zona del euro

• Resolución sobre la modificación del Reglamento que establece las disposiciones comunes para los Fondos EIE con el objetivo de apoyar las reformas estructurales

• Dictamen: Programa de apoyo a las reformas estructurales para el período 2017-2020

• Estudio: Mejorar el Semestre Europeo gracias a la participación de los entes locales y regionales (en inglés)

Contacto:

Carmen Schmidle

Tel.: +32 (0)2 282 2366

Móvil: +32 (0)494 735 787

carmen.schmidle@cor.europa.eu