Las ciudades y regiones son «fundamentales» para el progreso de las mujeres en la región mediterránea  
Cities and regions "central" to women's progress in Mediterranean region

Las administraciones locales y regionales deberían catalizar las mejoras en la situación de las mujeres en el Mediterráneo meridional y oriental, desempeñando un papel fundamental a la hora de ampliar el acceso de las mujeres a la educación, promover el ejercicio de cargos públicos por las mujeres y facilitar su entrada en el mercado laboral, afirma la Asamblea Regional y Local Euromediterránea (ARLEM) en una serie de recomendaciones adoptadas el 21 de febrero.

Las diez recomendaciones, que se distribuirán a los gobiernos y organismos supranacionales de la región y la Unión Europea, también instan a los gobiernos nacionales a firmar el Convenio de Estambul, que fue elaborado por el Consejo de Europa en 2011 con el fin de frenar la violencia doméstica contra las mujeres en la región mediterránea. El informe de la ARLEM, que se adoptó en Giza (Egipto), en el pleno anual de la Asamblea, llega a la conclusión de que la violencia contra las mujeres es «endémica» y poco conocida, que la mutilación genital femenina es común en Egipto y Mauritania, que las tasas de matrimonio infantil aumentan en algunos países y que la violación por parte de los maridos sigue sin castigarse en muchos países.

Mary Freehill (IE/PSE), concejala del ayuntamiento de Dublín (Irlanda) y ponente de la ARLEM sobre «El empoderamiento de las mujeres en la región mediterránea», manifestó: «Se han registrado progresos legislativos significativos para las mujeres en el Mediterráneo meridional y oriental y hay signos alentadores de que un mayor número de mujeres está accediendo a la política local y nacional. Pero, evidentemente, el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas para alcanzar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas constituye un enorme desafío para la región».

Y añadió: «Las administraciones locales y regionales pueden ser catalizadoras del cambio. Pueden hacer uso de su papel fundamental en la provisión de educación para garantizar que más niñas completen la enseñanza secundaria y accedan a la universidad. Pueden ayudar a las mujeres a encontrar empleo, ofreciendo formación profesional específica, prestando servicios de guardería y garantizando un transporte público más seguro y fiable. Pueden desplegar campañas de sensibilización contra la violencia. Y dan ejemplo, animando a las mujeres a entrar en política. Espero que, en el futuro, el Día Internacional de la Mujer —el 8 de marzo— sea una oportunidad anual para celebrar el avance de las mujeres en el Mediterráneo meridional y oriental».

El informe hace hincapié en que tanto las mujeres de la Unión Europea como las de los países del Mediterráneo meridional y oriental se ven frenadas por muchos obstáculos socioeconómicos, ideológicos y psicológicos. Sin embargo, señala una serie de problemas específicos relacionados con la educación, el liderazgo, la violencia y los estereotipos de las mujeres en la región, desde Albania y Turquía en el este a Marruecos en el Mediterráneo occidental. Asimismo, se refiere a los estudios internacionales que enumeran los efectos económicos. Un porcentaje por debajo de la media de empresarios son mujeres (6 % frente a una media mundial de alrededor del 24 %); y lo mismo puede decirse del porcentaje de autónomos que son mujeres (13 % frente al 31 %-38 % mundial).

El informe se basa en un documento de posición adoptado en junio de 2013 en el que la ARLEM subrayaba la necesidad de que las mujeres participen en la toma de decisiones políticas a nivel local y nacional. En otro informe adoptado el 21 de febrero, la ARLEM afirmó que la amenaza de la radicalización violenta exige la integración de las mujeres «en todos los niveles» y la formación de maestras. El informe sobre «El papel de los entes subnacionales de la región mediterránea en la lucha contra la radicalización y el extremismo violento de los jóvenes» fue elaborado por Mohamed Kamal El Daly, gobernador de Giza (Egipto) y anfitrión de la reunión.

La ARLEM reúne a los representantes de los entes locales y regionales de la UE —la mayoría de ellos miembros del Comité Europeo de las Regiones— y sus homólogos de los países mediterráneos de los Balcanes Occidentales, Oriente Próximo y norte de África.

Nota a los periodistas

• El Comité Europeo de las Regiones creó la Asamblea Regional y Local Euromediterránea (ARLEM) en 2010 para ofrecer una perspectiva local y regional sobre cuestiones mediterráneas. Complementa los esfuerzos realizados por la UE y terceros países mediterráneos en la región para desarrollar más canales y niveles de diálogo y cooperación, incluida la Unión por el Mediterráneo. La delegación de la UE en la ARLEM está formada por 32 miembros del Comité Europeo de las Regiones y ocho representantes de asociaciones de entes locales de la UE.

• La ARLEM se reunió los días 20 y 21 de febrero en Giza (Egipto) a instancias de Mohamed Kamal El Daly, gobernador de Giza. Antes de su reunión, los miembros de la ARLEM visitaron un proyecto urbano en Giza.

• Los informes «El empoderamiento de las mujeres en la región mediterránea» y «El papel de los entes subnacionales de la región mediterránea en la lucha contra la radicalización y el extremismo violento de los jóvenes» son las últimas de una serie de recomendaciones adoptadas por la ARLEM en cuestiones que son esenciales para el desarrollo sostenible de la región del Mediterráneo meridional y oriental. En los últimos años, la ARLEM también ha aprobado informes sobre, por ejemplo, el cambio climático, la transformación de energía, la gestión de los recursos hídricos y la gestión de los residuos.

• Las fotografías están disponibles a través de Flickr. Puede acceder a información de referencia sobre Egipto en el Parlamento Europeo.

Contacto:
Andrew Gardner
Tel. +32 473 843 981
andrew.gardner@cor.europa.eu