Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Las ciudades y regiones piden apoyo para las regiones carboníferas en transición  

Las necesidades de las regiones carboníferas europeas en el contexto de la transición energética de la UE ocuparon un lugar destacado en el orden del día de la Comisión de Política Económica (ECON) del Comité Europeo de las Regiones (CDR) el 9 de julio en Bruselas. En un Dictamen elaborado por Mark Speich, secretario de Estado para Asuntos Federales y Europeos y Asuntos Internacionales de Renania del Norte-Westfalia, los miembros de la Comisión ECON abogaron por un ajuste de las normas sobre ayudas estatales y financiación adicional para las regiones afectadas en el marco de la política de cohesión 2021-2027.

La Comisión Europea presentó en 2018 su visión estratégica a largo plazo para una economía próspera, moderna, competitiva y climáticamente neutra de aquí a 2050. Para hacer realidad este objetivo, la UE debe renunciar en gran medida a los combustibles fósiles y, en particular, reducir significativamente la utilización del carbón en el sector eléctrico. El carbón todavía se extrae en 41 regiones NUTS-2* de doce Estados miembros, donde esta actividad desempeña un papel fundamental para las economías locales.

Mark Speich (DE/PPE), secretario de Estado para Asuntos Federales y Europeos y Asuntos Internacionales de Renania del Norte-Westfalia y ponente del Dictamen del CDR sobre la « Transformación socioeconómica de las regiones carboníferas de Europa », afirmó que «las minas de carbón siguen dando trabajo a 185 000 personas en toda Europa, mientras que otras 52 000 trabajan en centrales eléctricas alimentadas con carbón. La industria del carbón también está indirectamente vinculada a diversos sectores económicos —como la producción de insumos, equipos, servicios y bienes de consumo— que generan otros 215 000 puestos de trabajo. La transformación de la economía y la creación de nuevas industrias requerirán tiempo, por lo que hemos de cerciorarnos de que los trabajadores afectados y sus comunidades cuentan con el apoyo, las actividades de formación y las ayudas económicas que necesitan para reconstruir sus economías locales. Tenemos que ofrecerles nuevas perspectivas para que sepan que no van a quedarse atrás ».

En este contexto, los miembros de la Comisión ECON acogen con satisfacción el llamamiento del Parlamento Europeo en favor de la creación de un Fondo de Transición Energética Justa en el próximo presupuesto a largo plazo de la UE (el marco financiero plurianual). Sin embargo, también dejaron claro que, si se trata de ayudar a las regiones carboníferas y satisfacer sus necesidades de apoyo específico, una financiación adicional en el marco de la política de cohesión 2021-2027 sería de mayor utilidad que un fondo centralizado. Todo ello reviste gran relevancia ya que estas regiones presentan grandes diferencias por lo que respecta a su ubicación geográfica, su nivel de desarrollo económico y su futura trayectoria demográfica.

Jerzy Buzek (PL/PPE), presidente de la Comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo, declaró: « Me complace que el CDR se una a los órganos de la UE que apoyan la creación del Fondo de Transición de Energética Justa para las regiones carboníferas que yo mismo he propuesto en la Comisión ITRE del PE y que contó con el respaldo de la inmensa mayoría de los diputados al Parlamento Europeo. A pesar de la importancia de las sinergias con los fondos de cohesión, el Parlamento Europeo espera del nuevo MFP una financiación adicional y una línea presupuestaria específica para el Fondo. Esta circunstancia se revela crucial no solo como señal inequívoca para los ciudadanos de las regiones carboníferas, que no pueden quedar rezagados, sino también como importante mensaje en el sentido de que en la UE nos tomamos en serio el acuerdo de París, nuestra transición energética y nuestros ambiciosos objetivos climáticos ».

Los miembros de la ECON también hicieron hincapié en el valor añadido europeo que aporta el apoyo a las regiones carboníferas en esta fase de transición y recomendaron que se dote a dichas regiones de la flexibilidad suficiente para aplicar las normas de la UE en materia de ayudas estatales de modo que se les permita eliminar gradualmente el carbón de una manera viable desde el punto de vista social y económico.

Durante la reunión, los miembros del CDR también sometieron a debate y aprobaron los siguientes Dictámenes:

« Informe sobre la aplicación de la contratación pública », ponente: Thomas Habermann (DE/PPE)

« Contribución de las regiones y ciudades a un nuevo marco político de la UE para las pymes », ponente: Tadeusz Truskolaski (PL/AE)

Nota a la atención de los periodistas

La clasificación NUTS ((Nomenclatura Común de Unidades Territoriales Estadísticas) es un sistema jerárquico de división del territorio económico de la UE para la recopilación, elaboración y armonización de estadísticas regionales europeas, los análisis socioeconómicos de las regiones y la formulación de las políticas regionales de la UE. Eurostat establece para cada país miembro de la UE una jerarquía de tres niveles NUTS de común acuerdo con el país en cuestión. En algunos niveles, las subdivisiones no se corresponden necesariamente con las divisiones administrativas dentro de cada país.

Contacto:

Carmen Schmidle

Tel.: +32 0 2 282 2366

carmen.schmidle@cor.europa.eu