Traducción automática
 
Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
El Comité Europeo de las Regiones y las siete Comunidades Autónomas implicadas apoyan la creación de una macrorregión atlántica para afrontar el impacto del Brexit y de la COVID-19  
​​​Andalucía, Asturias, las Islas Canarias, Cantabria, Galicia, Navarra y el País Vasco han mostrado su apoyo a la propuesta, incluida en el Dictamen que ha presentado Cantabria en el último pleno del Comité Europeo de las Regiones. Las regiones atlánticas en toda Europa se han visto especialmente afectadas por el Brexit y la COVID-19 en los sectores de la pesca, el comercio, el turismo, los enlaces marítimos y las cadenas logísticas​​

​El Comité Europeo de las Regiones (CDR) ha adoptado una serie de propuestas para reforzar la cooperación entre las regiones atlánticas de la UE a fin de afrontar mejor el impacto del Brexit y de la COVID-19. La asamblea de ciudades y regiones de la UE aboga por crear una macrorregión atlántica que defina estrategias comunes para impulsar los sectores prioritarios de la economía azul, como son la pesca, el comercio, el turismo y el transporte. Las propuestas del CDR figuran en el Dictamen Un nuevo enfoque para la Estrategia Marítima Atlántica – Plan de Acción Atlántico 2.0, presentado por el gobierno de Cantabria y aprobado por unanimidad en el pleno de los días 17, 18 y 19 de marzo de 2021. Las regiones atlánticas de la UE están situadas en cuatro Estados miembros: España, Francia, Irlanda y Portugal. Las siete Comunidades Autónomas implicadas han expresado en este comunicado su apoyo unánime a la creación de una nueva macrorregión atlántica.

 
Las regiones atlánticas se enfrentan a una doble crisis económica. En primer lugar, a las consecuencias, aún por cuantificar, del Brexit en relación a la pesca, el turismo, el comercio y el transporte. En segundo lugar, al impacto generado por la COVID-19, que ha implicado una drástica reducción de la movilidad con efectos específicos en las infraestructuras, los enlaces marítimos, las cadenas logísticas y el sector turístico.

En este contexto, el Comité Europeo de las Regiones ha aprobado una serie de propuestas para reforzar la cooperación entre las regiones atlánticas de la UE. Una de ellas es la creación de una macrorregión atlántica. Los miembros del CDR consideran que esta es la fórmula más adecuada para ahondar en la cooperación, abordar conjuntamente los retos marítimos y territoriales, mejorar la coordinación entre regiones atlánticas y sus respectivos Estados miembros, y racionalizar la financiación y el acceso a los fondos europeos.

Paula Fernández Viaña (ES/Renew Europe), Consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior del Gobierno de Cantabria, es la ponente del CDR del Dictamen «Un nuevo enfoque para la Estrategia Marítima Atlántica – Plan de Acción Atlántico 2.0». Durante la presentación del dictamen, la consejera cántabra aseguró: «La creación de una macrorregión atlántica afianzaría la alianza entre las regiones del espacio atlántico para afrontar los retos y desafíos propiciados por la pandemia y el Brexit. La macrorregión es una herramienta esencial para competir por los fondos del nuevo marco financiero plurianual y afrontar un proyecto integral para el desarrollo de la economía azul. Las regiones debemos participar de manera activa en la gobernanza atlántica. Es por ello que defendemos de manera firme una gobernanza multinivel efectiva desde el respeto del marco institucional de cada Estado miembro».

Miguel Ángel RevillaPresidente de Cantabria, ha declarado: «Agradecemos el gran apoyo que la renovada propuesta de creación de una macrorregión atlántica ha recibido por parte del Comité Europeo de las Regiones. Una macrorregión atlántica nos proporcionará mayor peso político ante las instituciones comunitarias y la posibilidad de defender proyectos estratégicos comunes, como el desarrollo de las energías renovables marinas, la supresión de los cuellos de botella ferroviarios, financiar actuaciones que permitan el desarrollo de las autopistas del mar o la inclusión de puertos estratégicos, como es el Puerto de Santander, en la Red Transeuropea de Transporte TEN-T».

Juanma Moreno (ES/EPP), Presidente de la Junta de Andalucía, ha resaltado: «El espacio atlántico es, sin duda, un área prioritaria de cooperación para Andalucía por la estratégica ubicación geográfica que disfrutamos. Esa posición privilegiada es la que nos ha llevado a mantener una fructífera política de colaboración con los vecinos con los que compartimos de forma más cercana este espacio. Pero, además, es una zona abierta a la cooperación transatlántica como oportunidad para contrarrestar los efectos del Brexit a través de la participación de otros países y otras regiones. En este sentido, Andalucía acoge con interés este nuevo enfoque de la Estrategia Marítima Atlántica que enlaza con nuestras prioridades, en línea con la agenda europea, en las que apostamos por el Pacto Verde Europeo y la economía azul como motores de desarrollo sostenible. Además, la idea de la macrorregión atlántica contribuye a una mejor gobernanza de este espacio y, al mismo tiempo, puede favorecer un mayor desarrollo de nuestro territorio con el esencial componente marítimo que nos define».

Por parte del Gobierno de Asturias, se ha pronunciado Javier Vila Ferrero (ES/PES)Director General de Asuntos Europeos: «La creación de una macrorregión atlántica supondría indudablemente una mejor capacidad de respuesta al desarrollo de las regiones del litoral atlántico. Por ello, Asturias ha manifestado siempre su apoyo en los distintos foros organizados por la Comisión del Arco Atlántico en el marco de la Conferencia de Regiones Periféricas y Marítimas. El vínculo con las demás regiones atlánticas es fundamental para nuestra industria de construcción naval, así como la industria de componentes para energía eólica offshore, sin dejar de mencionar la importancia futura del sector logístico. Se trata, además, de una oportunidad para potenciar las autopistas del mar que conectan las regiones atlánticas, de especial importancia para Asturias, ahora que se está finalizando el corredor ferroviario de alta velocidad con el resto del país».

En nombre de las Islas Canarias, se ha mostrado a favor de la iniciativa Julián Zafra Díaz (ES/PES), Director General de Asuntos Europeos, asegurando: «Apoyamos la creación de una macrorregión atlántica, en la que Canarias, como archipiélago atlántico y región ultraperiférica, tiene la intención de participar activamente, abriendo nuevas e interesantes perspectivas de cooperación en asuntos de interés prioritario para nuestro archipiélago como la economía azul, la I+D+i ligada a las ciencias marinas y otros temas en los que Canarias tiene amplia experiencia».

Marian Elorza Zubiría (ES/Renew Europe), Secretaria General de Acción Exterior del Gobierno Vasco, ha mostrado su apoyo declarando: «El Gobierno Vasco reconoce que la nueva Estrategia Marítima Atlántica presentada por la Comisión Europea incorpora mejoras para intensificar la cooperación en este territorio. En todo caso, consideramos la propuesta insuficiente puesto que, si bien el espacio atlántico tiene una innegable dimensión marítima y portuaria, la cooperación ha de abordar también otras cuestiones que afectan al territorio, a la interacción “mar-tierra" y a las transiciones pendientes. Para paliar estas insuficiencias, el Gobierno Vasco viene actuando, y continuará haciéndolo, como firme impulsor y defensor de la creación de la macrorregión atlántica».

Galicia ha respaldado la iniciativa a través de Jesús Gamallo Aller (ES/EPP), Director General de Relaciones Exteriores y con la UE de la Xunta de Galicia, defiendo que: «El fomento de una estrategia macrorregional para el Atlántico, en la estela de las ya aprobadas en la UE, nos permitirá, sin duda, profundizar en un modelo de cooperación ampliado e impulsar nuestros sectores económicos prioritarios en línea con los objetivos marcados por la Unión de cara a una transición verde y resiliente. Confiamos en que esta estrategia macrorregional contribuya a consolidar ámbitos de cooperación ya existentes».

Por parte de Navarra, el Consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Mikel Irujo (ES/EA), ha resaltado: «Las estrategias macroregionales fomentan la definición de objetivos y la obtención de resultados y son un claro valor añadido europeo. Además, garantizan una mayor estabilidad y visión a largo plazo. En este sentido, la creación de una macrorregión atlántica no sólo es una aspiración, sino también una necesidad que lleva demasiados años retrasándose.  Los retos que debemos afrontar en la nueva fase post COVID-19 hacen más necesario que nunca la articulación de medidas en el marco de una cooperación interregional coordinada».

El Dictamen recoge una serie de medidas concretas, a saber:​

  • Creación de una macrorregión atlántica, siguiendo el modelo de gobernanza multinivel de la macrorregión alpina.
  • Inclusión de la pesca, el marisqueo y la acuicultura como uno de los pilares del Plan de Acción Atlántico, ya que el suministro de productos del mar es una de las prioridades del Pacto Verde.
  • Ampliación del ámbito de las autopistas marítimas en el Atlántico para permitir nuevas conexiones entre puertos, con énfasis en su valor estratégico para conectar Irlanda con el continente tras el Brexit.
  • Desarrollo de un instrumento económico y presupuestario específico para la Estrategia Atlántica.
  • Adopción de estrategias regionales para el desarrollo metodológico de la economía azul a nivel local y regional.
  • Elaboración por el CDR de un inventario de las actividades de la economía azul en cada región para crear un mapa real del desarrollo de la economía azul en la UE.
  • Refuerzo de la cooperación transnacional entre las regiones atlánticas para cumplir los objetivos del nuevo Plan de Acción Atlántico.
  • Creación de las condiciones necesarias para fomentar el trabajo en equipos multidisciplinares y multiculturales y alinear los intereses y las agendas.
  • Armonización de la financiación pública de la investigación y la innovación para asignar eficazmente los recursos disponibles.

El CDR acoge con satisfacción el pilar del Plan de Acción Atlántico (PAA) relativo a las energías renovables, y lo considera una oportunidad inmejorable para impulsar la producción marina de energías renovables en la UE.

La asamblea de ciudades y regiones de la UE lamenta que queden excluidas del PAA algunas actividades clave de la economía azul, como la construcción naval y marítima, los sectores del transporte, la navegación de recreo, la industria auxiliar y las actividades de turismo sostenible relacionadas con el medio marino, incluidos los deportes acuáticos, el turismo de cruceros y los transbordadores. Los miembros del CDR subrayan que ni la pesca, ni el marisqueo, ni la acuicultura se tratan como temas por derecho propio en el PAA.

Los miembros del CDR proponen que la nueva macrorregión atlántica siga el mismo modelo de gobernanza multinivel de la macrorregión alpina y se centre en una serie de ámbitos de carácter auténticamente transnacional, como son la energía marítima, la pesca, la protección del medio ambiente, el cambio climático, el transporte y la investigación científica y tecnológica.

El CDR apoya el desarrollo de la Autopista Ferroviaria Atlántica y las conexiones ferroportuarias y las carreteras de enlace principales de la «última milla», tanto entre las infraestructuras existentes como entre los corredores de la RTE-T y otras líneas del Espacio Atlántico.

No obstante, El CDR lamenta que ninguno de los pilares del PAA esté relacionado con el turismo y el patrimonio cultural, «signo de identidad del espacio atlántico europeo».

Contexto:

Lea aquí la entrevista a Paula Fernández Viaña (ES/Renew Europe) sobre la Estrategia Marítima Atlántica (publicada el 15 de marzo de 2021).

En 2011, la Comisión Europea adoptó una Estrategia Marítima Atlántica en respuesta a los repetidos llamamientos que pedían una cooperación más ambiciosa, abierta y efectiva en el área del Océano Atlántico. En 2013 se introdujo un Plan de Acción Atlántico con el fin de aplicar la Estrategia y, en julio de 2020, se adoptó un Plan de Acción actualizado para una economía azul sostenible, resiliente y competitiva en la región atlántica de la Unión Europea, que abarca España, Francia, Irlanda y Portugal.

«El Pacto Verde se hace local» es una nueva iniciativa del Comité Europeo de las Regiones cuyo objetivo es situar a las ciudades y regiones en el centro del Pacto Verde Europeo y garantizar que tanto la estrategia de crecimiento sostenible de la UE como los planes de recuperación tras la COVID-19 se traduzcan en financiación directa para las ciudades y regiones y en proyectos tangibles para los distintos territorios. La iniciativa se puso en marcha el 15 de junio de 2020 con la creación de un Grupo de Trabajo específico formado por trece miembros. Lea aquí el comunicado de prensa. Descubra en nuestro mapa en línea doscientas buenas prácticas del COR en relación con el Pacto Verde.

La Comisión Arco Atlántico es una de las seis Comisiones geográficas de la Conferencia de las Regiones Periféricas Marítimas.  

Contacto con la prensa:

Berta López Domènech

Berta.LopezDomenec@cor.europa.eu

David Crous Duran

david.crous@cor.europa.eu


Share: