Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
Las recomendaciones de la agroecología se granjean el apoyo de los políticos locales y regionales  

A debate también el nuevo Plan de Acción Atlántico
y el impacto de la COVID-19 en las zonas rurales.

El Comité Europeo de las Regiones ha ofrecido su apoyo preliminar a un conjunto de recomendaciones encaminadas a asegurar que la Unión Europea adopta principios y técnicas agroecológicos en sus esfuerzos por reducir el impacto de la agricultura sobre el clima, garantizar el suministro de alimentos en la UE y respaldar a las comunidades rurales.

En la reunión de la Comisión de Recursos Naturales (NAT), celebrada el 23 de noviembre, tuvo lugar también un primer intercambio sobre el plan de acción de la UE sobre su estrategia marítima en la zona del Océano Atlántico. En dicha reunión, Virginijus Sinkevičius , comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, describió su labor, que abarca esta Estrategia Europea para la Región Atlántica, como «el desarrollo de un nuevo enfoque en la economía azul para hacer de ella un elemento integrante del Pacto Verde Europeo».

En palabras del comisario Sinkevičius, «el proceso de transformación que exige el Pacto Verde es algo necesario, lo cual ya sabíamos antes de que apareciera la COVID-19. La pandemia no ha hecho más que obligarnos a acelerarlo».

AGROECOLOGÍA

El Dictamen sobre agroecología, aprobado —con algunas enmiendas— por la referida Comisión NAT mediante votación electrónica el 24 de noviembre, se someterá a revisión y debate de todos los miembros del CDR en su pleno de febrero de 2021.

El ponente, Guillaume Cros (FR/Verdes), miembro del Consejo Regional de Occitania, declaró: «A través de un rendimiento económico positivo en las explotaciones agrícolas, con unas cadenas de suministro más cortas y restaurando el medio ambiente y la biodiversidad, la agroecología potenciará la economía rural y atraerá a los jóvenes hacia la agricultura y las actividades rurales».

Olivier De Schutter , copresidente del Grupo Internacional de Expertos en Sistemas Alimentarios Sostenibles (IPES-Food) y antiguo relator especial de las Naciones Unidas sobre el derecho a la alimentación, afirmó que la agroecología peleará por lograr avances en el actual sistema agrícola, que está muy enfocado hacia los mercados de exportación y no integra los costes medioambientales. Sin embargo, destacó el «consenso creciente entre la comunidad científica de que este sistema no es sostenible» y alabó las virtudes medioambientales de la agroecología, su potencial a la hora de crear empleo y su productividad. Además, subrayó que cada vez son más los estudios que demuestran que la agroecología puede ser tan productiva como la agricultura industrializada, además de ser mejor para el medio ambiente y para las economías regionales.

Thomas Waitz (AT/Verdes/Alianza Libre Europea), miembro de la Comisión AGRI del Parlamento Europeo y, él mismo, agricultor ecológico, destacó que la agroecología «desempeñará una función relevante en la lucha contra el cambio climático gracias a la captura de carbono en el suelo». Añadió que «la adopción de la agroecología en las zonas naturales favorables es fundamental para los esfuerzos por mantener vivas las comunidades locales allí donde los enfoques de monocultivo y la agricultura industrializada están ejerciendo una competencia de precios insoportable para los agricultores de otras áreas».

Geneviève Savigny , ponente sobre agroecología del Comité Económico y Social Europeo, manifestó también su firme apoyo a un sistema agrícola con menos plaguicidas, cadenas de suministro más cortas y productos y productores más diversificados: «La agroecología reconcilia naturaleza y agricultura, y este debe ser nuestro horizonte en la UE». Marta Guadalupe Rivera-Ferre , de la Universidad de Vic – Universidad Central de Cataluña, destacó que «la transición hacia un sistema sostenible no solo es algo de carácter técnico, sino también un cambio de paradigma».

El informe agroecológico emprendido por el CDR nutrirá y complementará sus recomendaciones sobre la Estrategia «De la Granja a la Mesa» de la UE, un componente fundamental del Pacto Verde Europeo. El CDR adoptará sus recomendaciones sobre esta Estrategia en diciembre.

Por otra parte, Wolfgang Burtscher , director general de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, puso al día a los miembros del CDR sobre la situación en que se encuentra el debate entre el Parlamento Europeo y los Estados miembros de la UE sobre el futuro de la política agrícola común (PAC). El centro de estos debates lo ocupan las cuestiones relacionadas con la contribución de la PAC a la hora de cumplir las aspiraciones de la UE de alcanzar la neutralidad en materia de carbono para 2050, así como con la gobernanza regional de la PAC.

ESTRATEGIA MARÍTIMA ATLÁNTICA

La ponente del CDR del « Plan de Acción Atlántico 2.0 » de la Estrategia Marítima Atlántica es Paula Fernández Viaña (ES/Renew Europe), consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior del Gobierno de Cantabria. En palabras de la Sra. Fernández Viaña, «es importante que el Dictamen del Comité Europeo de las Regiones sobre la revisión del Plan de Acción Atlántico reúna las experiencias de las regiones y ciudades atlánticas que, por una parte, cuentan con planes y proyectos concretos para su desarrollo y, por otra, son plenamente conscientes de las limitaciones que comporta el actual marco de cooperación. Aunque es preciso reforzar la cooperación regional en el Atlántico con proyectos ambiciosos en los ámbitos del transporte y las energías renovables, que contribuyen a los objetivos del Pacto Verde Europeo, igualmente necesario es hacerlo en el campo de la investigación, la cultura y la formación. Si bien se han registrado avances en los últimos años, aún queda mucho camino por recorrer para aprovechar plenamente el potencial que ofrece la cooperación en la región atlántica».

El comisario Sinkevičius declaró que la Estrategia Marítima Atlántica adoptada en 2013 funciona y que esta ha dado lugar a «1 200 nuevos proyectos marítimos, orientados primordialmente a la protección del medio ambiente, la mejora de la conectividad y la inclusión social en el área atlántica», con una inversión total cercana a los 6 000 millones de euros procedente de la UE, el Banco Europeo de Inversiones y diversas fuentes nacionales, regionales y privadas.

Sin embargo, ahora se dan «nuevos imperativos de sostenibilidad, de neutralidad en carbono y, más recientemente, de recuperación». El comisario se refirió específicamente al valor de promover la «navegación verde», adoptar medidas contra los residuos marinos, mejorar la «observación y protección de nuestras costas» para contribuir a la adaptación al cambio climático, desarrollar la energía renovable en alta mar, y «subsanar el déficit de competencias en los sectores de la economía azul».

El Plan de Acción incluye una Comunicación, prevista para el 2021, en la que «el componente regional será fundamental», señaló el comisario, quien concluyó afirmando: «Con ayuda de las regiones podremos escribir una hermosa historia de éxito».

La mesa redonda contó también con la participación de Pierre Karleskind , diputado al Parlamento Europeo y presidente de la Comisión de Pesca del PE, Claude Wohrer , representante de la Presidencia francesa del Comité de la Estrategia Atlántica, y María Ángeles Elorza Zubiría , (ES/Renew Europe), originaria del País Vasco, en representación de la Conferencia de Regiones Periféricas Marítimas de Europa. El Sr. Karleskind subrayó la necesidad de incluir la acuicultura y la pesca entre los principales pilares de acción, mientras que los miembros del CDR aportaron al debate diversas ideas procedentes de las regiones atlánticas de la UE.

REPERCUSIONES DE LA COVID-19

La Comisión NAT también mantuvo su primer debate sobre un expediente de la Comisión Europea, la cual ha solicitado al CDR que exponga sus perspectivas sobre el impacto de la pandemia del coronavirus en las ciudades y regiones de la UE y, en particular, en sus zonas rurales.

La ponente, Joke Schauvliege (BE/PPE), diputada al Parlamento de Flandes, afirmó: «En un lapso de tiempo muy breve, el coronavirus ha provocado una pandemia mundial de COVID-19 y una crisis de gran envergadura en diversos ámbitos de nuestra sociedad. La crisis ha tenido una repercusión muy asimétrica en las ciudades, regiones y áreas rurales de la UE. Resulta llamativo que surjan problemas distintos en las zonas rurales y en los entornos urbanos. Los problemas ya conocidos de las zonas rurales se han visto agravados y exacerbados por la crisis, y ahora vuelve a manifestarse la vulnerabilidad de estas regiones. Por todo ello, debemos aprovechar esta crisis mundial para averiguar qué propuestas han conducido realmente a soluciones y qué lecciones pueden extraerse para mejorar los planteamientos ante esta u otras crisis. Una evaluación exhaustiva nos hará más sabios y fuertes de cara al futuro».

El Dictamen de la Sra. Schauvliege se basará en un amplio informe sobre los efectos de la pandemia elaborado por el CDR durante el verano y principios de otoño. El CDR presentó dicho informe , el primer Barómetro Regional y Local Anual , en su pleno de octubre de 2020, en el que se debatieron los efectos de la pandemia con la canciller alemana, Angela Merkel , y con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen . El Dictamen de la Sra. Schauvliege completará las conclusiones del Barómetro con nuevos datos sobre las necesidades de las comunidades rurales y el uso que estas hacen de los fondos de emergencia de la UE.

Contacto:

Andrew Gardner

Tel.: +32 473 843 981

andrew.gardner@cor.europa.eu

Share: