Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
La protección de la biodiversidad debe ser un principio clave del Plan de Recuperación de la UE  

En esta entrevista, Roby Biwer (LU/PSE) , concejal del Ayuntamiento de Bettembourg, responde a cinco preguntas sobre la importancia de la biodiversidad para prevenir una nueva pandemia, luchar contra el cambio climático y lograr una mayor sostenibilidad a través del Plan de Recuperación de la UE. Roby Biwer es ponente del Dictamen Ciudades y regiones enfocadas a la biodiversidad más allá de 2020 , que se aprobará en el próximo pleno de octubre. El Dictamen expone la contribución de los entes locales y regionales a la Estrategia de la UE sobre Biodiversidad para 2030 , presentada por la Comisión Europea el 20 de mayo de 2020 . Por otra parte, el CDR defenderá el papel clave que los entes locales y regionales desempeñan en materia de protección de la biodiversidad en la 15.ª reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica de las Naciones Unidas (COP15 del CDB de las NU ), que tendrá lugar del 17 al 30 de mayo de 2021 en Kunming (China).

La pandemia de COVID-19 ha redefinido la agenda política en todo el mundo. ¿Cómo ha afectado el brote a su trabajo como ponente del Dictamen sobre la biodiversidad más allá de 2020?

Sin duda, la COVID-19 ha afectado al Dictamen sobre la biodiversidad. Ha provocado una toma de conciencia no solo entre los expertos sino también entre los ciudadanos. Ahora se entiende que estas catástrofes tienen mayoritariamente su origen en el uso inadecuado y perverso de la biodiversidad como recurso para satisfacer el egoísmo de los seres humanos. Por otra parte, la gente se ha dado cuenta de que vivir en unos ecosistemas sanos con una biodiversidad intacta constituye una garantía para nuestra propia salud y nuestro destino. El origen de aproximadamente el 80 % de las enfermedades se debe a la fauna silvestre, y la transmisión de los animales exóticos a los seres humanos es cada vez más probable. Por lo tanto, por nuestro propio bien es fundamental preservar la naturaleza y la biodiversidad. Nuestra salud depende de este equilibrio.

¿La biodiversidad desempeña algún papel en la crisis posterior a la COVID-19 y en el Plan de Recuperación de la UE?

Sí, desde luego. En el período posterior a la COVID-19 deben predominar los recursos humanos y las inversiones públicas. Estas políticas generarán numerosos empleos verdes y reforzarán considerablemente el entorno natural y la resiliencia de los ecosistemas. La biodiversidad desempeña un papel fundamental en el bienestar humano y en muchísimos otros ámbitos. En la distribución de recursos a través de todos los planes financieros importantes, como el Plan de Recuperación de la UE, doblegar la curva de la pérdida de biodiversidad debe convertirse en un principio clave. No podemos retroceder a tolerar o incluso subvencionar actividades que socavan nuestra salud, nuestro suministro de alimentos y nuestros medios de subsistencia mediante la degradación o la destrucción de los valiosos ecosistemas en que vivimos y sus funciones. Esto significa que debemos movilizar recursos suficientes para estimular, directa o indirectamente, la acción en favor de la biodiversidad en todos los niveles de gobierno, simplificar los procedimientos para que la financiación sea más accesible y hacer que la biodiversidad sea un valor innegociable en el plano político y económico en todos los sectores. Parece que la conciencia de la conservación y restauración de los ecosistemas ha aumentado considerablemente, y nuestros ciudadanos esperan cada vez más inversiones en biodiversidad. Los entes locales y regionales son los mejor situados para aplicar estas políticas y movilizar a los ciudadanos.

¿Cómo resumiría al comisario europeo de Medio Ambiente, Virginijus Sinkevičius, los elementos clave del Dictamen del CDR que está elaborando con respecto a la Estrategia de la UE sobre la Biodiversidad para 2030?

Creo que la Estrategia de la UE sobre la Biodiversidad para 2030 publicada por la Comisión Europea es ambiciosa. Sin embargo, es necesaria una acción más contundente y más rápida para hacer frente a esta crisis mundial de biodiversidad, y necesitamos herramientas adecuadas y recursos suficientes para restaurar nuestros ecosistemas. La biodiversidad no debe ser en ningún caso víctima de consideraciones económicas «de vieja escuela» y debería ser el motor del Plan de Recuperación de la UE. La Comisión debe aprovechar plenamente el potencial y la posición única de los entes locales y regionales para contribuir a la aplicación de la nueva Estrategia sobre la Biodiversidad para 2030.

El 30 de septiembre se celebra en Nueva York la Cumbre de las Naciones Unidas sobre la Biodiversidad. Se trata de un acontecimiento mundial clave para demostrar ambición con vistas a la adopción de un marco de protección de la biodiversidad a nivel mundial después de 2020 en la COP15 del CDB de las Naciones Unidas. ¿Cuáles son los principales mensajes que desearía que transmitan las Partes de la Convención de las Naciones Unidas?

Pese al creciente reconocimiento del papel clave de los gobiernos subnacionales en doblegar la curva de la pérdida de biodiversidad, todavía falta el reconocimiento formal y la colaboración vertical en los marcos de gobernanza mundial. Además, los gobiernos locales y subnacionales deben participar en cada etapa y en cada nivel del proceso de gobernanza de la biodiversidad, tanto a escala mundial como nacional. Esto implica:

1) que cada plan nacional delimite, en la medida de lo posible, un plan subnacional para los gobiernos de nivel subnacional;

2) garantizar una movilización de recursos suficientes que incluya a los gobiernos subnacionales en la recopilación y distribución de dichos recursos;

3) incluir a los gobiernos subnacionales en el desarrollo y la aplicación de mecanismos de seguimiento, evaluación e intercambio de información;

4) garantizar un enfoque a largo plazo de integración de la biodiversidad basado en la colaboración vertical y horizontal;

5) otorgar a los gobiernos subnacionales un papel claro en la convergencia de la biodiversidad con otros programas (por ejemplo, el Pacto por el Clima, los Objetivos de Desarrollo Sostenible);

6) reforzar las alianzas y las redes de apoyo a los gobiernos subnacionales.

Imagine que tras la votación de su Dictamen en octubre vuelve a casa y tiene que explicar a unos escolares lo que ha hecho en Bruselas. ¿Qué les diría?

Les diría que he ayudado a personas muy poderosas a comprender la importancia del medio ambiente y la necesidad de proteger nuestra flora y nuestra fauna. Y que lo hecho para garantizar que ellos, sus hijos y sus nietos puedan disfrutar de la belleza de este planeta de una manera sostenible. Les diría que he procurado contribuir a preservar la biodiversidad y a restaurar los ecosistemas degradados, y que el «turbocapitalismo» es un camino equivocado, porque no ofrece garantías de que en el futuro tengamos una naturaleza y una calidad de vida adecuadas.

Contexto general

El Eurobarómetro 481/2019 del año pasado indica que los ciudadanos de la UE están cada vez más preocupados por el estado en que se halla la naturaleza. La inmensa mayoría de los europeos (96 %) afirmó que tenemos la responsabilidad de cuidar de la naturaleza y que ello es esencial para hacer frente al cambio climático. Según un reciente estudio de impacto territorial , el 61 % de las regiones de la UE se verán muy afectadas por la situación general de la biodiversidad en el mundo después de 2020.

El CDR trabaja en colaboración con el Comité Consultivo de Gobiernos Subnacionales y Biodiversidad del CDB de las Naciones Unidas y otras organizaciones y partes interesadas clave, como ICLEI y Regions4 , para dar a conocer la voz de las ciudades, las regiones y los demás gobiernos subnacionales en la agenda mundial en materia de biodiversidad con vistas a la COP15 del CDB de las NU de 2021 .

Contacto con la prensa:

pressecdr@cor.europa.eu