Pulse aquí para obtener una traducción automática del texto que figura más abajo.
El presidente de los representantes políticos locales y regionales de la UE: «Un brexit con una frontera física tendrá consecuencias muy graves»  

Dirigentes locales y regionales de toda Europa se reunieron en Bruselas para debatir el impacto del brexit en las regiones, ciudades y pueblos de los 27 Estados miembros de la UE. El debate celebrado por el Comité Europeo de las Regiones en Bruselas se centró en las consecuencias sociales, económicas y políticas del brexit para los entes locales y regionales, el futuro de la frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte y sus implicaciones para la ciudadanía. En el intercambio de opiniones, el presidente del Comité se pronunció en contra de la creación de una frontera física y adujo que el brexit no debe en modo alguno poner en peligro la magnitud e importancia de la política de cohesión en el futuro presupuesto de la UE. Por su parte, el vicepresidente primero del Comité pidió que se establecieran nuevas formas de cooperación entre los entes locales y regionales del Reino Unido y de la UE para garantizar que las relaciones continúen después de que el Reino Unido abandone la Unión.

«Una frontera física tendrá consecuencias muy graves»

Karl Heinz-Lambertz , presidente del Comité Europeo de las Regiones la asamblea de la UE de los representantes políticos regionales y locales pronunció estas palabras en el debate que tuvo lugar en el pleno del 30 de noviembre, en el que los presidentes regionales, alcaldes y concejales examinaron los retos específicos y concretos que plantea la perspectiva del brexit. En cuanto a las relaciones entre Reino Unido e Irlanda, asunto que ocupará una posición central en los debates de los líderes nacionales cuando se reúnan en Bruselas los días 14 y 15 de diciembre, el presidente Lambertz afirmó que «la reintroducción de una frontera física tendrá graves consecuencias para las regiones, las ciudades y los ciudadanos, tanto en el Reino Unido como en los 27 Estados miembros de la UE. Desde el comercio hasta el turismo, pasando por la agricultura y las vidas de miles de trabajadores transfronterizos que se desplazan a diario, esta alteración posible de las circunstancias tendrá costes para las regiones y ciudades de ambas partes de este lamentable divorcio. Es preciso encontrar una solución innovadora para mantener el flujo de mercancías y personas –que funciona a plena satisfacción de todos– una vez que el Reino Unido salga de la Unión Europea».

«El brexit no debe menoscabar la política de cohesión de la UE»

El presidente Lambertz se refirió a las repercusiones económicas del brexit en el futuro presupuesto de la UE: «el brexit no debe utilizarse como pretexto para menoscabar el papel de la política de cohesión de la UE, que crea empleo, ofrece formación, invierte en infraestructuras y refuerza los servicios públicos para todos los europeos. Europa necesita seguir invirtiendo en las personas, en sus territorios, en sus regiones y ciudades, y, por ello, hay que seguir asignado a esta política el mismo porcentaje del presupuesto de la UE que hoy en día. Esta es la razón que nos ha impulsado a poner en marcha la campaña #CohesionAlliance, coalición a la que se suman cada vez más responsables políticos locales y regionales, asociaciones territoriales, empresas, organizaciones de la sociedad civil, diputados al Parlamento Europeo y ministros de los respectivos gobiernos, y que reclama una política de cohesión más sólida, eficaz y visible en el futuro de Europa».

Los entes locales y regionales seguirán cooperando mucho después de que el Reino Unido abandone la Unión Europea

La salida prevista del Reino Unido también pone en entredicho las relaciones futuras de las ciudades y regiones de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte con sus homólogas del resto de la Unión Europea. El vicepresidente primero del Comité, Markku Markkula , añadió: «Las autoridades inglesas, escocesas y galesas y las de Irlanda del Norte colaboran estrechamente dentro de la UE hace más de 40 años. El Comité Europeo de las Regiones lamenta que, tras el brexit , esta relación tenga que cambiar. Como institución de la UE, estamos decididos a mantener la cooperación, a través, quizás, de estrategias macrorregionales o de una Agrupación Europea de Cooperación Territorial. Juntos hemos de intentar aliviar las dificultades de la separación y responder a los retos globales comunes que afrontan las regiones y ciudades del siglo XXI , a saber, las dimensiones económica, medioambiental, social y cultural del crecimiento sostenible. Unidos somos más fuertes».

Otros oradores que participaron en el debate con los miembros del Comité fueron la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que abordó el impacto socioeconómico del brexit para las regiones y ciudades; el eurodiputado Brian Hayes (IE/PPE), que lideró la discusión sobre el desafío que plantean las fronteras exteriores; y dos políticos locales elegidos fuera de su país de origen: Guilherme Rosa, ciudadano portugués que en la actualidad es teniente de alcalde del distrito de Lambeth en Londres, y Derek Monks, ciudadano británico concejal de Rojales, en la provincia española de Alicante, que expusieron las complejidades que el brexit supondrá para la ciudadanía europea.

Contacto:

Andrew Gardner

Tel.: +32 473 843 981

andrew.gardner@cor.europa.eu