Las ciudades y regiones, partidarias de la votación por mayoría cualificada ‎ para asuntos fiscales  
El Comité Europeo de las Regiones pide que se ponga fin ‎ a las exenciones fiscales para los carburantes de aviación

En su pleno del 26 de junio, celebrado en Bruselas, el Comité Europeo de las Regiones —la asamblea de la UE de los entes locales y regionales— ha aprobado un dictamen en el que aboga por que la UE pase de la unanimidad a la mayoría cualificada en la toma de decisiones en el ámbito de la fiscalidad. El dictamen, elaborado por el alcalde francés Christophe Rouillon, destaca la necesidad de actuar conjuntamente en materia fiscal para afrontar los retos que plantean no solo el fraude fiscal y el comercio transfronterizo, sino también el cambio climático, cuyo impacto se deja sentir a nivel local.

La globalización, la digitalización y los cambios en el sector de los servicios han provocado una rápida transformación de la economía, asociada a la libre circulación de empresas, capitales y servicios en el mercado único europeo. Los Estados miembros deben actualizar sus normas fiscales de manera coordinada, a fin de garantizar una fiscalidad justa en toda Europa. No obstante, la fiscalidad es la última política a escala de la UE que sigue estando sujeta a la votación por unanimidad, razón por la cual las políticas conjuntas se ven reducidas al mínimo común denominador y los avances resultan demasiado lentos y poco ambiciosos para hacer frente a los retos actuales.

Christophe Rouillon (FR/PSE), alcalde de Coulaines y ponente del Dictamen del CDR « Hacia una toma de decisiones más eficiente y democrática en materia de política fiscal de la UE », apoya la propuesta de la Comisión Europea de pasar de la unanimidad a la mayoría cualificada para la toma de decisiones en materia fiscal: « La fiscalidad no debe convertirse en el eslabón más débil de la integración europea. El voto por unanimidad en asuntos fiscales ha imposibilitado cualquier reforma sustancial, a pesar de los últimos avances tecnológicos, la evolución del mercado y una base imponible más móvil. Los Estados miembros deben comprender que un enfoque europeo conjunto genera más ingresos fiscales y una mayor equidad fiscal que todas las soberanías fiscales nacionales combinadas y las lagunas que abarca este sistema. Y en el dictamen se apoya de manera decidida una política fiscal de la UE más ambiciosa. No obstante, el CDR desea que la fiscalidad medioambiental y, en particular, la fiscalidad en el sector de la aviación, se incluya entre las futuras prioridades que podrían ofrecer un gran potencial para los posibles recursos propios de la UE».

Cada año, los presupuestos públicos de la UE pierden entre 50 000 y 70 000 millones de euros debido a estrategias de elusión fiscal, o entre 160 000 y 190 000 millones de euros si se incluye la pérdida estimada derivada de los acuerdos fiscales individuales de las grandes multinacionales. Una mayor coordinación en materia fiscal no solo ayudaría a intensificar la lucha contra los delitos financieros, la planificación fiscal agresiva y la competencia fiscal desleal, sino que también reduciría los costes administrativos para las empresas que operan a escala transfronteriza, lo que podría suponer para las empresas un ahorro de 15 000 millones de euros anuales.

« Son necesarios esfuerzos conjuntos a nivel europeo y nacional para garantizar una competencia fiscal leal, reducir la carga administrativa de las empresas que operan a escala transfronteriza y proteger los presupuestos públicos de las pérdidas que provoca la evasión fiscal. Solo la recaudación plena y eficaz de los ingresos fiscales permitirá a los entes locales y regionales prestar a los ciudadanos servicios públicos de calidad, sobre todo en educación, salud, vivienda asequible y transporte público », destacó el Sr. Rouillon .

Los miembros del Comité aprueban la propuesta de una introducción escalonada de los nuevos sistemas de votación, empezando por iniciativas que no tengan una incidencia directa en los derechos, bases o tipos impositivos de los Estados miembros, pero que sean necesarias para mejorar la cooperación administrativa y la asistencia mutua en la lucha contra el fraude y la elusión fiscal. El Comité también desea que la primera fase comprenda iniciativas para ayudar a las empresas de la UE a cumplir sus obligaciones fiscales, lo que constituye un reto importante (en particular, para las pymes) cuando se opera a escala transfronteriza.

Dictámenes recientes del CDR sobre asuntos fiscales:

Paquete fiscal justo , octubre de 2018

Fiscalidad de la economía digital , diciembre de 2018

Contacto:

Carmen Schmidle

Tel. +32 (0)494 735787

carmen.schmidle@cor.europa.eu