La UE puede reducir los «viajes a la desesperada» hacia Europa colaborando más con las autoridades locales de los países de África y Oriente Próximo

Información relacionada