Las cinco prioridades políticas del Comité de las Regiones Europeo

El Comité de las Regiones Europeo (CDR) reúne a representantes políticos, democráticamente elegidos, de los niveles de gobierno más cercanos a los ciudadanos, es decir, presidentes regionales, alcaldes y concejales. Esta proximidad a las experiencias y preocupaciones locales, confiere al CDR una posición única en el panorama de la UE, que se ve reflejada en sus prioridades políticas para 2015-2020. Estas prioridades se acordaron de manera unánime y, por primera vez, para todo el mandato quinquenal, en el Pleno de junio de 2015.

1. Un nuevo punto de partida para la economía europea

Para alcanzar su objetivo de un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, la UE debe velar por una participación más estrecha de los entes locales y regionales. La inversión inteligente debe basarse en las necesidades locales, aprovechar las mejores prácticas desarrolladas a nivel local y promover un nuevo espíritu empresarial en toda Europa. En sus esfuerzos por estimular el crecimiento, la UE debe tener en cuenta las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías digitales.

2. La dimensión territorial de la legislación de la UE tiene su importancia

El CDR ayudará, por tanto, a estrechar la brecha entre regiones y ciudades en término de conocimientos, con el fin de reducir la fractura entre zonas urbanas y rurales. Evaluará, asimismo, el impacto de la legislación de la UE sobre el terreno –en particular, en las ciudades– y fomentará la cooperación transfronteriza mediante las agrupaciones europeas de cooperación territorial (AECT). La política de cohesión es uno de los principales instrumentos a disposición de la UE y su uso efectivo es una de las grandes preocupaciones del CDR.

3. Una Europa simplificada y más conectada

El CDR promoverá el papel de los entes locales en la elaboración de las políticas europeas, ayudará a la UE a crear un entorno empresarial más favorable y explicará los beneficios de la Unión a nivel local.

4. Estabilidad y cooperación dentro y fuera de la Unión Europea

A fin de contribuir a un entorno internacional y regional más estable, el CDR ayudará a crear lazos económicos y políticos con los seis países de Europa Oriental y el Sur del Cáucaso que forman parte de la Asociación Oriental de la UE y estudiará qué se puede hacer a escala local para fomentar la cooperación con los países de la cuenca mediterránea. Asimismo, ayudará a posibles futuros miembros de la UE a prepararse para la adhesión.

5. La Europa de los ciudadanos es la Europa del futuro

Es necesario un diálogo más completo y fructífero entre las instituciones de la UE, sus ciudadanos y los entes locales y regionales. El CDR demostrará cómo la UE puede mejorar la vida de las personas y sus comunidades.