Política lingüística

Nuestro objetivo es proporcionarle información en su propia lengua —o en otra que pueda comprender— en función del tipo de información que esté buscando.

Las lenguas oficiales de la UE

Búlgaro, croata, checo, danés, holandés, Inglés, estonio, finlandés, francés, alemán, griego, húngaro, irlandés, italiano, letón, lituano, maltés, polaco, portugués, rumano, eslovaco, esloveno, español y sueco.

Lenguas en las que se publica la información en la página web del Comité de las Regiones

Estructura de navegación de la página web

Se publica en las lenguas oficiales de la UE. 

Información general

Se publica en las lenguas oficiales de la UE siempre que se haya traducido.

Documentos oficiales, documentos de importancia política, información y documentos sobre el pleno

Se publican en todas las lenguas oficiales de la UE. 

Información de carácter urgente o perecedero (noticias, actos, etc.)

No se publica en todas las lenguas. La lengua o lenguas elegida(s) dependerá(n) del destinatario de la información.

Información especializada (información técnica, trabajos en curso, licitaciones)

Se publica sobre todo en lengua inglesa.

Información dirigida a destinatarios nacionales y regionales (Europa en mi región)

Se publica en la lengua del país correspondiente.

Formularios de contacto y respuesta a sus preguntas

Los mensajes se pueden enviar en cualquiera de las lenguas oficiales de la UE y las respuestas se enviarán, en la medida de lo posible, en la misma lengua. Se solicitará una lengua alternativa preferida (inglés, francés o alemán) para garantizar una respuesta rápida.

¿Sorprendido de que haya información que no esté en su lengua?

A quienes visitan nuestra página web les sorprende a veces que haya páginas que no estén en su lengua.

 

En general, las lenguas disponibles en la página web del Comité de las Regiones dependen de los siguientes condicionantes:

importancia (jurídica): los ciudadanos han de tener acceso a todos los documentos oficiales, de modo que este tipo de documentos se traduce a todas las lenguas oficiales. Otros documentos se traducen solo a las lenguas de los destinatarios (por ejemplo, comunicación con autoridades nacionales, organizaciones o particulares);

urgencia: determinados tipos de información deben publicarse con rapidez si se pretende que tengan sentido. Dado que traducir necesita tiempo, preferimos publicar con rapidez las informaciones en las lenguas que comprende el mayor número de europeos en lugar de esperar a que se hayan traducido a todas las lenguas;

coste-eficacia: a fin de ahorrar dinero al contribuyente, cuando se trata de páginas sumamente especializadas que consulta solamente un número relativamente reducido de personas, la preocupación es garantizar que la mayoría pueda comprender la esencia de la información;

condicionantes técnicos: gestionar un sitio web de más de 20 lenguas resulta sumamente complejo y exige cuantiosos recursos humanos y económicos;

traducción: solo disponemos de un número limitado de traductores y de un presupuesto limitado para la traducción (todo ello, con dinero del contribuyente).

Información relacionada